22.08.16
Directores _ Entrevistas

Entrevista a Patricio Carroggio, director de El Perro de Ituzaingó

Afincado desde 2008 en Rosario, el barcelonés Patricio Carroggio trabaja en varias productoras de cine y televisión y alterna su carrera con proyectos personales. El Perro de Ituzaingó, su documental sobre Raúl Perrone, fue una de las películas sensación de la quinta edición del Festival de Cine Nacional Leonardo Favio. En una nota exclusiva con A Sala Llena, nos cuenta cómo descubrió a un personaje tan inmenso y complejo como Perrone.

Imagino que admirás de alguna manera a Raul Perrone, y por eso lo elegiste para tu documental. Contame cómo diste con él, cómo reaccionó cuando le comentarste de tu proyecto, cómo fue con vos al momento de rodar…

Cuando me vine a vivir a Argentina en el 2008 alguien me habló de un tipo del conurbano porteño que hacía películas independientes. Vi por Internet que tenía una extensísima filmografía, pero a muy pocas las pude bajar para verlas. Me interesaba ver las primeras. Asi que le escribí por Facebook para preguntarle dónde las podía conseguir. Chateamos un poco, yo le mostré mis trabajos, congeniamos y me invitó a que fuera a Ituzaingo al taller que él hace. En un viaje que hice a Buenos Aries por otros motivos (yo vivo en Rosario), me aventuré a visitarlo a Ituzaingo. Asistí como oyente al taller, me pareció que ahí se hacía un cine como el que yo siempre había hecho. En otra ocasión almorzamos juntos y me invitó a su casa, aunque finalmente nunca me facilitó copias de sus primeras películas. Sólo he podido ver tres o cuatro de sus más conocidas.

Cuando le comenté que quería filmar algo con él me dijo que ni en pedo. Pero dos días después me escribió diciendo que fuera a Ituzaingo la próxima semana para filmar, que comenzaba a rodar otra de sus películas.

Una vez allí no aceptó casi ninguna sugerencia de lo que yo le proponía. Así que me concentré en armar una historia y unos personajes con lo que iba sucediendo delante mío. Por la potente personalidad de Raúl, lo que podría haber sido algo soporífero se convirtió en algo muy intenso e interesante para cualquiera que haga este tipo de cine.

 ¿Él vio la película?

Raúl vio la película varias veces en el minicine que tiene armado en su casa. Le gustó mucho.

¿Qué recorrido tenés pensado para El Perro de Ituzaingó?

Este año va a tratar de participar en festivales nacionales e internacionales.

Sabemos que Perrone tiene un carácter muy especial. ¿Cómo te sentís después de haber hecho este documental? ¿Qué te quedó de este trabajo tuyo?

Fue un tanto arriesgado hacer la película. Tenía que ir yo solo hasta Ituzaingó en tren, con la cámara y el micrófono, material bastante costoso con el que me gano la vida. Encima no sabía lo que iba a filmar. Tampoco encontré ningún hotel en Ituzaingó; solo un telo de mala muerte en Morón donde había una actividad frenética por todas las habitaciones entre las seis y las nueve de la mañana. Semanas antes de ir me había quemado la pierna y la herida se me había enllagado. Mientras comía una pizza fría para cenar me hacía las curas en la pierna. Decadencia extrema, pero valió la pena. Y me pareció muy insólito los horarios sexuales de la gente.

¿Qué opinás de la manera de hacer cine de Perrone, de su forma de trabajo?. ¿La compartías? ¿Considerás que tenés un estilo parecido a él?. ¿Te identificás?

Me siento muy cercano a la forma de hacer cine de Perrone, aunque los resultados de él y míos sean muy diferentes. En el terreno de la ficción más tradicional no conozco a nadie que trabaje de ese modo y que obtenga ese tipo de películas. Al hacer una película sobre él he aprendido a reafirmar mi estilo de hacer cine y de abordar lo audiovisual en general. Es un estilo más propio del documental y, no sé por qué razón, hay muy poca gente que aplique esas formas de filmar la ficción con resultados interesantes. Así que agradezco a Raúl su generosidad en compartir sus experiencias conmigo. Es un tipo muy accesible y juvenil, si no le vas con pavadas se va a interesar en lo que le digas. Espero que mi película aporte un poco de entusiasmo a cualquiera que quiera filmar y tenga pocos recursos económicos para hacerlo.

Ximena Brennan

brennan@asalallena.com.ar | @AnXieBre

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.