05.03.11
Directores

Entrevista a Gustavo Loza en el 51º Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias, director mexicano de “La Otra Familia”

¿Cómo viviste la reacción del público colombiano en la exhibición de tu película en el festival?

Muy bien, muy interesante sobre todo una presentación con grandes amigos, pero lo más importante fue la respuesta de la gente a una película que presenta un tema controvertido, como muy actual y que pocas veces hemos hablado en nuestra cinematografía.

¿Cómo y porqué surge en tu filmografía encarar el tema de matrimonios del mismo sexo y de la adopción de un niño por parte de ellos?

Precisamente por esa búsqueda temática de sacar historias que normalmente no las abordamos en el cine mexicano,  y empezó hace 4 años con la investigación de las parejas homoparentales en mi país y lo que había de legislación al respecto.

Lo cual hace 3 o 4 años se veía como muy lejana y la gente me comentaba que no lo encarara porque  era un tema todavía muy lejano de nuestra realidad mexicana. 

El tiempo nos ha dado la razón, se ha convertido en un tema sumamente actual, sabes que en la Ciudad de México ya se ha dado de manera oficial la adopción,  y es algo que ahora que está en la agenda nacional y se está discutiendo en los distintos estados de la república, y en este caso ahora llegamos a Colombia y nos encontramos con un caso de una pareja de lesbianas que está pretendiendo una de ellas adoptar la niña de la otra.

¿Porqué ante una iglesia totalmente condenatoria del matrimonio de personas del mismo sexo decidiste poner en tu película a un sacerdote católico que los casa?

Pues precisamente porque era darle un poquito la vuelta y no caer como en los estereotipos,  a pesar de que tienes toda la razón de que es  una institución que condena el matrimonio entre personas del mismo sexo,  en el interior de la iglesia también existen corrientes radicales, corrientes de curas progresistas los cuales piensan diferentes que no necesariamente van a externarlo eso frente a los feligreses delante de un púlpito porque representan a una institución.

Pero también detrás de la institución está el ser humano, y yo te puedo asegurar que hay gente que va en sentido totalmente contrario a lo que dice la iglesia a pesar de pertenecer a ella, y era nuestra intención mas que hablar de la iglesia católica hablar del ser humano.

Estámos llenos de contradicciones, de dobles morales y que muchas veces ni siquiera tenemos una opinión, una postura muy clara frente a este tipo de de problemas.

Muchas de las personas con las cuales estuve hablando a lo largo de estos 4 años ni siquiera se planteaban esta idea porque lo sentían muy lejano.

¿Cómo reaccionó el público de Morelia y del Distrito Federal frente a tu película?

Están reaccionando, porque la película aun no se ha  estrenado, va a tener prueba final a partir del 25 de marzo, tanto en México como en Colombia.

Pero han reaccionado de manera sumamente favorable.  

Lo que mas me dejó muy satisfecho a mi, es que en el caso de Morelia fue una película que generó una gran convocatoria, desgraciadamente se sobrevendió la sala y mucha gente que tenía comprado el ticket  no pudo entrar, la prensa mucha de ella tampoco pudo entrar.

Ha causado mucho movimiento esta película tanto en Morelia como en México.

Hemos estado haciendo un circuito universitario, lo cual ha sido una oportunidad sumamente interesante para nosotros.

El escuchar el punto de vista de los jóvenes mexicanos, porque posteriormente a las funciones que vamos teniendo efectuamos una serie de debates con gente de diversas posturas y ha sido muy interesante,  las salas siempre llenas para ver la película.

Como lo has dicho en México, está aprobada la ley de adopción para personas del mismo sexo.

Frente a una sociedad como la mexicana que es considerada muy machista ¿cómo está funcionando la ley?

Con mucha resistencia de parte de un sector de la sociedad, también del gobierno de derecha el cual interpuso una demanda judicial para parar la ley, la cual no prosperó, y la iglesia católica condenando permanentemente el hecho.

Pero por otro lado también existe toda una fuerza que está apoyando la ley.

Aquí no se trata de pelear unos con otros sino de dialogar y de ver qué es lo mejor,  y de darnos cuenta que como seres humanos de pronto la preferencia sexual es lo menos importante.

Ser una persona homosexual no te califica o te descalifica para poder ser un buen  padre  y poder formar una familia, y estamos hablando de cosas muy delicadas que tienen que ver con los derechos humanos de la gente y sobre todo con los derechos de los niños que normalmente muchas veces  no tomamos en cuenta.

¿Qué es lo que quisieras que se llevara quien vea tu película?

Se van a llevar sembrada una duda en mucho de los casos, y porque no un cambio de opinión al respecto de determinados temas.

Es una película que en ese sentido no te da tregua,  y te obliga de algún modo a adoptar una posición, cualquiera sea.

Creo que cualquier comentario, cualquier opinión es respetable, no puede pasar desapercibida.

Es una película que radica en tu fondo, no en la forma y que necesariamente te lleva a dialogar con tu familia, con tu pareja, con la gente cercana y en muchos casos es la primera vez que se va a dar eso.

Habiéndose aprobada la ley muy recientemente en Argentina,  sería muy interesante que tu película se exhibiera aquí.

Ojalá, yo quisiera que se pueda exhibir en algún festival en Argentina, y lo que te quiero decir, algo que es interesante para nosotros: la película la compro la Twentieth Century Fox y la tiene para toda latinoamérica.

Ahora empezamos con México y Colombia pero yo espero que muy pronto llegue a las salas argentinas, me parece muy interesante llegar a ustedes.

Sabés que el cine de México se ha llevado el  importante premio a la mejor película  en nuestros festivales, en el BAFICI “Alamar” y en el de MAR DEL PLATA “Cinco Días sin Nora 

Si, sé que han tenido muy buen recibimiento las películas mexicanas, yo siento que esta película va a tocar fibras profundas porque es un tema que nos pertenece a todos, que nos compete a todos, que nos deberíamos poner a pensar todos y en particular latinoamérica, porque como latinoamericanos nos vamos a sentir totalmente identificados.    

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.