06.09.19
Cine _ Festivales

76° Festival de Venecia: Tres films italianos, por Fredy Friedlander

No se han destacado demasiado las cuatro películas italianas de la sección oficial, la ultima de las cuales fue presentada fuera de competición, como función de clausura del Festival de Venecia.

Il Sindaco del Rione Sanita de Mario Martone transcurre íntegramente en Napoles y varios de sus personajes son mafiosos. Entre ellos Antonio Barracano (Francesco de Leva), quien es el sindaco del titulo y posee un gran poder administrando a su manera la justicia. Cuando el hijo de un rico panadero le comunique que piensa matar a su padre, Antonio intervendrá para evitar el enfrentamiento entre ambos. Hacia el final tomara una decisión, que en cierto sentido logra redimirlo. El film está basado en una famosa obra del gran Eduardo de Filippo y será de interés sobre todo en Italia.

Martin Eden es el cuarto largometraje de Pietro Marcello, realizador desconocido en Argentina. Al igual que el film de Martone transcurre, algo arbitrariamente,  en Nápoles, pese a estar basado en un celebre libro del muy inglés Jack London. El cambio de locación no favorece demasiado a la obra y a su personaje, quien ahora es un marinero italiano de pobre educacion. Martin (Luca Marinelli) conoce a la adinerada Elena (Jessica Cressy) y se enamora de ella, decidiendo instruirse para conquistarla. Pese a su crecimiento intelectual y sobre todo político, no necesariamente esos cambios serán beneficiosos. Es probable que Martin Eden obtenga algún premio, quizás al mejor actor.

La mafia non e piu quella di una volta de Francesco Maresco, otro director sin referencias en Argentina, es en opinión de este cronista la mas lograda de las tres en competición. No obstante, su carácter documental y local determina que  sean pocas las chances de ser vista en nuestro país. Esta dedicada a la memoria de los jueces Falcone y Borsellino, asesinados por la mafia siciliana. Hay varios personajes singulares como la fotógrafa Letizia Battaglia y un muy popular organizador de fiestas (Ciccio Mira), que le agregan color a este, a la vez, cómico y dramático relato.

Fuera de competencia y como función de clausura se vio The Burnt Orange Heresy de Giuseppe Capotondi. Claes Bang (The Square) es el crítico de arte James Figueras, quien conoce en Milán a la atractiva Berenice (Elizabeth Debicki) durante una de sus disertaciones sobre  pintura moderna. Lo que parece al inicio una simple historia de amor tendrá derivaciones imprevisibles cuando la nueva pareja visite la fastuosa casa (a orillas del lago de Como) de Joseph Cassidy, un adinerado coleccionista de arte (Mick Jagger). Él será quien les presente al cotizado pintor Jerome Debney (Donald Sutherland), muchos de cuyos cuadros se han perdido en misteriosos incendios. Pese a ser un film italiano, se parece más a uno ingles al contar con actores que mayormente se expresan en dicho idioma. Lamentablemente ciertas inverosimilitudes del guión y las escasas presencias de Jagger y Sutherland a lo largo de la trama hacen que este film, de genero cercano al thriller, provoque expectativas no totalmente cubiertas.

© Fredy Friedlander, 2019 

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.