07.03.11
Directores

Entrevista a Natalia Smirnoff en el 51º Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias

Entrevista a Natalia Smirnoff en el 51º Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias

Ganadora del Premio al Mejor Guión por “Rompecabezas”

Acompañaste la exhibición para el público colombiano de tu película “Rompecabezas”

¿Cómo la viviste?

La verdad que fue muy hermosa y sorprendente, la reacción del público en general, y también de la prensa de las dos funciones que yo pude ver,  me llamó la atención cómo podían conectar mucho con la película.

Ya estoy llegando a cierta etapa final de recorrido de la película por festivales y fue uno de los públicos que más me pareció que entendían y sentían la película, así que muy contenta.

Empezaste tu carrera profesional como directora de casting y 1º ayudante de dirección.

¿De qué te ha servido tu experiencia?, en ésta, tu ópera prima.

Me ha servido mucho para entender lo que es un set, para saber cómo funcionan los equipos de filmación para aprovechar eso en rodaje.

Yo tenía poca plata y entender que el cine es un equipo, un grupo que arma y que forma, que crea. Si no se entiende eso no se puede usar el equipo bien.

Y por otro lado lo de directora de casting me dió bastante seguridad y permitirme un buen manejo con los actores y darles un lugar a ellos importante.

¿Porqué el armado de  “Rompecabezas” se convierte en el objetivo fundamental para María del Carmen?

Porque descubre que tiene un don, que siente pasión por algo, y lo que uno descubre es  que una pasión transforma si uno la sigue, por todo lo que se entrega en cada momento.

Es como vivir pleno ese momento que se le entrega.  

El juego llena falencias de su vida y le permite volver a sentirse libre y deseada.

A mi me parece que más que una falencia es una suma, toda vida tiene falencias.

Es imposible que no tengamos en nuestra vida agujeros o lugares sin completar.

Lo que yo más siento es que realmente el juego le suma otra capa, le agrega algo, pero no sé si porque no lo tenía, sí tal vez estaba muy dedicada para entregar a otros pero no era una falencia.

¿Creés que esta sociedad no se permite el tiempo para el ocio?

Creo que es un gran problema que tenemos.

Para mí inclusive, me cuesta dedicarme tiempo al ocio, se cuantifica el tiempo.

Se considera el tiempo productivo como lo importante, se relaciona todo mucho con el ganar dinero y finalmente hay tiempos esenciales para el ser humano que muchas veces son pérdidas de tiempo desde la productividad pero que transforman, ayudan a madurar a confrontarnos como con nuestras sombras.

Es necesaria una emancipación de la mujer en la sociedad latinoamericana.

Has hablado del fuerte machismo que existe en la región.

Bueno, yo no sé si es necesaria o no es necesaria,  soy mas tendiente a que si que a que no, esa es mi opinión simplemente.

Me parece que encuentro que las parejas  son más parejas cuando los seres humanos son iguales no perdiendo las diferencias.

El problema tal vez es cómo se hace para respetar las diferencias y a su vez, que uno no sea mejor que el otro, esa ecuación o que el tiempo de uno es  más importante que el del otro, esos dos ítems son los que a mi me parecen mas grave, y me parece que si, cuando una persona trabaja y hay cierta independencia interior la misma es buena.

¿Hay una mirada de género en tu película?

Yo siento que no, creo que hay una mirada de una persona que es una mujer directora, guionista y como tal lo que intente buscar es eso, que no sea una película de género sino que justamente sea una película desde un punto de vista de una mujer.

Siempre los autores son hombres, estamos mucho más acostumbrados, por suerte no tanto acá en la Argentina que tenemos muchas directoras mujeres pero en el cine en general, en la literatura, en la pintura.

Solamente en este siglo empezó a haber la mirada de la mujer como cosa fuerte.

Entonces me parece que es el punto de vista desde una autora femenina.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Uno de los logros más destacables de tu película es el sobresaliente trabajo de María Oneto.

¿Cómo trabajaste con ella par lograr este impecable trabajo?

Primero, María Oneto es una increíble actriz, me parece que la dirija quien la dirija María va a estar genial.

En realidad lo más complicado para María en este personaje tenía que ver con las cosas más sencillas, prácticas de una mujer ama de casa que ella no tiene mucho que ver.

Ensayamos cocinar, vino a la casa de mi madre y cocinamos un pollo, después armamos una cama, armamos rompecabezas, todo lo que no tenía que ver con su vida, y a su vez le diera la  dimensión de una mujer simple, más práctica que lo que María es como persona.

Improvisábamos mucho tanto del lado de Roberto como con la familia.

¿Qué expectativas tenés para este 51º Festival de Cine de Cartagena de Indias?

¿No te enteraste que gané un premio?

No, pero el Festival terminaba esta noche, ¿qué premio ganaste?

Se entregaron los premios y gané el de mejor guión.

¿Buenísimo! , y ¿qué expectativas traías al festival?

La verdad es que no tenía muchas expectativas porque por un lado las películas con las que competía son buenísimas, no podía decir todas pero las que vi, son muy buenas.

No creía que pasara nada, pero la expectativa fundamental para mí era llevar la película a Colombia, ver al público colombiano y ver qué le pasaba con mi película

A mí me preocupa especialmente que las películas no lleguen a Latinoamérica entre Latinoamérica

Mi película se ha vendido en 22 territorios y uno sólo de ellos es latinoamericano que es México.

Se va a ver en Japón, en Corea y en Israel y me parece increíble que no se vaya a ver en Colombia, Perú, Venezuela, Ecuador y el resto de los países latinoamericanos.

Ojalá esto termine de ayudar para que así sea.

Desgraciadamente muchos distribuidores las compran en exclusividad y no incluyen Latinoamérica

No necesariamente, mi distribuidor le puso mucho énfasis a esto de difundirla en Latinoamérica y la realidad es que es un trabajo muy de hormiga lograr hacerlo si se logra, pero en gran parte de las películas no se logra.

Hay un público del resto de Latinoamérica ansioso por ver cine argentino.

Yo te puedo hablar de la reacción de la gente que vi en la proyección de Rompecabezas, el cine estaba lleno y me hablaban, y me hablaban, y me hablaban y por lo pronto no se qué capacidad tenía la sala, creo que entre 2000 a 3000 ya es un público.

¿Estás trabajando algún proyecto?

Estoy escribiendo un proyecto que se llama “El Cerrajero” que espero poder filmarlo el año que viene.

Esperamos que pronto te pongas a filmar y te felicitamos por el premio que recibiste.

La verdad es que estoy muy feliz y además en el jurado estaba Arturo Ripstein lo cual fue un honor.   

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.