29.10.19
Actividades ASL _ Cursos

Notas para el seminario del jueves “Duro de matar”, por Ángel Faretta

Las relaciones entre mito y política ya fueron muchas y exitosas veces planteadas por diferentes teóricos y filósofos. (Schmitt, y. entre nosotros, Nimio de Anquín y Belisario Tello, por ejemplo. El tema tuvo diferentes concepciones así como resultados, aunque tienen en común un marcado, qué digo, una radical postura antiliberal.

Pero estos libros, como seguramente los míos, fueron, son, y serán leídos por una fatal ¿y necesaria? minoría.

En el momento extremo de la movilización total, donde la neutralidad tiende a cero, y donde ese punto anterior a cero es decisivo, claro, toda representación puede ser absorbida por ese movimiento sin pausa y sin ninguna moral, como lo caracterizara Cameron en Aliens, mediante ese monstruo que mata y se reproduce sin ningún “delirio moral”.

Ya con esto tendríamos que suficiente para comprender cómo el concepto del cine, llegado a su etapa autoconciente, concibiera y diera lugar a un firme y acertado restablecimiento de la relación mito-política. Aunque aquí sería también mejor decir “mitologema”; diferencia que no fue tenida en cuenta por los pensadores políticos argentinos ya mencionados. La hilacha aristotélica-tomista los hizo trastabillar.

Die Hard (Duro de matar) cuyo título significada tanto “duro de matar” o “de morir”, es también expresión inglesa y norteamericana, para “reaccionario”. Y aquí antes que cierto lector/a impaciente salte culo en alto, tenga presente que este término está aquí, como en su origen, expresado en tanto es todo aquel que se opone a la explotación del hombre por la máquina y sus consecuencias infernales. 

Reaccionarios tempranos fueron los primeros ambientalistas, por ejemplo, y todos aquellos que se oponían tempranamente a la tecnificación de todo lo humano.

Recuerden queridos lectores que lo que hoy se llama “populismo”, “populista” y demás, es visto desde el liberalismo como cosas y modos políticos y filosóficos reaccionarios. Todo esto fue antes del marxismo, que fatalmente -me refiero a Marx- tuvo que apoyar la revolución burguesa como algo históricamente “positivo”, porque detrás venían pisándole los talones los pensadores anarquistas. Así Proudhon, Bakunin, Kropotkin, y sobre todo a quien más temía enfrentar, tal vez por ser alemán y hablar el mismo idioma: el hoy algo olvidado Max Stirner y su tesis expuesta en “El único y su propiedad”. 

Así esta relación de reacción se trastrocó hasta el día de hoy; y es una vez más el concepto del cine quien, al rastrear su origen mitopoético, es decir simbólico, la cifra a la perfección.

Así el capitalismo global es simbolizado por esa torre de Babel, pero una babel inacabada, que intenta escalar los cielos, pero ya no como la añorada revolución proletaria, cual Prometeo, sino la voracidad total –como la de los Aliens– del capitalismo global,

Esa insensatez crece en paralelo con la fiesta por excelencia de la cristiandad. Navidad. Donde se intenta reemplazar al nacimiento, es de decir un comienzo, un punto alfa, el Origen, por una meta sinfín y sin omega, y por eso es que ese Origen se tacha en medio y por medio de una parodia.

Por ello y para rescatar a lo sagrado (“Holly”) debe escalarse esa torre “cuya sola arquitectura es malvada”, como dijo Chesterton alguna vez.

Porque McClane es alguien que conoce bien a los clásicos. Pero que a diferencia de Hans Gruber, y “sus beneficios de una educación clásica”, conoce otros clásicos. 

El cine. Donde se conserva, por “reacción”, la verdadera cultura, y no esa otra que sirve como mera decoración y decorado para ocultar esa infernal codicia babélica que crece “sin ningún delirio moral”.

© Ángel Faretta, 2019

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una respuesta a “Notas para el seminario del jueves “Duro de matar”, por Ángel Faretta”

  1. Lucas Manuel Rodríguez dice:

    ¡Excelente! No puedo esperar a mañana. Otro complemento a tener encuenta sería el episodio sobre Duro de Matar en Cómo robar el podcast, con Faretta como inivitado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.