28.07.19
Cine _ Estrenos

Crítica: Método Livingston, por Matías Orta

(Argentina, 2019)

Director: Sofía Mora. Guion: Sofía Mora y Candelaria Frías. Elenco: Rodolfo Livingston, Alfredo Moffatt. Producción: Néstor Frenkel. Duración: 72 minutos.

Algunas personas que, por los motivos que sea, trascienden su profesión para convertirse en figuras públicas. Tomemos el caso de Rodolfo Livingston. Sin duda, uno de los arquitectos más reconocidos del país, pero también una personalidad particular, inquieta, accesible, honesta, vivaz; un hombre siempre dispuesto a compartir su saber y de salir al cruce de las que considera injusticias. Un ser inquieto que también publicó una buena cantidad de artículos y libros que trascienden la mera teoría.

El método Livingston que le da título al film hace referencia a una creación suya para reformar viviendas unifamiliares, basado en la comunicación fluida con los clientes para definir qué es lo que quieren. Un método basado en la accesibilidad y la calidez, que también son los principales atributos de este documental dirigido por Sofía Mora y producido por Néstor Frenkel.

Lejos de mostrar al arquitecto sólo durante sus horarios laborables en su estudio y dando clases en la Universidad de Buenos Aires, la cámara lo sigue en su vida cotidiana: deleitándose con las enredaderas de su casa, paseando por el vecindario, reuniéndose con colegas que también son amigos, recibiendo homenajes. El carácter simpático y el desparpajo de Livingston cautivan al espectador desde el minuto cero. Uno de los momentos graciosos incluye una complicidad entre Rodolfo y el camarógrafo, en la que nos enteramos de que el primero estuvo de novio con la abuela del segundo.

Además, Mora enriquece la película con material de archivo, incluyendo entrevistas televisivas de distintas épocas. Se destaca, sobre todo, su participación en el programa periodístico Tiempo nuevo, en los ’90, donde no tuvo problemas para manifestar su disconformidad con el modelo neoliberal ante el conductor del programa, Bernardo Neustadt, ni de acusarlo de incentivar los despropósitos de aquel gobierno.

Método Livingston es la oportunidad perfecta para conocer la vida y el pensamiento de una figura que se niega a descansar en sus laureles y sigue demostrando cómo unir lo profesional y lo humano.

calificacion_4

 

 

© Matías Orta, 2018 | @matiasorta

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.