Directores _ Entrevistas

Entrevista a Mariano González, director de Los Globos

Los Globos (2016) es la ópera prima de Mariano González, que también protagoniza este duro retrato de la paternidad. Esto es lo que Mariano nos dijo acerca del film.

¿Cómo surge la idea de Los Globos?

Surge de la necesidad, del deseo, venía escribiendo guiones y por una cosa u otra no podía concretarlos, tenía ganas de protagonizar, venía haciendo muchos cortos y participaciones pequeñas en largos como actor. Me junté con una amiga en un bar y le dije que iba a escribir un largo para que ella lo dirija, me preguntó de qué se iba a tratar, agarré una servilleta y empecé a escribir. Tengo un auto, conozco un galpón increíble de un amigo que haces globos, consigo un campo, hay rutas y tengo un HIJO, había sido padre, y ese era el gran tema que tenía que desarrollar como motor principal, en fin… Con todo esto, escribí la película. Después gané el concurso de ópera prima. Ella, mi amiga, estaba con otras cosas, y entonces decidí dirigirlo también.

¿Siempre pensaste en protagonizarla vos? 

Si, como dije anteriormente, quería protagonizar, y también sentía que era yo quien tenía que contar esa historia como actor.

En el caso de tu hijo, ¿pensaste mientras la escribías en él como coprotagonista?

Si, y pensaba que tenía una ventaja y una desventaja. La ventaja es que era mi hijo, y para mí personaje, para la película, para el asunto, para el conflicto y para el tema era más verdadero todo, porque para él yo también era su padre en la vida, en el mundo. Y eso logró, a mi parecer, un vínculo muy sincero en el film, y a mí me ayudo mucho trabajar con él. O sea, él me dirigió inconscientemente a mí, porque yo tenía pensamiento, como actor, como persona, un tanto más mayor que él. En cambio, él era puro, fresco, y entonces yo me adaptaba a él. La desventaja era que al protagonizar, dirigir, y a veces tener que estar en cuestiones de producción iba a ser mucho, entonces un niño ajeno me iba a liberar de que, una vez que se termine la escena, el niño iría con sus padres y no conmigo, entonces sería para mí un pequeño descanso. Pero creo que la decisión fue muy buena, volvería a trabajar con él, si él tiene ganas claro.

¿Cómo fue la experiencia de compartir escenas con él, en el ámbito de una película tan cruda?

Fue muy lindo. Claro que por momentos estábamos cansados, pero creo que los dos pudimos serle fiel al material.

¿Es tu primera película como director? ¿Cómo fue la experiencia?

La experiencia fue muy buena, la película por suerte está teniendo buena recepción, entonces hubo algo ahí que pudimos contar, con mucha sinceridad. En cuanto a la dirección, es algo que me gusta mucho y espero poder seguir aprendiendo y haciendo.

Hay una decisión clara en la manera de narrar la película, con cámara en mano, elipsis, ¿cómo fue el proceso de filmación?

El proceso fluyó bastante bien. Tenía en claro que quería contar y la idea de cómo. También contaba con un gran equipo con experiencia que me daba tranquilidad y contención en cierta manera. La cámara, por decirte, la hacía Fernando Lokett, así que ahí estaba más que protegido, Mi asistente Felipe Solari de Yrigoyen también, un gran asistente. Y así todo el equipo.

Es una película muy personal, ¿en cuáles directores encontrás influencias en tu estilo de contar?

En los hermanos Dardenne. Vi toda su filmografía, sus primeras películas me hicieron feliz. Realmente disfrutaba tanto su cine, me parecen perfectos.

¿Tenés un próximo proyecto en proceso?

Si tengo un guión en el INCAA que veremos qué pasa. Sigo indagando sobre los miedos, espero poder filmar pronto.

© Mary Putrueli, 2017 | @mary_putrueli

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

Share on Facebook58Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0

© A SALA LLENA.