23.11.17
Cine _ El Estreno de Semanas Anteriores

Desaparecido, según Ximena Brennan

Imparable

 Ver a una buena actriz en plena acción siempre es un placer. Luego de haber ganado un Premio Oscar por su papel en Monster’s Ball (2002), luego también de formar parte del elenco de películas pochocleras como la saga X-Men (2000, 2003, 2006, 2014) y sobre todo, luego de su rol lleno de tensión en 911: Llamada Mortal (The Call, 2013), a esta altura ya es indudable que Halle Berry puede hacer lo que quiera. En Desaparecido (Kidnap, 2017) vuelve a estar a la altura de las circunstancias.

El film del español Luis Prieto es realidad pura y dura. En una tarde de sol en el parque, el pequeño Frankie (Sage Correa) desaparece de la vista de su madre. La terrorífica impotencia de la situación se transforma en una bestia indomable cuando la mujer ve que a lo lejos una persona se lo está llevando en un auto. Nada la detendrá hasta recuperarlo cueste lo que cueste, y demostrar que se metieron con la madre equivocada.

Es así cómo nos vamos adentrando en este mitad drama mitad thriller, que incluye, en su mayoría, secuencias de road movie que vienen muy bien para agilizar el relato y despegarse un poco de lo íntegramente lacrimógeno. La tensión es constante, casi no hay respiro; y si bien hay algunas escenas un tanto inverosímiles, la película no decae en ningún momento.

Halle Berry acompaña siempre muy bien, hecho que nos la recuerda en papeles jugados -aunque no tan relacionados con éste- que han enaltecido películas varias: cómo olvidarla en Swordfish: Acceso autorizado (Swordfish, 2001). Después de ser una “chica Bond”, la actriz vuelve a demostrar su versatilidad y, aunque la temática de Desaparecido fue vista centenares de veces en el cine de Hollywood – recordemos el caso de Búsqueda Implacable (Taken, 2008) con Liam Neeson-, parece necesario reivindicar aun más la figura femenina por sobre todas las cosas.

Con un guión ágil y efectivo, buenos toques de acción y un trabajo meritorio de montaje, el film de Prieto mantiene al espectador cautivo todo el tiempo. Con una trama simple que no pretende ser ambiciosa, coherente en sus formas y con una buena mezcla de géneros, Desaparecido es un cocktail femenino imparable.

© Ximena Brennan, 2017 | brennan@asalallena.com.ar | @AnXieBre

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.