15.07.15
Dossier _ Misceláneas

La profesionalización del fan: 20 años de La Cosa

Veinte años no es nada, afirma el tango “Volver” en la legendaria voz de Carlos Gardel. Sin embargo, el caso de La Cosa Cine parece ser una de esas bienvenidas excepciones que confirman la regla. Desde fines de los setenta, y como consecuencia del fenómeno que significó la introducción masiva del cine en los hogares gracias al formato VHS, muchos de los contenidos relacionados a la cultura pop que hoy están en auge comenzaron a ser difundidos en publicaciones destinadas a un segmento acotado. Acceder a información referida a producciones de cine de género no era nada fácil por aquel entonces, y el boca en boca era la estrategia predominante de los fanáticos del séptimo arte. A partir de 1995, La Cosa comenzó a asumir mensualmente un rol destacado dentro de la resistencia nerda emergente y logró consolidarse a través de dos décadas de vigencia como la revista cinéfila más importante del país.

A raíz de su participación en el programa de preguntas y respuestas Tiempo de Siembra, donde le tocó responder sobre cine de terror, el por aquel entonces redactor publicitario Axel Kuschevatzky decidió utilizar el dinero del premio para financiar los primeros números de la revista. “En el momento en que La Cosa nació, estaba solo. Las primeras personas con las que empecé a inventarla más seriamente fueron Raúl Manrupe y Santiago Calori”, recordó Kuschevatzky en Cómo Robar el Podcast, programa del ex colaborador de la revista y director de cine Sebastián De Caro. El encuentro de aquella santa trinidad tuvo lugar en Mondo Macabro, videoclub especializado en cine bizarro, fantástico y de terror ubicado en la galería Taurus de la calle Corrientes, y en el que Axel colaboró con copias de sus propias películas entre 1992 y 1995. Aquel punto de confluencia cinéfila era visitado por figuras que a través de los años se volvieron parte de la cultura popular argentina, como Adrián Dárgelos de Babasónicos, Daniel Melero, Wallace de Massacre, Daniel Tinayre hijo, entre otros. Allí, la idea fundacional de la revista comenzó a gestarse.

La premisa era simple y concreta: generar un espacio para todos aquellos contenidos ligados a un determinado tipo de cine que por su género era considerado de un rango menor. Había un público ávido de esa información que no encontraba en los puestos de diarios a mediados de los noventa un producto que los representara. “Al principio tenía la computadora en el departamento de la que era mi novia de aquella época y el primer número lo escribí básicamente yo, había muy pocas cosas escritas por otro”, destacó Kuschevatzky y agregó que tuvo que poner tres seudónimos distintos porque le daba vergüenza firmar todas las notas. Algunos años más tarde, conoció al periodista especializado en cine Guillermo Hernández, con quien se hizo socio y empezaron a trabajar juntos en la organización editorial y los contenidos.

Muchas plumas cinéfilas aportaron a la historia de la revista (NdR: en caso de leer en voz alta, aspirar una buena bocanada de aire antes de continuar): Roberto Barreiro, Sebastián Tabany, Diego Curubeto, Lisandro Berenger Grassi, José Luis Tasinazzo, Fernando Martín Peña, Sawnie Burgos O’Brien, Walter Armada, Marcelo di Marco, Marcelo Iglesias, Aníbal Fernán, Ximena Battista, Fabiana Bellina, Germán Val, Martín Blousson, Camilo De Cabo, Paulo Soria, Javier Diment, Federico Wiemeyer, Pablo Lorenzi, Leo González, Matías Orta y Martín Pazos, entre otros (NdR – Vol. II: exhalar). Actualmente, no sólo de los informes, reseñas, reviews, entrevistas y coberturas por parte del staff conformado por Hernán Khatchadourian, Jessica Blady, Jonathan Santucho, Florencia Tundis y Hernán Panessi vive el lector cosero: secciones como “Vivir y Dejar Morir”, ahora a cargo del redactor y Jedi Master on line Lucas Baini pero de la que también se ocuparon Kuschevatzky, el director de cine Nicanor Loretti y la actual editora periodística de la revista, Fiorella Sargenti; “Guía La Cosa Para Entender” sobre series de todos los tiempos por Juan Campos; “Obras Maestras del Terror” y las revisitas de Néstor Petruccelli a grandes gemas del celuloide en “The End”, se han convertido en verdaderos clásicos mensuales.

Uno de los motivos principales de la vigencia de la revista a través de los años es la identificación que supo generar con sus lectores. “Lo que distingue a La Cosa por sobre las otras revistas y portales es que definió una identidad muy marcada, dejó de ser sólo una revista para convertirse en una comunidad gracias a las redes sociales. La gente sabe cómo habla La Cosa y espera que también nosotros escuchemos sus opiniones y las hagamos parte. Es un amigo al que le preguntás sobre cine y series, no un medio”, dijo a A Sala Llena Ezequiel Albornoz, colaborador de la revista desde 2011. A su vez, el periodista y productor de cine Matías Lértora, quien se acopló al staff este año al igual que Mariana Herreros, Alejo Zagalsky, Andrés Petruccelli y Luciano Banchero, destacó: “Vivimos en un mundo en el cual una noticia explota y a los segundos ya está en todos los portales del mundo, ya sea una declaración, una imagen o un trailer. Hoy la inmediatez es todo y aún así La Cosa en papel se mantiene bien en lo alto. Eso sucede porque caló hondo en el fandom argentino y hoy en día pertenecer a este mundo es sinónimo de orgullo”. Sobre su condición de neófito en la redacción cosera, Lértora agregó: “Lo siento como un logro y un regalo impresionante no sólo por la historia y el peso de la revista sino por el prestigio que tiene. Ya dejó de ser de nicho, hoy es una marca reconocida y formar parte en este momento en el cual sólo unos pocos lo hacen y mucho quisieran es un privilegio absoluto”.

Muchos números han quedado impregnados en la memoria de los lectores a lo largo del tiempo. Desde el primer ejemplar, cuya tapa fue dedicada a la Batman de Tim Burton cinco años después de su estreno, hasta la portada de diciembre de 1996 en la que Marky Ramone relató cómo la banda punk neoyorkina The Ramones llegó a participar de un capítulo de Los Simpsons. Al año siguiente, se publicó la primera entrevista exclusiva al director James Cameron en pleno furor por el multipremiado film Titanic y se le rindieron sus merecidos tributos a los 25 años de El Exorcista, la segunda trilogía de La Guerra de las Galaxias, Stephen King, Los Expedientes Secretos X y a la filmografía completa hasta aquel momento del realizador Steven Spielberg. Al comenzar su segunda década, el subtítulo pasó a ser “cine fantástico” a secas y la saga de Harry Potter y los informes sobre series como Lost, Heroes y House M.D. comenzaron a asomarse en el primer plano. Cinco años más tarde, el slogan pasó a ser “la revista de cine” y más allá de las franquicias basadas en best sellers para adolescentes, los nuevos proyectos dirigidos por Quentin Tarantino y las superproducciones protagonizadas por superhéroes, las series de televisión cada vez fueron ganando más espacio y párrafos de texto. Finalmente, fue en el número 205 que La Cosa se autoproclamó como “la revista de cine y series”, circunstancia que continúa al día de hoy. El alcance del proyecto se ha pronunciado de tal forma a lo largo de su historia que entre los logros más destacados se encuentra la tapa exclusiva de Guardianes de la Galaxia, la superproducción más taquillera de 2014. También, el estreno en las salas de la secuela de Kick Ass, película que no iba a ser proyectada debido a su pobre recaudación en Norteamérica pero que llegó a los cines argentinos por la presión ejercida en las redes sociales por la comunidad virtual cosera.

Por intermedio de una interacción constante en su fan page de Facebook y en la cuenta oficial de Twitter, La Cosa brinda novedades de último momento, rarezas y curiosidades relacionadas al séptimo arte, a las historietas y a las series de televisión alrededor del mundo. Hasta el día de la fecha, son 396.354 los “me gusta” que posee en Facebook y 159.000 los seguidores de la cuenta de Twitter (cuando estén leyendo esta nota, el dato quedará viejo). Como si esto fuera poco, a mediados del año pasado se reactivó el sitio oficial www.lacosacine.com a modo de extensión de la publicación en papel y también se abrió una cuenta en Instagram. Este mes, La Cosa Cine llegó a su edición número 222 y al festejo de su portada asistieron varios amigos de la casa: Harry Potter, Iron Man, Walter White, el Joker de Heath Ledger, Woody, Gandalf y Khaleesi. Dos décadas de nerdencia, cine, series y cosha golda. Veinte años de pasión por la cultura pop.

Cristian Calavia

Twitter: @cristiancalavia

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0

© A SALA LLENA.