Coberturas Anteriores

25.09.15
3° Anima Film Fest _ Cine _ Festivales

3° Anima Film Fest: Unity

(Estados Unidos, 2015)

Dirección y Guión: Shaun Monson. Elenco: Casey Affleck, Jennifer Aniston, Pamela Anderson, Kristen Bell, Jessica Chastain, David Copperfield, Marion Cotillard, Ellen DeGeneres, Jeff Goldblum, Selena Gomez, Rutger Hauer, Aaron Paul. Producción: Melissa Danis y Shaun Monson. Duración: 99 minutos.

Después de ver este documental, uno quiere hablar con sus seres queridos, compartir epifanías, verbalizar reflexiones, comprender “la verdad de la milanesa”, porque la película es un misterio puro, un vacío negro del que no emergen respuestas, en el que nuestras preguntas más profundas revolotean sobre el abismo, desamparadas. ¿Cómo contrataron a tantos actores de renombre? ¿Cómo tardaron siete años en producir semejante bazofia? ¿Por qué Marion Cotillard, Ellen DeGeneres, Aaron Paul, Casey Affleck, Joaquin Phoenix, Jennifer Aniston, Rutger Hauer, Ben Kingsley, Kevin Spacey, Kristen Bell y muchos, muchos más, colaboraron como narradores? ¿Cómo no se dieron cuenta de que fueron engañados para participar en un insoportable ensayo sobre la importancia del amor, la unidad del ser humano, la emergencia del homo espíritus, el sinsentido de la guerra, la crueldad hacia los animales, con una banda sonora etérea, new age, de esas que casi nos suplican que ascendamos hacia luminosos niveles de consciencia transhumana?

Más que amor inspira odio hacia su autor, Shaun Monson. En una de las escenas más indignantes, se le pregunta al público si alguna vez vio animales con cáncer, con sobrepeso, con audífonos, todas enfermedades o tecnologías que caracterizarían al hombre porque el hombre se alimenta mal y consume carne. Yo, que soy hipoacúsico, pensé, “la pucha, me podría haber ahorrado tantos años de sordera si hubiera aflojado con los churrascos”. La brillantez de los argumentos nunca decae. Quizás porque ya no tienen hacia dónde caer. El documental nos dice, por ejemplo, que los animales más fuertes, los elefantes, los caballos, son herbívoros. ¡Qué hallazgo, qué sabiduría! Pero después uno se acuerda de los leones, los tigres, las panteras, las águilas, los tiburones, que nadie podría acusar de débiles, y entiende que el guionista se fumó un faso, dos, cincuenta, y escribió cualquier cosa.

No estoy en contra del veganismo, estoy en contra de los planteos truchos. Y en esta película sobran. Va otro: uno de los grandes temas del documental es cómo tenemos que abandonar nuestro individualismo, nuestro ego, nuestro yo, cómo tenemos que ser uno con el todo, todo en uno, y otras yerbas más. Pero quienes nos sermonean son estrellas de Hollywood, grandes impulsores del yo, del ego. La película, además, abunda en citas a grandes teólogos, filósofos, escritores; arranca con una frase de Victor Hugo, agrega otras de Martin Luther King, de Nietzsche. O sea, ¿en qué quedamos? ¿Nos desprendemos del individuo o lo ensalzamos? Y otra inconsistencia más: el film despotrica contra la ilusión del progreso humano, pero toda su filosofía se basa en una teleología de manual, en la que estaríamos dejando atrás nuestra humanidad cavernícola para convertirnos en seres celestiales a través de nuestro avance intelectual y mental. ¡Solo necesitamos un empujoncito!

Hay baratísimas imágenes digitales del universo; hay elucubraciones sobre la nada que es el hombre; hay tomas de gente meditabunda que sonríe al ver la luz, supongo que la de los reflectores en algún estudio barato; hay imágenes de archivo de conflictos bélicos, de masacres, de maltrato animal, de cirugías a corazón abierto, que son lo mejor de la película porque no las filmó Monson. Hay soledad, tedio, desconsuelo, el nuestro cuando descubrimos que todavía falta para que termine Unity. Yo también creo que los seres humanos deberíamos darnos la mano y ponernos todos de acuerdo. Podríamos empezar con el acto benéfico de saltear esta película.

calificacion_1

Por Guido Pellegrini

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.