27.11.09
Directores

Entrevista a Juan José Campanella

Lo perseguimos durante meses, hasta que por fin dimos con él en el reciente Festival de Cine de Mar del Plata, donde se desempeñó como jurado de la Competencia Internacional. Sí, queridos lectores, el director de grandes películas como El Hijo de la Novia y Luna de Avellaneda se tomó la molestia de responder nuestras preguntas. Si bien ya pasó un tiempo del estreno de El Secreto de sus Ojos, su más reciente éxito, nunca es tarde para hablar sobre dicho film y otros de su carrera, además de los futuros proyectos. Aprovechamos para agradecerla una vez más a Juan José Campanella por su buena predisposición.

La revelación de la película es Javier Godino. ¿Cómo diste con él?

Lo de él fue azaroso, porque lo iba a hacer otro a ese papel. Y el jueves antes de empezar la filmación (arrancaba el lunes), el jueves me dice: “Me voy”. Nos clavó. Entonces ese jueves a la noche, desesperado, en Madrid (porque también tenía que ser español) se arma un casting, y el viernes a la mañana, entre los actores que aparecieron estaba Javier, que la clavó en el casting. Y en el acento, incluso. El sábado estaba en el avión, y el miércoles empezó a filmar la escena del interrogatorio. Tremendo.

 

En tus películas anteriores trabajaste con el director de fotografía Daniel Shulman. En El Secreto… lo hiciste con Félix “el Chango” Monti. ¿A qué respondió ese cambio?

Pasaron cinco años entre la película anterior y ésta. Dan está en Estados Unidos. Yo empecé a trabajar con el Chango en Vientos de Agua. Me encantó trabajar con él. Su estilo tenía mucho que ver con lo de la película. La verdad es que nos llevamos tan bien que nos mandamos con ésta.

 

Hablando del estilo de El Secreto…, ¿cuáles fueron las principales influencias estéticas y narrativas? Además del género policial.

Hay algo que la gente menciona poco , que es el encuadre, la composición del encuadre de la película, que ciertamente es bastante rara en una película mía. Usamos espacio negativo, con mucha cobertura. El cine de los ’70 me gusta mucho, más que nada cosas de Pakula, como The Parallax View. No recuerdo cómo se llamó acá.

 

Asesinos S. A.

Esa. También la fotografía de Rodchenko, fotógrafo del Constructivismo ruso. Esa fueron las influencias principales. Y es un estilo visual que empecé a manejar ya en el presente de Vientos de Agua. Acá, por supuesto, me pude mandar con todo.

 

2009 está siendo un gran año para el cine argentino. Varias películas son éxitos de público y de crítica. ¿Pensás que es algo pasajero y marcará un camino a seguir?

Yo creo que hubo dos o tres películas que distrajeron un poquito. Pero en realidad, hasta que se estrenó El Secreto…, en agosto, no había pasado nada de nada de nada con el cine argentino en el año. Después estuvo la seguidilla de El Secreto…, Las Viudas de los Jueves, Anita y Papá por un Día. La única que había pasado los 100 mil espectadores era Felicitas. Fue un año bastante bajo, y el que viene va a ser peor todavía. De los directores más… industriales, digamos, están filmando Trapero y Burman. No hay ninguna otra película para estrenar.

 

Yendo al pasado, en El Niño que Gritó Puta dirigiste a Adrien Brody, en su debut cinematográfico.

No sé si es el debut, eh. Por ahí la segunda película. No sé si antes había hecho algo más barato antes. No recuerdo bien.

 

¿Cómo fue trabajar con él?

Tenía diecisiete años en esa época. Muy bien. Era un pibe muy macanudo, muy tranquilo, y un actorazo. No perfilaba como gran actor: ya era un gran actor.

 

Tu relación cinematográfica con Eduardo Sacheri comenzó cuando estabas por adaptar el cuento “Esperándolo a Tito”. Pero después apareció la historia de Luna de Avellaneda y quedó en el olvido. ¿Retomarías el proyecto de Esperándolo…?

No. Esperándolo a Tito solamente no. Seguramente vamos a trabajar de nuevo con Eduardo, pero no sería Esperándolo

 

¿Se puede hablar de próximos proyectos? ¿Es posible que uno de los futuros proyectos sean una adaptación al cine de Más Respeto que soy tu Madre?

Está en carpeta. En este momento estamos trabajando con Casciari, el autor de la novela. Será una adaptación de la novela, no de la obra de teatro. A partir de ahí estamos viendo si le encontramos la vuelta para el argumento de una película. Está en carpeta.

 

¿Qué podés contarme del proyecto de animación?

Los personajes están basados en los de un cuento de Fontanarrosa, “Memorias de un wing derecho”, aunque la historia no tiene nada que ver. Los protagonistas son jugadores de metegol. Es una co-producción con España que se va a estrenar en 2012. Y es en animación 3D estereoscópica.

 

El Secreto… tiene chances de quedar entre las cinco nominadas al Oscar por Mejor Película Extranjera. Ya lo lograste con El Hijo de la Novia. ¿Qué recordás de aquella experiencia en tan famosa ceremonia?

Recuerdo que todo lo anterior a la ceremonia me sorprendió por su gran cinefilia. Uno está preparado para una fiesta de celebrities, incluso frívola, y en realidad las actividades empiezan el jueves anterior, con seminarios a sala llena, reuniones de los realizadores, cenas con grandes del cine. Por ejemplo, mi diploma de nominación me lo entregó Dede Allen, la montajista de Tarde de Perros y Reds, una de las más grandes de la historia en mi oficio de edición.

 

Siguiendo con El Hijo…, Adam Sandler estaba preparando una remake en su patria. Parecía a punto de concretarse. Hasta se hablaba de Dustin Hoffman en el papel que originalmente hizo Héctor Alterior. ¿En qué quedó ese proyecto?

En la nada. 

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.