Cine _ Directores _ Entrevistas

Entrevista a Laura Casabé, directora de La Valija de Benavidez

Laura Casabé viene haciendo sus armas desde la independencia, gracias a obras como El Hada Buena: Una Fábula Peronista. Sin dejar de lado, aquella impronta, pero ahora con más recursos y actores reconocidos, vuelve con La Valija de Benavidez. Esto es lo que Laura nos contó al respecto.

La película está basada en un cuento de Samanta Schweblin. ¿Cómo surge la idea de adaptarlo al cine?

Conocía a Samanta desde hace tiempo y tenía todos sus libros. Estaba en casa y mi gato subió a la biblioteca y, despreocupadamente, tiró un libro al piso que era El Núcleo del Disturbio. Lo levanté y comencé a hojearlo. Recordé que había un cuento que en la primera lectura me había encantado y volví a leerlo en el momento. El cuento era “La Pesada Valija de Benavidez”. Esa noche o al día siguiente lo llamé a Lisandro Bera -que es mi socio y trabajamos juntos hace tiempo- y le propuse, totalmente convencida, de escribir un guión sobre ese cuento, y le gustó la idea. El universo narrativo de Samanta tiene algo muy cinematográfico, describe escenas que dan terribles ganas de filmarlas.

Ya habías filmado El Hada Buena: Una Fábula Peronista, tu ópera prima, además de cortos, todo de manera independiente. La Valija… cuenta con apoyo de INCAA. ¿Cómo fue la experiencia de pasar a filmar un largo de estas características?

Fue distinto y muy parecido. Fue bueno porque se mantuvo el mismo equipo que trabajaba sin un peso antes y ahora contaba con presupuesto, y bueno, por supuesto tener el apoyo del INCAA es una diferencia sustancial en muchos aspectos. Pero por otro lado, la peli fue hecha con, más o menos, un millón y medio de pesos, y es muy ambiciosa; entonces nos la tuvimos que ingeniar igual y toda la experiencia ganada a través de los años de la independencia absoluta fue muy valiosa, casi fundamental, porque de alguna manera te curte en muchos aspectos. Pudimos filmar en un palacio gracias al apoyo del INCAA, pero también, cuando tres días antes de terminar el rodaje nos quedamos sin dinero de presupuesto de arte y todavía teníamos que armar una locación entera (la casa donde vive Benavidez) fue la experiencia de la independencia total la que nos sacó a la calle en un auto con la directora de arte, recorriendo todo el fin de semana las casas de todos nuestros amigos y familiares para armar el espacio. Pero el INCAA no sólo nos apoyó con el crédito para filmar: algo que fue fundamental, clave para la peli, fue el apoyo de Blood Window, que pertenece al INCAA. Ellos siempre, desde el guión, estuvieron presentes ayudando, y es gracias a ellos que tendremos la Gala de la peli en Marche du Film de Cannes.

El reparto tiene nombres fuertes, como Guillermo Pfening, Jorge Marrale y Norma Aleandro. ¿Cómo diste con ellos para esos papeles?

Si en ese sentido fuimos muy afortunados. Lo cierto es que se fue dando medio solo, nosotros habíamos presentado el proyecto al INCAA con otro elenco, pero como sucede muchas veces con el paso del tiempo y asuntos de fechas, los actores que habíamos pensado no podían filmar en las fechas propuestas. Entonces nos pusimos a pensar y dimos con la idea de Jorge para el personaje de Corrales, le mandamos el guión y acordamos una reunión. Nos juntamos y mi sensación fue que hicimos un click instantáneo, Jorge entendía perfectamente al personaje y salimos convencidos de que tenía que ser él y por suerte aceptó. Entonces pensamos quien podía ser para el personaje de Beatriz Donorio y vimos en la pagina del representante de Jorge que estaba Norma Aleandro, ahí pensamos: “¿Te imaginás si fuese ella?”. Y mandamos el guión, convencidos de que iba a decir que no, pero no fue así y nos reunimos también. Creo que tanto para Jorge como para Norma, hacer una película con estas características les pareció divertido y fuera de lo que estaban acostumbrados. También sabían que nos apoyaban si se sumaban y fue muy generoso de su parte. Después en el rodaje nos divertimos mucho, fue genial trabajar con ellos. Y a Guille llegamos a través de un amigo en común. Pensamos que tenía la impronta para hacer de Benavidez y fue el mismo sistema, le pasamos el guión y se sumó. Pero sucedió todo, para nuestra absoluta sorpresa, muy naturalmente.

La película funciona como un thriller psicológico, aunque tiene buenas dosis de humor negro. ¿Cuáles podrías mencionar como influencias principales?

Sí, la película tiene una combinación de géneros e incluso de tonos. Terminó siendo una mezcla artesanal de varios elementos. Por el lado del thriller psicológico estuvo muy presente Darren Aronofsky, sobre todo su peli El Cisne Negro o Pi. Pienso que del lado del humor y la estética barroca quizás Terry Gilliam y los Monthy Python y alguna cosa de Tim Burton y de Alex de la Iglesia. También buscamos algunas referencias en Greenaway (pero finalmente no sé si quedaron, la verdad) y también me gusta realmente mucho Park Chan Wook (el director de Oldboy y tantas otras). Y en términos de ciencia ficción, soy muy fan de la serie inglesa Black Mirror, y si bien tiene un nivel de otro planeta, creo que algo influenció, haber visto los capítulos tantas veces probablemente haya hecho mella.

La Valija… vienen teniendo un importante recorrido en festivales. ¿Cómo están siendo esas experiencias?

Hasta ahora fueron experiencias muy lindas, la más sorprendente fue el BIFFF (Festival Internacional de cine fantástico de Bruselas) que me pareció fenomenal, la pasé muy bien. Es un festival de cine fantástico muy importante, muy instalado con un clima y una energía absolutamente festiva y rebelde. El público es algo único y los organizadores también, y algo que en lo personal fue emocionante es que tuve la oportunidad de charlar con Marc Caro (uno de los directores de mis películas preferidas de la adolescencia, que fueron La Ciudad de los Niños Perdidos y Delicatessen) así que fue especial poder participar de ese festival. ¡Quisiera volver otro año! Después el BAFICI fue muy bueno también: el estreno con amigos y familia y el reencuentro con el equipo que trabajó en la película, además de que era el festival al que iba de chica mucho y que jamás pensé que un tipo de película como La Valija… pudiese participar, así que muy agradecida por la experiencia.

Matías Orta

orta@asalallena.com.ar | @matiasorta

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0
Libria-Banner

© A SALA LLENA.