01.09.16
Directores _ Entrevistas

Entrevista a Jorge Leandro Colás, director de Los Pibes

En Los Pibes, Jorge Leandro Colás sigue demostrando su talento como documentalista al seguir de cerca el trabajo de los captadores de talentos del club Boca Juniors. Esto es lo que nos contó Jorge sobre su más reciente opus.

¿Cómo surge la idea de hacer un documental sobre estos captadores de talentos, y de Boca Juniors?

Con nuestra productora Salamanca Cine hacemos algunos videos y pequeños documentales para las redes sociales de Boca Juniors. A partir de esta situación, un par de años atrás, nos encargaron grabar unas breves entrevistas con algunos miembros del equipo de captación del club. Lo hicimos, nos resultaron interesantes, pero fue en el momento de grabar algunas “imágenes de relleno” para esas entrevistas, cuando conocimos el ámbito de las pruebas. Y ese día, casi en forma inmediata, dije: “acá hay una película”. Sentía que la búsqueda y la mirada de estos particulares cazadores de talento (algunos de ellos ex jugadores), la ilusión inmensa de esos niños por jugar en Boca, la presión desmedida de algunos padres pensando en una posible salvación económica, eran piezas que conformaban un mundo sumamente atractivo y potente para hacer un largometraje documental.

¿Cómo fue la relación con el club, los cazatalentos y los padres de los chicos que se iban a probar? ¿Les dieron libertad para registrar su trabajo o hubo algunas condiciones?

Boca es un club muy grande, con mucha gente, muchos intereses, muchas presiones, muchos cambios de humor de acuerdo al resultado deportivo. Y toda esta dinámica se traslada al día a día de la institución. Nosotros teníamos una autorización del club bastante general, pero fue realmente la confianza de los captadores lo que nos abrió la puerta a ese mundo y pudimos registrar cada una de las etapas de prueba y selección de los que serán dentro de algunos años los próximos jugadores de Boca. Creo que salvo alguna reunión muy estricta de los captadores con algunos dirigentes, en donde hablarían de pases y fichajes, realmente pudimos rodar todo lo que quisimos. Con los padres las relaciones eran más fugaces y efímeras, y en general, estaban contentos con que exista un documento de que sus hijos, aunque sea por un rato, jugaron en Boca.

¿Cómo fue la experiencia de acompañar a los captadores de talentos durante sus viajes a La Pampa, por ejemplo?

Los viajes al interior fueron muy interesantes y gratificantes. Siempre es lindo rodar en lugares más pequeños que tienen una dinámica propia, muy distinta a las grandes ciudades. Estuvimos en Quenumá, Provincia de Buenos Aires, y en Santa Rosa, La Pampa. En los dos lugares nos sorprendió bastante lo que sucedía ante la llegada de la comitiva de selectores de Boca. Se generaba allí una cuestión muy cálida y afectuosa hacia los captadores, especialmente hacia quienes son ex jugadores e ídolos de Boca como el Muñeco Madurga y el Mono Perotti. La gente se acercaba a ellos, les pedía fotos y autógrafos, con la misma intensidad que lo harían ante futbolistas en actividad.

¿Cuánto tiempo duró el seguimiento a los cazatalentos y cuánto la postproducción?

Para los tiempos habituales del documental, debo decir que fue un proceso medianamente corto. La idea inicial surgió a mediados del 2013, cuando conocimos a los captadores, poco a poco, los fuimos ablandando y convenciendo acerca de la posibilidad de hacer una película con ellos. Durante el 2014, grabamos todas las pruebas que se hicieron en la cancha de Boca y en La Candela, el histórico predio que el Club tiene en San Justo. Los primeros días del 2015 iniciamos el montaje, mientras seguíamos en paralelo el rodaje, registrando cosas puntuales que nos parecía que le faltaban a la película: situaciones de oficina, el costado burocrático del proceso y las pruebas en clubes de baby fútbol o en clubes del interior del país. Con esas últimas secuencias completamos el montaje de la película en noviembre de 2015, poco antes de su estreno en el Festival de Mar del Plata.

¿Cómo fue la recepción de los captadores y de todos los vinculados al mundo Boca?

Los captadores vieron la película en la productora y luego proyectada en una sala con público en el BAFICI. Las primeras reacciones fueron muy intensas. Podría decir que la pasaron bien, la pasaron mal, me putearon, me felicitaron. Ellos nos abrieron las puertas de su intimidad, pusieron el cuerpo y obviamente quedan expuestos. Finalmente, uno de ellos dijo: “el que no entiende que el día a día del fútbol, en un club grande como Boca es esto, no entiende nada”. En este sentido, creo que vieron representado su mundo, su trabajo, con sus cosas buenas y también con sus cosas malas. Mucha gente del club verá la película en estos días, cuando se estrene oficialmente en Buenos Aires.

La película viene de tener un recorrido en festivales. ¿Cómo fueron esas experiencias?

Estamos muy contentos, la película estuvo en la Competencia Argentina del Festival de Mar del Plata y fue invitada al último BAFICI. Pensábamos que en cuanto a festivales nacionales no podíamos pedir mucho más, pero siguieron llegando invitaciones de festivales muy queridos como el de General Pico, el FIDBA y el MARFICI, en donde recibimos una mención especial. También anduvo girando por Perú, Bolivia, Australia y Estados Unidos. En todas las ocasiones nos quedamos con las gratificantes reacciones del público, y algo que estuvo pasando también en estas exhibiciones es que siempre hay una fuerte presencia de pibes en las salas.

¿Es posible hablar de próximos proyectos? ¿Hay intenciones de dirigir un largometraje de ficción?

Lo que viene más cercano es el rodaje de la que será mi primera película de ficción. Se llama Barrefondo y es una adaptación de la novela del autor argentino Félix Bruzzone. Cuenta los días y las noches de un piletero del conurbano bonaerense que se ve envuelto en una trama policial, cuando una banda de delincuentes comienza a “comprarle” información de las casas en las que trabaja. Si bien será una ficción, debo decir que será bastante “documentalosa”.

Matías Orta

orta@asalallena.com.ar | @matiasorta

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.