20.12.18
Balance _ Top Ten

Balance cine 2018 – Redactores de A SALA LLENA

Crítico Cítrico

En un año decadente para el cine, donde el mainstream norteamericano pareció estar más preocupado en lavar culpas y dar mensajes que en contar historias y proponer ideas, el refugio del cine estuvo en Asia, Europa y en algunas producciones de Estados Unidos de bajo y mediano presupuesto, que supieron infiltrarse. En este triste contexto, se lamentan en demasía los traspiés de la triple C (Chazelle, Coen y Cuarón).

  1. Burning (Lee Chang Dong)
  2. Ready Player One (Steven Spielberg)
  3. Cold War (Pawel Pawlikowski)
  4. Los Knacks (Gabriel Nesci, Mariano Nesci)
  5. El otro lado del viento (Orson Welles)
  6. Can You Ever Forgive Me? (Marielle Heller)
  7. Pesadilla en el infierno (Incident in a Ghostland, Pascal Laugier)
  8. Un pequeño favor (A Simple Favor, Paul Feig)
  9. Shoplifters (Hirokazu Kore-eda)
  10. Inuyashiki (Shinsuke Sato)

 

Soledad Bianchi

Lo mismo que me hizo dejar fuera a Roma de mi top 10 no me impidió la elección de Lazzaro Felice como mejor película de 2018: su estreno en Netflix. Mientras que en la primera se advierte una pérdida de intensidad visual, la otra mantiene su esencia más allá del tamaño de la pantalla. Estamos ante la enorme riqueza del cine italiano de antaño, condensado en una fábula folklórica cargada de símbolos y metáforas, pero con espíritu propio. De una belleza notable, combina el neorrealismo clásico con el relato fantástico. Obra de arte pura y sincera. Otras destacadas del 2018: El ángel, Lucky, Custodia Compartida. Mención especial:  Al otro lado del viento.

  1. Lazzaro Felice (Alice Rohrwacher)
  2. El hilo fantasma (Paul Thomas Anderson)
  3. Burning (Lee Chang-Dong)
  4. Cold War (Pawel Pawlikowski)
  5. El proyecto Florida (Sean Baker)
  6. First Reformed (Paul Schrader)
  7. Una mujer fantástica (Sebastián Lelio)
  8. Tres anuncios por un crimen (Martin McDonagh)
  9. The post (Steven Spielberg)
  10. Verano 1993 (Carla Simón)

 

Juan Manuel Branda

Tomando ciertos preceptos hitchcockianos, Burning de Lee Chang Dong es un prolijísimo -y atípico- relato sobre los celos, las vicisitudes amorosas y una interesantísima mirada sobre lo occidental vs. lo oriental. Posee, además, grandes momentos de belleza que trascienden lo meramente estético para convertirse en pilares simbólicos de un film muy bien estructurado.

  1. Burning (Lee Chang-Dong)
  2. Misión: Imposible – Repercusión (Christopher McQuarrie)
  3. Cold war (Pawel Pawlikowski)
  4. Los Knacks (Gabriel Nesci, Mariano Nesci)
  5. 15:17 tren a París (Clint Eastwood)
  6. Ready Player One (Steven Spielberg)
  7. Yo Tonya (Craig Gillespie)
  8. Skate Kitchen (Crystal Moselle)
  9. Can You Ever Forgive Me? (Marielle Heller)
  10. ¡Te atrapé! (Tag) (Jeff Tomsic)

 

Santiago Buonasena

  1. El primer hombre en la luna (Damien Chazelle)
  2. Ready Player One (Steven Spielberg)
  3. El proyecto Florida (Sean Baker)
  4. Familia Sumergida (María Alché)
  5. El otro lado del viento (Orson Welles)
  6. El Infiltrado del KKKlan (Spike Lee)
  7. El hilo fantasma (Paul Thomas Anderson)
  8. Misión: Imposible – Repercusión (Christopher McQuarrie)
  9. Llámame por tu nombre (Luca Guadagnino)
  10. Avengers: Infinity War (Anthony Russo, Joe Russo)

 

Joaquín Chazarreta

Decidir el primer puesto del top anual es una tarea que siempre me demanda varias idas y vueltas. Este año, gracias a la película más reciente de PTA, no fue así. En ella podrán apreciar el talento de un realizador que, en plena forma y a la manera de su obsesivo protagonista, orquesta su creación con tal grado de meticulosidad que el resultado no es otro que un film perfecto. Posiblemente, el mejor de su carrera. Sin dudas, el mejor del año.

  1. El hilo fantasma (Paul Thomas Anderson)
  2. Halloween (David Gordon Green)
  3. La forma del agua (Guillermo del Toro)
  4. Ready Player One (Steven Spielberg)
  5. Isla de perros, Wes Anderson
  6. Mandy (Panos Cosmatos)
  7. Lucky (John Carroll Lynch)
  8. Misión: Imposible – Repercusión (Christopher McQuarrie)
  9. The Post (Steven Spielberg)
  10. El otro lado del viento (Orson Welles)

 

Jose Luis De Lorenzo

Recién al volcar estos títulos sobre una hoja en blanco, y no tanto antes, puedo pensar en el cine que se hace hoy y, en contraposición, el que nos/me gusta ver. Sin duda continúan prevaleciendo cuestiones como qué géneros se mantienen vigentes, quiénes representan hoy el Clasicismo o quiénes intentan (siendo autoconscientes) desafiar el pasado. Dada esta coyuntura, mi elección se define por la labor anacrónica del artesano que maniobra una marioneta, una cámara, un registro y un timing. The Happytime Murders tiene noir, comedia guaranga y mucho más, y por ello se convirtió instantáneamente en uno de esos films que quiero volver a ver una y otra vez.

  1. ¿Quién mató a los Puppets? (The Happytime Murders, Brian Henson)
  2. 15:17 tren a Paris (Clint Eastwood)
  3. Mid90s (Jonah Hill)
  4. Lazzaro Felice (Alice Rohrwacher)
  5. Pájaros de Verano (Ciro Guerra)
  6. Cold War (Pawel Pawlikowski)
  7. Private Life (Tamara Jenkins)
  8. Amor de vinilo (Juliet, Naked, Jesse Peretz)
  9. Un amor inseparable (The Big Sick, Michael Showalter)
  10. Misión: Imposible – Repercusión (Christopher McQuarrie)

 

Eduardo Elechiguerra

¿Es mejor hablar o morir?, leen en un momento de la película. Probablemente por esto no medie palabra alguna en la despedida entre Elio y Oliver. Hay una muerte apenas intuida en el llanto silencioso de Elio y del cual su madre es cómplice. Bastan las miradas y los rodeos entre eludirse y detallar las cadencias entre ambos. Basta, a fin de cuentas, saberse tan amado que abandonamos nuestro nombre y adquirimos el nombre del amante sin siquiera sospecharlo.

  1. Llámame por tu nombre (Luca Guadagnino)
  2. Teatro de Guerra (Lola Arias)
  3. El silencio es un cuerpo que cae (Agustina Comedi)
  4. Roma (Alfonso Cuarón)
  5. Jours de France (Jérôme Reybaud)
  6. Trilogía del Lago Helado (Lluvias, El Estanque y Sol en un Patio Vacío, Gustavo Fontán)
  7. Cold War (Pawel Pawlikowski)
  8. Las incertidumbres de los confines (Julien Sallé)
  9. Wiñaypacha (Oscar Catacora)
  10. Sashishi Deda (Ana Urushadze)

 

Fredy Friedlander

El infiltrado del Kkklan: notable regreso de Spike Lee a su mejor nivel. Un tema tan delicado como el racismo y su máxima expresión en los Estados Unidos (KKK) es tratado en tono de comedia, lo que representa un gran desafío que Spike Lee logra superar.

  1. El Infiltrado del Kkklan (Spike Lee)
  2. Cold War (Pawel Pawlikowski)
  3. Lazzaro Felice (Alice Rohrwacher)
  4. Nuestra hermana menor (Umimachi Diary) (Hirokazu Kore-eda)
  5. Tres anuncios para un crimen (Martin McDonagh)
  6. Visages Villages (Agnes Varda)
  7. Roma (Alfonso Cuarón)
  8. El reencuentro (Last Flag Flying) (Richard Linklater)
  9. Mi obra maestra (Gastón Duprat)
  10. Amigos por la vida (Francesco Bruni)

 

Juan Francisco Gacitúa

Visages villages (Agnès Varda, JR)

Es cierto que hay un desencuentro triste cerca del final, y también que el resto de la película es pura alegría, pero el final final (con el plano de los directores mirando el lago y una música melancólica) me anuda la garganta desde la primera vez que lo vi. Necesito sentarme a mirarlo por horas, y pensar en muchas cosas. Buen 2019 a todos.

Unas preguntas (Kristina Konrad)

La reina del miedo (Valeria Bertuccelli, Fabiana Tiscornia)

Mochila de plomo (Darío Mascambroni)

Casa del teatro (Hernán Rosselli)

Teatro de guerra (Lola Arias)

Terra franca (Leonor Teles)

El ángel (Luis Ortega)

Julia y el zorro (Inés María Barrionuevo)

Te quiero tanto que no sé (Lautaro García Candela)

 

Damián Hoffman 

Una nueva perspectiva sobre la última dictadura militar en el país, con énfasis en la complicidad civil. Original, explícita e incómoda, y con una atípica estética que recuerda al cine argentino de los ’70.

  1. Rojo (Benjamín Naishtat)
  2. 120 pulsaciones por minuto (Robin Campillo)
  3. Ready Player One (Steven Spielberg)
  4. Apuesta maestra (Aaron Sorkin)
  5. Cold War (Pawel Pawlikowski)
  6. Llámame por tu nombre (Luca Guadagnino)
  7. Paddington 2 (Paul King)
  8. Tully (Jason Reitman)
  9. Visages Villages (Jr y Agnés Vardá)
  10. El primer hombre en la luna (Damien Chazelle)

 

Roger Koza

No faltará quien piense que ha sido otro año mediocre en materia cinematográfica, una cantinela revestida de rigor que suele fundamentar textos diversos, entre otros, las listas de fin de año. Pienso en los últimos filmes de Claire Denis, Radu Jude, Roberto Minervini, Jean-Luc Godard, Clint Eastwood, Wang Bing, y ese espíritu de resentimiento que suele predominar en colegas convencidos de la catástrofe resulta tan caprichoso como reduccionista. Este año debe prodigar unos cincuenta títulos relevantes.

En una publicación reciente, leí una declaración venenosa y desacertada de otro colega sobre la connivencia de la crítica y las películas argentinas. Razonaba, con un habitual sentimiento de desdén y por ende de superioridad intelectual, que solamente la amistad o conveniencia mutua entre un cineasta o la industria y el crítico podrían llevar a este último a creer que hay solamente un puñado de películas argentinas estrenadas en un año que merecen el elogio como títulos excluyentes entre todos los otros. Detrás de ese pronunciamiento existe algo muy propio entre nosotros: un sentimiento de desconfianza a cualquier atisbo de nacionalismo. Yo no siento ningún tipo de afición a la patria concebida como una sustancia que me define en lo más íntimo, lo que no significa que no reflexione sobre la soberanía política de un país, sus tradiciones culturales complejas, la pertenencia lingüística y la fuerza histórica colectiva que ha dejado huellas en mi memoria. Por eso, también, me importa seguir lo que sucede en el cine argentino, una de las cinematografías más diversas y ricas de nuestro tiempo.

Digo esto porque elegiré diez películas argentinas, solamente para equilibrar esa desafortunada declaración de ese colega que representa muy bien una tendencia reaccionaria de la crítica argentina. Al decir reaccionario, quiero aclarar, no le adjudico a ese término ningún tipo de valencia negativa; lejos estoy de pensar esa caracterización como un insulto civilizado. Es una posición frente a las cosas, y quienes así se sienten deberían poder decirlo sin peros. Yo no tengo problema alguno de ser caracterizado como progresista, término que, en la actualidad y en muchísimos contextos, equivale a tener lepra.

No quiero dejar de mencionar el estreno más importante que he visto este año: El libro de imagen, un film que también recibió rechazos diversos, a menudo con pocos argumentos que trabajen sobre el interior del film. Creo que la película de Godard permite comprender las mutaciones del cine en su edad digital. Por fuera del circuito de estrenos, para mí la otra película del año es Dead Souls, de Wang Bing, vista en dos festivales del país: primero en el Doc Buenos Aires y después en el Festival de Mar del Plata. A mi juicio, ese film reviste la importancia que tuvo en su momento Shoah, de Lanzmann. El cine toca la vida y la muerte, y trastoca al hombre y a la mujer que confían aún en este arte como un modo de conocer y estar en el mundo.

Dicho esto, y sin distinguir entre estrenos y películas vistas en festivales, paso a mencionar en orden de prioridad las que considero que son las películas del año.

La flor (Mariano Llinás)

Buenos Aires al Pacífico (Mariano Donoso)

Corsario (Raúl Perrone)

Mujer nómade (Martín Farina) – Las hijas del fuego (Albertina Carri)

Familia sumergida (María Alché)

Introduzione all’ oscuro (Gastón Solnicki)

El silencio es un cuerpo que cae (Agustina Comedi)

El Ángel (Luis Ortega)

Construcciones (Fernando Restelli)

El motoarrebatador (Agustín Toscano)

 

Tomás Maito

Obra maestra. Esta obra póstuma de Orson Welles es realmente maravillosa, una película maldita que al fin pudo ser estrenada y vista gracias a Netflix. Este film es puro CINE, de aquel que ya no se ve más, donde el arte predomina por sobre todos los aspectos y cada plano es de una belleza pictórica sin igual. Sin dudas, lo mejor del año.

  1. El otro lado del viento (Orson Welles)
  2. Lady Bird (Greta Gerwig)
  3. Lucky (John Carroll Lynch)
  4. El Infiltrado del Kkklan (Spike Lee)
  5. El ángel (Luis Ortega)
  6. Lazzaro Felice (Alice Rohrwacher)
  7. El hilo fantasma (Paul Thomas Anderson)
  8. El proyecto Florida (Sean Baker)
  9. Detroit (Kathryn Bigelow)
  10. Isla de perros (Wes Anderson)

 

Juan Pablo Martínez

Se habló muy poco de esta película: tuvo un estreno bastante fugaz en EE.UU. en agosto con críticas más bien tibias de los medios más importantes (los sitios especializados en cine de terror fueron más benévolos, pero hasta ahí) y cuando apareció online no causó nada de revuelo, algo extraño si tenemos en cuenta que el guionista de esta película no es otro que S. Craig Zahler, una de las grandes esperanzas del cine de género actual. O sea, la película de los suecos Laguna y Wiklund es una de las “tapadas” del año, lo cual debería revertirse ya mismo porque es una fiesta: generosa en muertes (todas ellas dentro de la vertiente “creativa” y filmadas con maestría), con unas criaturas bellísimas, muchísimo gore, una profusión de desnudos que ya se extrañaba dentro del género, un elenco espectacular (por ahí desfilan Udo Kier, Barbara Crampton, Michael Paré, Charlyne Yi y el gran Thomas Lennon en un ídem protagónico), un humor deadpan de timing impecable y esos diálogos rarísimos a los que Zahler ya nos tiene acostumbrados. Encima tiene una banda de sonido a cargo de Fabio Frizzi, el legendario músico de las películas de Lucio Fulci.

  1. Puppet Master: The Littlest Reich (Sonny Laguna, Tommy Wiklund)
  2. El legado del diablo (Ari Aster)
  3. Misión: Imposible – Repercusión (Christopher McQuarrie)
  4. El libro de imagen (Jean-Luc Godard)
  5. Las hijas del fuego (Albertina Carri)
  6. 15:17 Tren a París (Clint Eastwood)
  7. Bodied (Joseph Kahn)
  8. Te quiero tanto que no sé (Lautaro García Candela)
  9. Under the Silver Lake (David Robert Mitchell)
  10. La reina del miedo (Valeria Bertuccelli, Fabiana Tiscornia)

 

Diego Maté

En esta lista no hay un orden: todas las elegidas están en pie de igualdad. Si pongo primero a Misión Imposible 6 es solo para poder decir que lo último de McQuarrie muestra que el cine americano, con sus vaivenes, con sus altos y bajos, sigue siendo la mejor factoría cinematográfica del planeta, la que condensa con mayor inteligencia la herencia del clasicismo con las posibilidades del digital, que sus películas nos recuerdan como pocas la vitalidad de la experiencia de la sala; que, contra los prejuicios del snobismo, hay historias (como la de Ethan Hunt) que solo pueden contarse así, con persecuciones espectaculares, tiroteos imposibles y proezas físicas.

 

Misión: Imposible – Repercusión (Christopher McQuarrie)

The Post (Steven Spielberg)

Amantes por un día (Philippe Garrel)

Avengers: Infinity War (Anthony Russo, Joe Russo)

Isla de perros (Wes Anderson)

El azote (José Campusano)

Transit (Christian Petzold)

Vendrán lluvias suaves (Iván Fund)

Esto no es un golpe (Sergio Wolf)

Llámame por tu nombre (Luca Guadagnino)

 

Aldo Montaño

El infiltrado del Kkklan (Spike Lee)

La vendedora de fósforos (Alejo Moguillansky)

El proyecto Florida (Sean Baker)

La forma del agua (Guillermo Del Toro)

No intenso agora (João Moreira Salles)

El motoarrebatador (Agustín Toscano)

Misión: Imposible – Repercusión (Christopher McQuarrie)

Llámame por tu nombre (Luca Guadagnino)

El legado del diablo (Ari Aster)

No te preocupes, no irá lejos (Gus Van Sant)

 

Mariano Morita

Downsizing se va corriendo de su eje a medida que avanza y de forma deliberada (aunque sea, en apariencia, caótica). La fantasía despolitizada que propone desde el principio se va torciendo con el peso de un relato que reemplaza esa pretensión racional con la verdadera y simple empatía, cuyas consecuencias son siempre más difíciles de afrontar. Es la mejor película del año porque, entre otras cosas, sabe a qué publico buscar, lo encuentra, lo lleva al cine y le enseña sin insultarlo. Es noble.

  1. Pequeña gran vida (Downsizing, Alexander Payne)
  2. Un lugar en silencio (John Krasinski)
  3. Mochila de plomo (Darío Mascambroni)
  4. 15:17 Tren a Paris (Clint Eastwood)
  5. Grass (Hong Sang-soo)
  6. Misión: Imposible – Repercusión (Christopher McQuarrie)
  7. Upgrade (Leigh Whannell)
  8. The Night Eats the World (Dominique Rocher)
  9. The Clovehitch Killer (Duncan Skiles)
  10. Bodied (Joseph Kahn)

 

Daniel Nuñez

Hacer una lista anual nunca resulta fácil para quien ve el cine como un espacio sacro. Entre grandes obras, algunas imperfectas pero de enorme corazón se encuentran esas pequeñas sorpresas sin lugar en nuestras salas: hablo de la poderosa y desgarradora Bomb City y la encantadora Skate Kitchen, dos inmensas obras sobre tribus (una de punks, la otra de skaters) en conflicto con la vida y el mundo.

  1. Ready Player One (Steven Spielberg)
  2. 15:17 Tren a Paris (Clint Eastwood)
  3. Un lugar en silencio (Johan Krasinsky)
  4. Rascacielos (Rawson Marshall Thurber)
  5. Bomb City (Jamie Brooks)
  6. El motoarrebatador (Agustín Toscano)
  7. Skate Kitchen (Crystal Moselle)
  8. Yo Tonya (Craig Gillespie)
  9. El proyecto Florida (Sean Baker)
  10. Jeepers Creepers 3 (Victor Salva)

 

Matías Orta

El regreso de Alfonso Cuarón, y con una película como Roma, resalta como uno de los acontecimientos cinematográficos de 2018. Un año que, en materia de cine, también trajo a más nombres consagrados, mostró la consolidación de talentos que vienen trabajando desde hace años y presentó óperas primas de cineastas promisorios.

  1. Roma (Alfonso Cuarón)
  2. Coco (Lee Unkrich)
  3. Llámame por tu nombre (Luca Guadagnino)
  4. Nace una estrella (Bradley Cooper)
  5. El ángel (Luis Ortega)
  6. The Post (Steven Spielberg)
  7. Yo niña (Natural Arpajou)
  8. Aterrados (Demián Rugna)
  9. Mandy (Panos Cosmatos)
  10. Isla de perros (Wes Anderson)

 

Guido Pellegrini

Hay poco cine sobre lo verdaderamente extraterrestre, que explore lo desconocido e inhumano más allá de la presencia de bichos animatrónicos o efectos especiales. Entre los ejemplos más destacables, están Alien de Ridley Scott y Stalker de Andrei Tarkovski. Y ahora podríamos sumar a la nueva película de Alex Garland, un viaje al centro de un lugar -una zona que remite, transparentemente, al clásico de Tarkovski- tan familiar como extraño, donde lo terrestre (plantas, formas humanas, animales) es reconfigurado como en una suerte de Photoshop infernal. 

  1. Aniquilación (Alex Garland)
  2. No intenso agora (João Moreira Salles)
  3. Las hijas del fuego (Albertina Carri)
  4. Coco (Lee Unkrich, Adrian Molina)
  5. La región salvaje (Amat Escalante)
  6. Isla de perros (Wes Anderson)
  7. Un lugar en silencio (John Krasinski)
  8. Nuestra hermana menor (Hirokazu Koreeda)
  9. Pantera negra (Ryan Coogler)
  10. El ángel (Luis Ortega)

 

Jaime Pena

1, ex aequo: La flor (Mariano Llinás) y El libro de imagen (Jean-Luc Godard)

3-10, orden alfabético: Arboretum Cycle (Nathaniel Dorsky), Entre dos aguas (Isaki Lacuesta), High Life (Claire Denis), L Cohen (James Benning), El otro lado del viento (“Orson Welles”), Transit (Christian Petzold), El árbol de la vida (Terrence Malick, versión extendida 2018)

Las dos películas del año, La flor y El libro de imagen son dos películas opuestas y por eso mismo creo que complementarias. Dos películas que beben de la historia del cine y que conforman sendos discursos frankensteinianos; un elogio de las posibilidades ficcionales del cine, en un caso, y una reflexión sobre el sentido y utilidad de las imágenes en pleno siglo veintiuno, en el otro.

 

Carlos Federico Rey

  1. Amor de vinilo (Juliet, Naked, Jesse Peretz)
  2. The Post (Steven Spielberg)
  3. 15:17 tren a Paris (Clint Eastwood)
  4. Ready Player One (Steven Spielberg)
  5. Misión: Imposible – Repercusión (Christopher McQuarrie)
  6. Coco (Lee Unkrich, Adrian Molina)
  7. Pequeña gran vida (Downsizing, Alexander Payne)
  8. Grass (Hong Sang-soo)
  9. Un lugar en silencio (John Krasinski)
  10. Un amor inseparable (The Big Sick, Michael Showalter)

 

Sebastián Rosal

Casi 500 minutos, poco más de ocho horas. Ese es el tiempo que utiliza Wang Bing para desplegar, sin prisa pero sin pausa emotiva, utilizando solo los propios testimonios, la tragedia de aquellos disidentes que fueron “reeducados” en los campos de concentración que el régimen de Mao Tse Tung implementó en pleno desierto a fines de los 50. Wang Bing es el más importante de los directores de este aun joven siglo, no solo por haber sido el primero en entender, como nadie, las posibilidades del digital. Como Ford con los Estados Unidos, el chino registra los cambios en la Historia de su país sin perder de vista que en ningún lugar se cifran tanto como en las historias de aquellos olvidados que la habitan. 

Dead Souls (Wang Bing)

 

Resto del top ten (sin distinción de lugar):

L. Cohen (James Benning)

Braguino (Clement Cogitore)

An Elephant Sitting Still (Hu Bo)

Drift (Helena Wittmann)

La película infinita (Leandro Listorti)

The Waldheim Waltz (Ruth Beckermann)

Strange Colours (Alena Lodkina)

What the Wind Took Away (Helin Celil/Martin Klingenböck)

Survival in Neukölln (Rosa von Praunheim)

 

Juan Pablo Semino

Otro año que se va, otra lista para armar. Una tradición de la cinefilia es el armado de listas. Las mejores del año, de la década, de la historia,  de tal género o de otro, de X región geográfica. Se ha dicho acertadamente que las películas no compiten entre sí,  pero no hay que ser tan estrictos. También debe haber tiempo para la diversión.

Celebro la decisión de los editores de permitir que el top ten pueda conformarse no solo con estrenos en salas comerciales sino también con películas vistas en festivales o vía streaming u otros medios. Limitar una evaluación a los estrenos en salas es reducir el panorama cinematográfico anual de una manera que ya no tiene sentido en los tiempos que corren.

Teniendo en cuenta esto, sinceramente no puedo suscribir a esa idea de que el cine esta muerto o al menos estancado. Este top ten pretende humildemente postular todo lo contrario: el cine esta vivo, en plena forma, y las grandes películas están ahí, solo que quizás hay que buscarlas un poco mas y no siempre se encuentran en las salas de estrenos de los jueves. La inquietud y la curiosidad, a fin de cuentas, deben ser características del cinéfilo.

Dicho esto, va el top 10, que tranquilamente podría ser top 20. Tenemos un musical filipino a capela y en blanco y negro; un musical metalero y medieval sobre una figura histórica femenina, quizás la primera feminista; la sexta parte de una saga con el final más delicado y romántico de todos; una cruza rumana de documental y ficción con debate político explosivo; una remake no declarada de Casablanca que transcurre en la Marsella actual con el hermano no reconocido de Joaquin Phoenix como protagonista; la ultima ganadora del Oscar a cargo de un director que lleva lo fantástico en el alma; un drama histórico sobre periodistas dirigido con una pericia propia del heredero directo de Ford; una aventura animada sobre la búsqueda del padre para llorar a mares, codirigida por el director de esa obra maestra indiscutible que es Toy Story 3; un drama rumano en torno a lo peor que le puede suceder a una familia y una de las últimas películas del maestro coreano, aquel que mejor filma las relaciones humanas en todo el mundo.

 Con todo esto, ¿quién puede decir que el cine está muerto o en decadencia? Imposible,  el cine está más vivo que nunca, solo hay que estar atento y buscar lo que vale la pena.

(sin orden de prioridad):

  1. Season of the Devil  (Lav Diaz)
  2. Jeannette: la infancia de Juana de Arco (Bruno Dumont)
  3. Mission Imposible : Repercusión (Christopher McQuarrie)
  4. I Do Not care if We Go Down in History as Barbarians (Radu Jude)
  5. Transit  (Christian Petzold)
  6. Grass  (Hong Sang Soo)
  7. The Post (Steven Spielberg)
  8. La forma del agua (Guillermo del Toro)
  9. La desaparición (Pororoca, Constantin Popescu)
  10. Coco (Lee Unkrich y Adrian Molina)

 

Pedro Seva

Ese héroe vacío, activado ante la presencia de su doble oscuro, se ha vuelto inviable. Ya no hay lugar para Willy Munny. Tampoco hay lugar para esos héroes cansados, crepusculares y foráneos a los sistemas de relaciones que sus films ilustran. Ya no hay lugar para “Butch” Haynes ni para Walt Kowalski. Ni mucho menos para esos héroes caídos, accidentados e inservibles como lo fueran Ben Schokley o Luther Whitney (e incluso el avatar mundano de Bronco Billy). Solo permanece una materia vaga de lo que estos fueron, y de lo que los viejos héroes instauraron. Pero pese a su marginalidad, pese a su lumpenaje, estos héroes idiotas recorren toda su vida solo para vivir unos exiguos minutos. En vez de espada empuñan un selfie stick, en vez de atesorar lo que les es propio, olvidan sus pertenencias en poblados anónimos, y en vez de proteger su tierra, su familia y valores, abandonan todo en la frivolidad. Los viejos héroes parecen haberse perdido, ya no existen ni se representan, solo puede filmarse ese espíritu heroico maniatado y sesgado, escondido en la historia real. Últimamente Clint Eastwood solo puede apelar al sustento ofrecido por la realidad, siendo consciente, a su vez, de que esta materia prima tiende a la extrema vacuidad, salvo por unos milagrosos minutos. Clint Eastwood, ante todo, está desesperado. 

  1. 15:17 Tren a Paris (Clint Eastwood)
  2. The Devil and Father Amorth (Willam Friedkin)
  3. Misión: imposible – Repercusión (Christopher McQuarrie)
  4. Lazzaro Felice (Alice Rohrwacher)
  5. Burning (Lee Chang-Dong) 
  6. Cold War (Paweł Pawlikowski) 
  7. El pasajero (Jaume Collet-Serra) 
  8. El justiciero 2 (Antoine Fuqua) 
  9. Skate Kitchen (Crystal Moselle) 
  10. Todo el año es Navidad (Nestor Frenkel) 

 

Griselda Soriano

Esta lista no es, estrictamente, un top ten, sino una selección un poco arbitraria de películas que fueron relevantes para mí por los motivos más diversos. De entre todas ellas, elijo El otro lado del viento, arbitrariamente también: porque nunca pensamos que íbamos a vivir un estreno de Orson Welles y porque pocas cosas me conmovieron tanto este año en una pantalla como la historia de amor entre Bogdanovich y Welles que late debajo de la película.

En orden alfabético:

As boas maneiras (Juliana Rojas, Marco Dutra)

Buenos Aires al Pacífico (Mariano Donoso)

Funeral Parade of Roses (Toshio Matsumoto)

In Fabric (Peter Strickland)

El ángel (Luis Ortega)

El libro de imagen (Jean-Luc Godard)

El silencio es un cuerpo que cae (Agustina Comedi)

Las hijas del fuego (Albertina Carri)

El proyecto Florida (Sean Baker)

El otro lado del viento (Orson Welles)

 

José Tripodero

Elijo esta película por sobre cualquier otra del 2018, en especial por tratarse de un riesgo asumido por Paul Thomas Anderson al abordar el género del melodrama con un preciosismo particular, tanto en lo formal como en lo temático. También valoro como riesgo que haya hecho una película de interiores con tres personajes y que al mismo tiempo la fotografía, el sonido y las situaciones dramáticas tengan un valor cinematográfico superior a la media actual.

  1. El hilo fantasma (Paul Thomas Anderson)
  2. El proyecto Florida (Sean Baker)
  3. Familia sumergida (María Alche)
  4. Misión: imposible – Repercusión (Christopher McQuarrie)
  5. Unsane (Steven Soderbergh)
  6. Isla de perros (Wes Anderson)
  7. Rojo (Benjamín Naishtat)
  8. American animals (Bart Layton)
  9. You were never really here (Lynne Ramsay)
  10. What keeps you alive (Colin Minihan)

 

Alejandro Turdó

La película de Cuarón puede parecer inicialmente un continuum de momentos cotidianos, pero conforme avanzan las secuencias vamos descubriendo el mundo interior de una familia en plena deconstrucción, a través de las vivencias de un personaje lleno de particularidades. Esto, sumado a la belleza estética con que el director compone cada plano, la vuelven una obra con una riqueza y una profundidad que se palpan fotograma a fotograma. Una historia sobre cómo elegimos transitar nuestros vínculos con los demás, y sobre cómo somos resignificados por los demás.

  1. Roma (Alfonso Cuarón)
  2. El ángel (Luis Ortega)
  3. Private Life (Tamara Jenkins)
  4. El infiltrado del Kkklan (Spike Lee)
  5. Un lugar en silencio (John Krasinsky)
  6. El legado del diablo (Ari Aster)
  7. Bohemian Rhapsody (Bryan Singer)
  8. Yo, Sandro (Miguel Mato)
  9. Misión: imposible – Repercusión (Christopher McQuarrie)
  10. Jóvenes Titanes en acción: La película (Aaron Horvath, Peter Rida Michail)

 

Luis Zas

Es difícil sacar un balance del año con aspiraciones de totalidad por lo limitado del visionado personal en un mundo que produce una enorme cantidad de películas, por lo tanto se impone abandonar toda grandilocuencia y cualquier actitud “iluminada”:

  1. The Green Fog (Guy Maddin): genial interpretación -del irreverente director Guy Maddin- de Vértigo (el clásico film del fabuloso Alfred Hitchcock) compuesta con metrajes de viejos films y series de tv.
  2. Skate Kitchen (Crystal Moselle): una película tan joven y fresca como sus intérpretes, que trabaja un registro simple y espontáneo de la vida de unas chicas skaters en Nueva York.
  3. 24 Frames (Abbas Kiarostami): un legado luminoso del gran director Iraní. Todavía sigo aprendiendo de ella…
  4. Roma (Alfonso Cuarón): un fresco de los convulsionados 70’ (¿alguna época no lo es?) en el distrito federal de México a través de los ojos de la doméstica oaxaqueña de la familia del mismo director. Su mejor film.
  5. The Guilty (Gustav Möller): opera prima del danés Gustav Möller, thriller opresivo realizado en un falso blanco y negro. Es candidata al Oscar en lengua extranjera. Formalmente perfecta.
  6. Introduzione all’ Oscuro (Gustavo Solnicki): un réquiem para Hans Hurch, director de la Viennale. Solnicki maneja un registro muy ligado a la música ya que sus films están estructurados por partituras y no por guiones.
  7. El otro lado del viento (Orson Welles): legado inconcluso del gran director que practica en clave psicodélica una ironía y un escepticismo sobre lo que supone hacer cine. Otro gran aprendizaje.
  8. Un lugar en silencio (John Krasinsky): terror y ciencia ficción combinadas de forma original y simple. Hallazgo.
  9. Shoplifters (Hirokazu Kore-eda); con elementos que recuerdan las liricas pinceladas sociales del cine italiano y francés de los 60’, una familia lumpen y disfuncional ligada desde el amor.
  10. El primero hombre en la luna (Damien Chazelle): este director sigue demostrando que puede manejar todos los registros de forma impecable. Biopic austera y enigmática del primer hombre en pisar la luna, Neil Armstrong.

 

Lista de los mejores films según el staff de A SALA LLENA:

13 votos

Misión: Imposible – Repercusión (Christopher McQuarrie)

8 votos

Cold War (Pawel Pawlikowski)

7 votos

15:17 tren a Paris (Clint Eastwood)

El ángel (Luis Ortega)

El otro lado del viento (Orson Welles)

El proyecto Florida (Sean Baker)

Ready Player One (Steven Spielberg)

6 votos

El Infiltrado del Kkklan (Spike Lee)

Isla de perros, Wes Anderson

Llámame por tu nombre (Luca Guadagnino)

The post (Steven Spielberg)

Un lugar en silencio (John Krasinski)

5 votos

El hilo fantasma (Paul Thomas Anderson)

Lazzaro Felice (Alice Rohrwacher)

Roma (Alfonso Cuarón)

4 votos

Burning (Lee Chang-Dong)

Coco

Skate Kitchen (Crystal Moselle)

 

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una respuesta a “Balance cine 2018 – Redactores de A SALA LLENA”

  1. Francisco Plos dice:

    Los top ten le dan la oportunidad a los amantes del cine de rescatar sobre el montón la mirada propia; el punto de vista de “a sala llena” sobre el cine, este año, logró convocar los mejores críticos del país y por lo tanto, producir pensamiento en los lectores, de lo cuál estoy muy agradecido. Por eso creo que este artículo esta lleno de valor, y se separa de lo intracendente e inmediato de nuestra época, que aparenta un top ten.
    Crecí mucho como espectador, gracias al aporte que decidieron hacer.
    Espero un 2019 todavía mejor.
    Un abrazo !!

    PD: No puedo con mis ganas de rescatar este año: Bad times at the el Royale – Drew Goddard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0

© A SALA LLENA.