28.05.12
Actores

Un Galán con Principios – Retrospectiva en la Lugones

alt

Tenía los ojos claros, pero una mirada oscura, penetrante, seria e incluso seductora. Su manera de observar, en forma adusta, recluida le conferían un porte serio, como si te estuviese juzgando desde la altura. Era un hombre alto. Criado en el seno de una típica familia de campo, se convirtió en un vaquero a corta edad. Muchas decían que fue el único verdadero cowboy de Hollywood.

Mi primer contacto con algún film protagonizado por Gary Cooper fue A la Hora Señalada, dirigida por Fred Zinnemann. Recuerdo haber pensado la potencia que tenía la mirada de este hombre que se encontraba solo frente a su destino. Es un film triste, melancólico. Un drama hecho y derecho. No se trata de un western tradicional. Me sentí identificado con su aislamiento, la forma en que es marginado, puesto como enemigo, linchado por el mismo pueblo que defendió. A la Hora Señalada habla de la soledad y la cobardía. Will Kane es un idealista, pero también un hombre temeroso. El adusto rostro de Gary Cooper impresionaba. La forma de caminar, inseguro, al acecho de que está en constante peligro y vigilancia. No solamente por lo villanos que se avecinan, sino específicamente, por el pueblo que lo rechaza.

A la Hora Señalada se convirtió en un clásico y la soberbia interpretación de Gary Cooper mucho tuvo que ver en eso. Se trató de una obra que simbolizaba el espaldarazo que Hollywood dio a numerosos artistas que integraban la listas negras de Arthur Mc Carthy, el senador que instaló la Caza de Brujas, persiguiendo a todos aquellos que alguna vez habían expresado alguna idea comunista o incluso, asistido a alguna convención bolchevique en Estados Unidos, aún como mera curiosidad.

Numerosos artistas debieron exiliarse y su nombre quedó manchado. Muchos no se animaron a regresar, otros lo hicieron con temor, como el gran Charles Chaplin. Lo irónico es que Gary Cooper, en la década del ’30 formaba parte del comité anticomunista. Sin embargo, a la hora de declarar, se negó a testificar en contra de sus colegas o amigos.

Esta dicotomía formaba parte de Cooper actor y sus personajes. Patriotismo y principios. Podía luchar en sus obras en la primera línea de guerra, pero era fiel a sus instintos. No se vendía los gobiernos de turno, ni a los estudios.

Su padre había luchado en la 1º Guerra Mundial y por lo tanto sentía una deuda con él. Eso, básicamente lo llevo al cine.

Sus primeros roles trascendentes fueron en films bélicos como Alas, la primera película ganadora del Oscar en 1927.

Su carrera fue en ascenso debido al atractivo que generaba su presencia en la platea femenina. Roles duros, pero a la vez melancólicos. Su semblante dolido, generaban compasión y fueros estas características lo que le permitieron en 1936 servir de protagonista de Frank Capra, realizador habituado a construir screwball comedies. En El Secreto de Vivir (Me Deeds Goes to Town), Cooper interpreta a un campesino, que tras encontrar petróleo se vuelve millonario y comienza una nueva vida en la ciudad. Pero el personaje no pierde su humildad y su costado rural. Encontrará el amor gracias a su determinación a seguir siendo humilde.

La moralidad de Capra y Cooper iban a acompañados, lo cuál llevo a que volvieran a trabajar juntos en Juan Nadie.

Cooper siempre se sentía en la obligación de hacer campañas a favor del ejército estadounidense. Era un ávido cazador y aventurero. Durante el transcurso de los años, entabló una gran amistad con el escritor Ernest Hemingway. Su empatía con el mismo llevó a protagonizar dos adaptaciones de sus novelas: Adiós a las Armas (1932) y ¿Por quién doblan las campanas? (1943).

Ya sea montado a caballo, en un tanque o un avión, Cooper era el héroe perfecto. Un lider nato en la lucha por sus principios.

Recuerdo lo emocionante que fue ver por primera vez Beau Geste junto a Ray Milland, u Héroes de Barro con Rita Hayward.

A pesar de su semblante, Cooper no rechazó ningún genero. Tenía carisma como galán de comedia romántica, vaquero, soldado, detective y delincuente en policiales negros (uno de ellos dirigido por el argentino Hugo Fregonese).

Tampoco le escapó a roles más desafiantes como el del Sargento York, que le permitió ganar su primer Oscar. En esta ocasión lo dirigiría Howard Hawks. Sargento York es una obra de culto ahora, considerada entre lo mejor de su director y una de las mejores películas bélicas. Un año más tarde, junto a Hawks y Barbara Stanwick demostraría nuevamente que puede cambiar de carácter de una película a otra, en la comedia Bola de Fuego.

Cooper hizo un rol memorable como el beisbolista Lou Gehrig en El Orgullo de los Yanquees, como un jugador enfermo que luchó hasta el final de su vida. La enfermad Lou Gehrig lleva su nombre por dicha persona.

Sin nunca abandonar el éxito, Cooper se fue convirtiendo en un galán maduro y respetado por Hollywood. Cuando su gran amigo, James Stewart, anunció que se estaba muriendo de cáncer, recibió saludos de apoyo de numerosos gobiernos, incluida la reina de Inglaterra.

A pesar de estar envejeciendo, nunca perdió su atractivo. En la década del ’50 se dedica mayormente a realizar westerns. Su destacado rol en A la Hora Señalada le valió su segundo oscar. Irónicamente, se supo más tarde que su rostro permanentemente dolido durante el film era consecuencia del dolor que le generaba el cáncer.

Tras el éxito del film, le seguirían dos valiosos trabajos: Veracruz, dirigida por Robert Aldrich, una inmortal obra de aventuras, llena de acción comedia al lado de Burt Lancaster y El Hombre del Oeste de Anthony Mann.

Gary Cooper falleció de cáncer de próstata el 13 de Mayo de 1961 a los 60 años.

A partir del lunes 4 hasta el miércoles 13 de Junio, la sala Lugones del Teatro San Martín organiza una retrospectiva con 16 films dedicados a la memoria de Cooper.

Además de varias de las obras mencionadas en este dossier, quiero recomendar particularmente la proyección de Alas (1927), donde Cooper ocupa un rol secundario. El film mudo de Willam Wellman no solamente es famoso por haberse llevado el primer Oscar a la mejor película sino también por sus innovadoras escenas de batallas aéreas, que influenciaron a Howard Hughes en la realización de su mítica obra Los Angeles del Infierno, cuya rodaje es exhibido en la primera hora del film El Aviador de Martin Scorsese.

A continuación, la programación completa:

Lunes 4:

Rumbos de vida (Design for Living; EE.UU., 1933)

Dirección: Ernst Lubitsch. Con Fredric March, Gary Cooper, Miriam Hopkins.

George, un pintor, y Tom, un autor teatral, son dos jóvenes con ambiciones que comparten un piso en París. En un viaje en tren conocen a Gilda, americana como ellos y dibujante publicitaria. Ambos se enamoran inmediatamente de ella y como Gilda es incapaz de decidirse a quien ama, se muda y convive con ambos. Farsa romántica basada en una obra de Noel Coward, Rumbos de vida es una clásica comedia pre-Código Hays, arriesgada en su tratamiento del amor y, fundamentalmente, el sexo. Los sabrosos diálogos del guión de Ben Hecht se complementan a la perfección con el famoso “toque Lubitsch” del realizador.

A las 14.30 y 19.30 horas (91’).

Tres Lanceros de Bengala (The Lives of a Bengal Lancer; EE.UU., 1935)

Dirección: Henry Hathaway. Con Gary Cooper, Franchot Tone, Richard Cromwell.

Ambientada en la frontera del noroeste de la India en tiempos de la dominación británica, narra las luchas del 41º regimiento de Bengala contra las tribus de Mohammed Khan. En esas circunstancias históricas, tres oficiales se encuentran acuartelados apoyando la ocupación británica en la India, seriamente amenazada por los príncipes caudillos de las belicosas tribus locales. En medio de sus correrías por terreno hostil descubrirán una conspiración para invadir la región; sumando sus fuerzas deberán recurrir a todas sus artes para evitarlo.

A las 17 y 22 horas (109’).

Martes 5:

Sueño de Amor Eterno (Peter Ibbetson; EE.UU., 1935)

Dirección: Henry Hathaway. Con Gary Cooper, Ann Harding, John Halliday.

Basada en la clásica novela de George du Maurier, Sueño de amor eterno narra la historia de Peter Ibbetson y Mary Mimsey, enamorados desde que eran niños. Separados por las circunstancias de la vida, con el tiempo volverán a encontrarse, él convertido en un famoso arquitecto y ella casada con el duque de Towers. Luego de ser condenado a cadena perpetua por una muerte accidental, la única esperanza de Peter será ese amor que parece vivir eternamente en los sueños.

A las 14.30 y 19.30 horas (88′).

El General Murió al Amanecer (The General Died at Dawn; EE.UU., 1936)

Dirección: Lewis Milestone. Con Gary Cooper, Madeleine Carroll, Akim Tamiroff.

A fines de los años 30, en plena guerra civil china, el aventurero americano O’Hara, indignado por el trato que el general Yang dispensa a sus compatriotas, envía dinero al señor Wu para que compre en Shanghái armas que les permitan derrocar al tirano y establecer un régimen democrático. Realizada en el apogeo de la carrera de Gary Cooper, este film de aventuras –con la consabida subtrama romántica- cuenta con un notable trabajo de fotografía y un gran reparto de actores secundarios.

A las 17 y 22 horas (98′).

Miércoles 6:

El Secreto de Vivir (Mr. Deeds Goes to Town; EE.UU., 1936)

Dirección: Frank Capra. Con Gary Cooper, Jean Arthur, George Bancroft.

Longfellow Deeds, un ingenuo joven de provincias (Gary Cooper en uno de los papeles que definiría su imagen cinematográfica), viaja a Nueva York para hacerse cargo de una herencia de veinte millones de dólares. Allí se enamorará de una chica encantadora (Jean Arthur), sin saber que es la periodista que lo ridiculiza en cada uno de sus artículos. El señor Deeds se convierte rápidamente en el objetivo de hombres de negocios y parientes, por lo que decide finalmente regalar su nueva fortuna. El Secreto de Vivir es uno de los grandes clásicos populistas del realizador Frank Capra, quien encontró en Cooper el rostro ideal para encarnar cierto ideal del ciudadano americano.

A las 14.30 y 19.30 horas (115’).

El Cowboy y la Dama (The Cowboy and the Lady; EE.UU.1938)

Dirección: H.C. Potter. Con Gary Cooper, Merle Oberon, Patsy Kelly.

Mary Smith, una joven adinerada de Palm Beach, no puede salir a tomar una copa, o asistir a una fiesta, por miedo a que algún escándalo salpique la carrera política de su padre. En un acto de rebeldía, convence a sus dos criadas para que la dejen marchar a una cita a ciegas con un participante de rodeos. Haciéndose pasar por una mucama, conocerá a Stretch Willoughby, un vaquero rudo e implacable, aunque con buenos sentimientos. El resultado es un veloz casamiento, pero la vida del rodeo no parece ser la apropiada para una auténtica dama.

A las 17 y 22 horas (92′).

Jueves 7:

Beau Geste (EE.UU., 1939)

Dirección: William A. Wellman. Con Gary Cooper, Ray Milland, Robert Preston.

Un grupo de legionarios franceses llega a un fuerte en medio del desierto y descubre que todos los hombres están muertos, en la más extraña de las posiciones: apoyados en los muros y en posición de vigilancia. Este extraño suceso es el punto de partida de una enigmática trama relacionada con la desaparición de un valioso zafiro y con la historia de tres hermanos alistados en la Legión Extranjera por un asunto de honor. Segunda versión hollywoodense de este clásico relato de aventuras basado en la novela homónima del británico P.C. Wren.

A las 14.30 y 19.30 horas (112′).

La Última Frontera (The Real Glory; EE.UU., 1939)

Dirección: Henry Hathaway. Con Gary Cooper, David Niven, Andrea Leeds.

En el año 1906, luego de la guerra hispano-estadounidense, el ejército norteamericano abandona Manila, dejando a un grupo de oficiales para proteger a la población nativa de los feroces invasores musulmanes. El doctor Bill Canavan y un par de mercenarios intentarán contrarrestar el sabotaje del suministro de agua del puesto, a pesar del miedo al cólera, los constantes ataques del enemigo y la falta de recursos. La última frontera fue el primer largometraje en tocar tangencialmente el tema de la insurrección filipina a comienzos del siglo XX.

A las 17 y 22 horas (96′).

Viernes 8 :

El Sargento York (Sergeant York; EE.UU., 1941)

Dirección: Howard Hawks.Con Gary Cooper, Walter Brennan, Joan Leslie.

Basada en la historia real de Alvin York (quien durante décadas se resistió a que su vida fuera llevada a la pantalla grande), El Sargento York narra la historia de uno de los mayores héroes de la Primera Guerra Mundial. Nacido en un pequeño pueblo de Tennessee, York es un hombre profundamente religioso que debe optar entre traicionar sus creencias morales o darle la espalda al llamado de su patria. Estrenada en 1941, pocos meses antes de que los Estados Unidos ingresaran en la Segunda Guerra, este largometraje dirigido por el genial Howard Hawks convenció a muchos espectadores de la necesidad de abandonar la neutralidad en el conflicto bélico. Nominada a 11 Oscars de la Academia de Hollywood.

A las 14.30, 18 y 21 horas (134′).

Sábado 9:

Uno Contra Todos (The Fountainhead; EE.UU., 1949)

Dirección: King Vidor. Con Gary Cooper, Patricia Neal, Raymond Massey.

Gary Cooper interpreta a un brillante arquitecto con unos principios profesionales y personales muy sólidos, alguien que le escapa a la seguridad, las convenciones y los compromisos. Un hombre capaz de sacrificarlo todo a la hora de mantener su individualidad en un mundo conformista. Uno contra todos, basada en la novela de Ayn Rand, es uno de los grandes films del realizador King Vidor, un atípico melodrama emocional e intelectualmente intenso.

A las 14.30 y 19.30 horas (114’).

Dallas (EE.UU., 1950)

Dirección: Stuart Heisler. Con Gary Cooper, Ruth Roman, Steve Cochran.

Finalizada la Guerra de Secesión, Blayde Hollister, un oficial del ejército sureño que está buscado por la ley por haber formado parte de una banda guerrillera, llega a la ciudad de Dallas, en Texas. Luego de adoptar una identidad falsa, Hollister seguirá la pista de los hermanos Marlow, quienes en su ausencia asesinaron a toda su familia y tomaron posesión de sus propiedades en Georgia.

A las 17 y 22 horas (94’).

Domingo 10:

A la Hora Señalada (High Noon; EE.UU., 1952)

Dirección: Fred Zinnemann. Con Gary Cooper, Grace Kelly, Thomas Mitchell.

Will Kane, sheriff del pequeño pueblo de Hadleyville, acaba de contraer matrimonio con la joven Amy (Grace Kelly). Los recién casados proyectan trasladarse a la ciudad y abrir un pequeño negocio. De pronto, empieza a correr por el pueblo la noticia de que Fran Miller, un salvaje criminal que Kane había atrapado y llevado ante la justicia, ha salido de la cárcel y llegará al pueblo en el tren del mediodía para vengarse de su captor. El tiempo va pasando lentamente, pero nadie en el pueblo está dispuesto a ayudar al sheriff. Famoso por su empleo del tiempo real en pantalla, A la Hora Señalada –producida por Stanley Kramer-, fue interpretada en el momento de su estreno como una alegoría sobre la falta de coraje de la industria de Hollywood a la hora de enfrentarse al avance del macartismo.

A las 14.30 y 19.30 horas (85′).

El Rifle (Springfield Rifle; EE.UU., 1952)

Dirección: André de Toth. Con Gary Cooper, Phyllis Thaxter, David Brian.

Durante la Guerra Civil americana, los caballos que necesita urgentemente el ejército de la Unión son sistemáticamente robados por cuatreros que los conducen al Sur. El capitán Lex Kearney, encargado de conducir una manada de caballos, toma la precaución de seguir una ruta que nadie conoce; a pesar de ello, es atacado por los ladrones de ganado y tiene que retirarse. Juzgado por negligencia en el deber y cobardía, Kearney es degradado con deshonor. Para recuperar la dignidad perdida se infiltrará en el grupo de cuatreros para descubrir qué oficial dentro del fuerte está vendiendo información a los bandidos.

A las 17 y 22 horas (93′).

Lunes 11: No hay función

Martes 12:

Veracruz (Vera Cruz; EE.UU., 1954)

Dirección: Robert Aldrich. Con Gary Cooper, Burt Lancaster, Sara Montiel.

En el año 1864, con el apoyo de los conservadores mejicanos, Napoleón III de Francia impone como emperador de México a Maximiliano de Austria, lo que provoca la rebelión de los juaristas. En plena guerra civil, dos mercenarios americanos (Gary Cooper y Burt Lancaster), tratan de sacar partido de la situación y ofrecen sus servicios al mejor postor. Así es como conocen a una hermosa juarista y a una condesa francesa con más de un secreto guardado. Verdadero western de culto, estilizado en sus encuadres y con un veloz montaje en sus escenas de acción, Veracruz es una clara influencia en el cine de Sergio Leone y el spaghetti western en general. Fue además uno de los primeros films norteamericanos filmados completamente en locación en México y el primer largometraje en utilizar el formato de pantalla ancha SuperScope.

A las 14.30 y 17 horas (95′).

Miércoles 13 :

Barco sin Puerto (The Wreck of the Mary Deare; EE.UU./Reino Unido, 1959)

Dirección: Michael Anderson. Con Gary Cooper, Charlton Heston, Michael Redgrave.

John Sands (Charlton Heston), capitán de un barco de rescate, encuentra el carguero Mary Deare a la deriva. En su interior se encuentra escondido Gideon Patch, un hombre misterioso y algo aturdido que ha presenciado los hechos y conoce las razones por las que el buque ha perdido el rumbo. Además, Patch está seguro de que su testimonio evitará que los dueños del barco estafen a la compañía de seguros.

A las 14.30 horas (105′).

Alas (Wings; EE.UU., 1927)

Dirección: William A. Wellman. Con Clara Bow, Charles Rogers, Richard Arlen, Gary Cooper.

Jack y David, dos hombres enfrentados por el amor de una mujer, se alistan en la Aviación al estallar la Primera Guerra Mundial. Aunque no lo sabe, Powell deja un amor en el humilde barrio de donde procede: Mary, su mejor amiga y vecina, que suspira por él en secreto y que pronto se presentará como voluntaria para hacer trabajos humanitarios en el frente. La rivalidad inicial entre los dos hombres se verá superada por la necesaria amistad que han de tener en el frente de batalla aéreo.

Este largometraje de William A. Wellman ganó el Oscar a Mejor Película en la primera entrega de los famosos premios y cuenta con las actuaciones de Clara Bow, Charles Rogers y Richard Arlen, con la participación de un jovencísimo Gary Cooper en un rol secundario.
Recientemente restaurado, el film se exhibe en copia digital de alta definición con una banda de sonido basada en la partitura compuesta originalmente en 1927.

A las 18 y 21 horas (144′).

Informamos que las localidades para la Sala Leopoldo Lugones podrán adquirirse personalmente con seis días de anticipación (incluyendo el día de la función) en las boleterías del Teatro San Martín.

Precio de las localidades en la Sala Leopoldo Lugones $ 15.- Estudiantes y jubilados $ 7.- (Los interesados deberán tramitar su credencial de descuento en el 4° piso del Teatro San Martín, de lunes a viernes de 10 a 16 horas.)

(Programación Fuente: CTBA)

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.