11.12.17
Directores _ Entrevistas

Entrevista a Paco Plaza, director de La Posesión de Verónica

Gracias a un puñado de films inquietantes, Paco Plaza se convirtió en un referente del cine fantástico y de terror español de los últimos años. La Posesión de Verónica (Verónica, 2017) es su más reciente trabajo, y también el más personal. En esta entrevista nos cuenta todo al respecto.

La película está inspirada en un hecho real. ¿Cómo diste con ese caso?

Era un caso muy particular en España: el primer caso de actividad paranormal registrado por la Policía. Para hacer la película incorporamos el informe del caso, pero también datos de otros episodios relacionados con fenómenos paranormales. Pero la película es enteramente de ficción.

¿Cómo fue el proceso de tomar esos datos y convertirlo en una película?

Había muchas maneras de encarar el proyecto. La primera vez que hablé con el productor fue hace cinco años. Consideramos varias maneras, incluyendo un informe documental, pero elegimos el camino de la ficción inspirada en hechos reales. Además, usamos esta historia y la mezclamos con una fábula de crecimiento de una niña. Todo es nuevo para Verónica y queríamos explorar eso. El terror fue la excusa.

Verónica está interpretada por la debutante Sandra Escacena. ¿Cómo diste con ella para un papel clave de la película?

Sandra tiene la edad del personaje. Estaba en la edad justa, y adapté al personaje para ella. Hice al revés de otros directores, que contratan a un actor para caracterizar un papel. Quería usar toda su experiencia vital y usarlo en la película. Sandra fue la primera que vimos, y luego pasaron 700 más, pero siempre la comparábamos con ella.

La madre de Verónica y de sus hermanos está interpretada por Ana Torrent, famosa por ser la niña de Cría Cuervos (1976). Sé que es un detalle que tuviste en cuenta.

Cría Cuervos me fascina porque utiliza el mecanismo de meterse en el punto de vista de una niña y mira el mundo de los adultos desde allí. Tener a Ana en la película me parecía un homenaje y por otro, tenía sentido que la niña de Cría Cuervos haya fundado su propia familia.

La película se las arregla para eludir la mayor cantidad de lugares comunes de películas de este estilo. ¿Cuáles fueron tus influencias para hacerla?

Qué bueno que digas eso. Mi idea era carecer de referentes. Me parece peligroso cuando hacen tanto hincapié en otras películas. Se convierte en metacine y eso se aleja de la realidad, y yo quería anclarme en la realidad, en la España de los ’90. Intenté evitar ver películas de posesiones, quería evitar clichés de esas películas. Quería inspirarme en la realidad.

La banda sonora incluye temas de Héroes del Silencio, no sólo porque sonaban mucho en la época en la que transcurre la historia sino también con un fin dramático. ¿Cómo fue conseguir los derechos de los temas?

Soy muy fan de Héroes del Silencio y de Enrique Bunbury, con quien me une una gran amistad. Él ayudó a conseguir los derechos de los temas musicales. Estaba al tanto de la película y fue muy generoso. El ‘91 fue el año de explosión de la banda, con cinco números uno. Por las características de su música, romántica y gótica, le sentaba bien a Verónica.

En tus películas, los protagonistas deben lidiar con fuerzas sobrenaturales que comienzan a afectar sus vidas y la de quienes los rodean. ¿De dónde viene tu interés por lo sobrenatural y por el género de terror en sí?

Desde pequeño sentí atracción por lo sobrenatural. En cine, por el terror, por los fantasmas. No sé si es manera de escapar de la realidad. Es más atractivo lo que no tiene explicación. Me parece muy atractivo el misterio y el interrogante.

¿Cómo viene siendo el paso de la película por festivales y otros eventos?

Fuimos al festival de Toronto, pero ya estaba estrenada en España. Hicimos pocos festivales. Fuimos a México, Chile, ahora Argentina. Se estrenará en Francia, un mercado importante. Estoy contento, y por medio de Netflix llegaremos a más territorios. Las plataformas se complementan y te ayudan.

Jaume Balagueró y vos son los referentes del cine de terror español actual. ¿Cómo ves ese cine en la actualidad?

Ahora se hace poquito. Hubo un momento de eclosión. El puntal fue Álex de la Iglesia, con El Día de la Bestia (1995). Luego, en 2007, fue la explosión con El Orfanato, de Juan Antonio Bayona, que generó una nueva ola. Pero hemos pasado años de bastante páramo. Está Nacho Vigalondo, que hizo Colossal (2015), pero no mucho más. Sería feliz ver a las nuevas generaciones de cineastas que apuestan por el terror.

¿Es posible hablar de tus próximos proyectos?

Empiezo a rodar en marzo Quien a Hierro Mata, un thriller de venganza protagonizado por Luis Tosar. Estoy con la preproducción y las locaciones. Estoy contento por lo rápido que ha ido todo. Dos películas seguidas. Me hace muy feliz.

© Matías Orta, 2017 | orta@asalallena.com.ar | @matiasorta

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0
tlc-300

© A SALA LLENA.