20.12.10
Directores

Entrevista a Pablo Jose Meza, director de “La Vieja de Atrás”

Entrevista a Pablo Jose Meza, director de “La Vieja de Atrás”, Competencia Latinoamericana 25º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

¿Cómo y por qué surge “La Vieja de Atrás”?

La verdad es que estaba en un festival de cine en España y vi un diario en el cual había un clasificado donde una anciana ofrecía habitaciones de su casa a estudiantes y se las alquilaba no por medio de dinero,  sino por medio de conversaciones, de charla.

Me pareció un anécdota muy digna de contar, lo trasladé a Buenos Aires con personajes de acá, y básicamente siempre me preocupó el tema que exista  la incomunicación entre las generaciones.

Esto que una persona mayor esté tan sola al final de su vida y necesite casi como alquilar parte de su casa para conseguir compañía, sentirse escuchado que es algo bastante necesario para los seres humanos.

Y la verdad que me pareció como algo muy importante de contar y sobre todo que exista  la  incomunicación entre las generaciones me parece algo preocupante.

¿Cómo trabajaste el personaje con Adriana Aizemberg, esa magnífica actriz teatral?

La verdad es que llegué a Adriana después de buscar en bastantes otras actrices que eran mayores que ella en edad  porque el personaje lo requería así, y finalmente me acerqué a ella por su nivel actoral, me parece que es una excelente actriz, preferí resignar un poco en edad en el personaje y ganar en nivel actoral.

El trabajo fue duro principalmente porque es un personaje complicado, ella se animó a  hacerlo, es una persona bastante arriesgada porque el personaje es realmente complicado.

Fuimos trabajándolo en los ensayos, y en el rodaje también, había  como ciertas discusiones para crear mas al personaje, siempre constructivo, fue complicado terminar con el,  y ella le dió mucho de lo que tiene, lo que es muy bueno.

Has centrado tu mirada en la incomunicación de los jóvenes y de los viejos. ¿Por qué?

Me parece que tanto los jóvenes como los viejos son dos etapas de la vida de los seres humanos en los cuales tantos los viejos como los jóvenes dicen y hacen lo que quieren.

No tienen un filtro que tenemos nosotros ante la sociedad, los nenes te dicen lo que quieren, cuando tienen hambre tienen  hambre, cuando quieren ir a tal lado  van a tal lado,  y cuando el ser humano llega a la última etapa de su vida, la vejez pasa algo similar.

Me llama mucho la atención eso, porque tomen la decisión que tomen o piensen lo que piensen,  son bastantes sinceros: hacen y dicen lo que quieren.

Que haya una incomunicación justamente entre esas dos puntas de generaciones me parece algo inentendible, deberían como acercarse mucho mas, me parece algo digno de contar.

¿Creés que esta sociedad no repara en ellos?

No se si  no repara en ellos, me parece que no le da a veces el lugar que merecen, no le da todo el lugar que merecen, toda la contención.

Cuando yo era joven hubiese necesitado que me hicieran un test vocacional cuando terminaba la primaria para ir a la secundaria y no me lo hicieron, terminé en un industrial que no me sirvió para nada, cuando yo desde chico ya escribía cuentos.

Me parece que habría que prestarles más atención para ver que es lo que quieren.

Yo ahora soy docente en el I.V.A  (Instituto Vocacional de Arte) y trabajo con adolescentes todo el tiempo, lo que trato es sobre cómo escucharlos, tienen muchas cosas para decir siempre y por lo general no tienen  espacio para decirlo.

Con los viejos pasa lo mismo, también tienen  muchas cosas para contarnos, de las cosas que fueron, y si nosotros los escucháramos mas,  seguramente cometeríamos menos errores porque ellos cometieron un montón de errores que nos pueden transmitir a nosotros para que nosotros no los cometamos.

El problema es que tampoco los escuchamos.

¿Qué queres que se lleve la gente luego de ver tu película?

¡Qué pregunta difícil!

La verdad que es una película que hace que el espectador trabaje, no es una película que le va a dar al espectador todo servido, sino que el espectador va a tener que mirarla y trabajar un poco.

Con que se vaya del cine habiendo trabajado la película, habiendo pasado un buen momento y que le haya dejado ese gusto de haber visto una película que deja un mensaje y no solamente un entretenimiento, yo ya me voy contento.

¿Cuál es el camino que sigue “La Vieja de Atrás”?

La película se ha pasado en dos festivales en Brasil, porque es una coproduccíon con Brasil, se pasó en el Festival de Gramado y en la Muestra de Cine de San Pablo.

Ahora va al Cairo, y va a Huelva, se estrena pronto en Buenos Aires y luego seguirá en otros festivales.          

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.