25.01.18
Dossier _ Películas

Sobre 3 Anuncios por un Crímen y sus chances para el Oscar, por Fredy Friedlander

Con apenas tres películas, el inglés Martin McDonagh se ha ganado un lugar destacado dentro de la amplia pléyade de realizadores del cine actual. Su muy impactante debut con Escondidos en Brujas –una típica producción europea del género policial con mayoría de intérpretes de esa procedencia- hacía sospechar que no pasaría mucho tiempo hasta que fuera cooptado por el poderoso aparato cinematográfico norteamericano. Así fue que apenas cuatro años después Si7te psicópatas, su siguiente largometraje, ya estaba ambientado en los Estados Unidos. Sin embargo, los resultados no fueron tan auspiciosos, pese a repetir nuevamente a Colin Farrell en un rol central, acompañado por un poderoso reparto que incluía entre otros a Christopher Walken, Harry Dean Stanton y Tom Waits. Pero también participaban otros dos intérpretes destacables como Woody Harrelson, en rol de “mafioso” y Sam Rockwell como un “secuestrador de perros” que no tenía mejor idea que la de raptar al can del gangster. Este segundo film no agregaría mucho a su reducida filmografía, pero al menos tendría como mérito rescatar a los dos últimos actores para cubrir los roles centrales masculinos de 3 anuncios por un crímen. Y hasta conseguir que ambos compitan entre sí, en la lista de nominados a mejor actor de reparto, en la 90° edición de los premios Oscar del próximo 4 de marzo.

Sin duda la estrella máxima del nuevo film de McDonagh es Frances McDormand, que ya sabe de Oscars y vuelve a ser nominada. ¿Quién no recuerda acaso su notable mujer policía en Fargo, dirigida por su marido Joel Coen y el “no acreditado” hermano y cuñado Ethan? Aquí es Mildred Hayes, una dura mujer cuya hija ha sido violada y asesinada, sin que luego de varios meses tan tremendo crimen haya sido develado. El título, tanto original como en español, alude a tres carteles de publicidad, cuyo alquiler ella arrienda en una ruta poco frecuentada y muy cercana a su propia casa. Y en la escritura de estos, en negro sobre fondo rojo, le plantea al jefe de policía local Willoughby (Harrelson) su ira al no avanzar las investigaciones que permitan conocer la identidad del asesino.

Una condición que no conviene develar, pero que a pocos minutos del inicio la trama permite descubrir, hará que adquiera mayor protagonismo Dixon (Rockwell), un policía de menor jerarquía con innumerables problemas psicológicos y arraigado racismo, “cualidades” que su madre comparte.

Con siete nominaciones y el antecedente de varios Globos de Oro, para 3 anuncios por un crímen el mayor rival en la competencia por los premios Oscar será La forma del agua, que este cronista tuvo oportunidad de ver en el Festival de Toronto, a pocos día de ganar el León de Oro de Venecia. Con trece nominaciones, la película de Guillermo del Toro corre con algunas ventajas a priori, entre las cuales se incluye la del director, que no es el caso de la que ahora nos ocupa. Además si bien lo de McDormand es excelente, el personaje central femenino que interpreta Sally Hawkins es más carismático y parece tener mejores chances a la hora de las premiaciones.

En la categoría Guion Original la contienda es más pareja y de las tres restantes concurrentes sólo Lady Bird de Greta Gerwig (también presentada en Toronto) podría hacerles frente. En verdad el guion de McDonagh es notable por lo “jugado” de sus personajes, casi todos de violencia extrema y donde hasta los personajes menores como el del “vicioso” marido de Mildred (John Hawkes), la ya mencionada madre de Dixon (Sandy Martin), el joven locador de los carteles Red Welby (Caleb Landry Jones) o incluso el midget de Peter Dinklage son de una perfección en cuanto a caracterización y verosimilitud. Y si uno tuviera que hacer una objeción mínima al guion sería en dos escenas (un incendio donde circunstancialmente se encuentra Dixon y otra en el bar, donde en la mesa vecina se revelan ciertas atrocidades que él casualmente escucha).

A pesar de las sorpresas que brinda cada ceremonia del Oscar (imposible olvidar por ejemplo lo que le pasó “técnicamente” a La La Land el año pasado), salvo la muy probable estatuilla para Sam Rockwell en los demás cinco rubros va a ser difícil destronar a la más nominada. Lo cual no invalida la fuerte recomendación de ver 3 anuncios por un crímen, cuyo arranque comercial en Argentina ha sido apenas discreto.

© Fredy Friedlander, 2018

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.