23.08.17
Cine _ Entrevistas

Entrevista al elenco de Mario on Tour

Llega a los cines Mario on Tour (2017), dirigida por Pablo Stigliani, con Mike Amigorena como figura central que interpreta temas de Sandro. Ambos formaron parte del junket -realizado en el emblemático hotel Dazzler-, junto a los actores Iair Said y Román Almaraz. Allí el elenco compartió sus experiencias y expectativas con la prensa. Conozcan el detrás de escena, exclusivo para A Sala Llena, de esta comedia dramática a la que catalogan como buddy movie.

¿Qué fue lo que más les sedujo del guión y los embarcó a ser parte del elenco?

Mike Amigorena: Me llegó en un momento muy particular. Estaba a punto de sacar mi disco el año pasado y Pablo apenas me llama, dice “Mike: El personaje es un cantante que interpreta a Sandro. No quiero imitaciones, ni playback”, y ahí nomás me entusiasmó continuar esta línea. Después, apenas empecé a leer el guión, comprendí que Pablo lo relacionó conmigo porque, justamente, necesito salir del Mike que conoce el público. Mi personaje era muy tierno: soñaba sacar su disco solista y ser reconocido por su música, no por tributar a Sandro. Entonces pensé seriamente en cómo prepararme porque, en el fondo, era yo mismo y recurrí a mi época de comienzo artístico, a mediados de los ‘90, cuando fui presentador de eventos en La Rural. Eso le dio cierta cotidianeidad, rasa. Fue la pincelada final de Mario.

En este sentido, al margen de tu proyecto musical y causalidad del destino ¿Cuál personaje sentís que se asemeja más a tu personalidad?

Me siento mucho más identificado con El Oso porque es un amigo incondicional que levanta a Mario en su peor momento; es solidario; compañero. Hay algo muy afín con él que convierte ése vínculo tan férreo, que hoy excede el proyecto y nos une.

Iair Said: A mí me divertía pensar que era un chabón de barrio, muy de la amistad e histriónico. Yo soy un hibrido, no tan de barrio pero si de la amistad. Recuerdo que Pablo me pidió dos cosas puntuales: Por un lado, que me dejara la barba y el pelo mas largo de lo que uso habitualmente. Por otro, que esté muy arriba; yo no soy así… ¡Fue un desafío! Tuve que imaginarme algo muy para afuera y mezclarlo con mis herramientas de actuación. Ojala algún día me salga hacer algo más complejo y dramático, por ahora soy esto.

Sin embargo, la función de tu personaje es clave en la historia, atraviesa pero excede el humor. En este sentido, desde tu trayectoria como productor, guionista y director, ¿qué te motivó del proyecto?

Iair Said: Que no es una película pretenciosa, en el sentido de complejidad. La trama es lineal, clara, concisa, clásica y encima local. Es una especie de buddy movie, un género que en Argentina no es tan habitual. Acá el arco es: en este viaje les presento a esta dupla padre-hijo con una realidad a afrontar juntos. Mi personaje de El Oso ayuda a que concreten el lazo que nunca tuvieron; me gustó mucho ayudar desde otro plano. Además, acá no hay carreteras, ni montañas; es muy chiquita. Por otro lado, me motivó que a Mike lo conocía de otros trabajos y teníamos códigos que permitieron divertirnos a la hora de ir a las escenas. Al mismo tiempo, pensé que como espectador era alucinante ver en él ese potencial de cantante. En cuanto al guión, fuimos bastante fieles. Fueron seis semanas de rodaje: algunas en Pipinas, otras en Santa Teresita. Recuerdo que hizo mucho frío y las escenas técnicamente son en verano. No estábamos tan preparados y eso potenció el trabajo en equipo. Pablo es muy receptivo con la impro, te escucha pero también sabe lo que quiere; te escucha e intercala a su modo y está perfecto que sea así. Comparto totalmente su metodología de trabajo.

Bueno… y ahora es el turno de conocer qué sintió el quinceañero en este rodaje… ¿Qué te llevas de esta experiencia, Román?

Román Almaraz: Siento algo similar a Mike. Mi personaje va de la mano con mi personalidad, soy bastante caprichoso (ríe) y trabajar con ellos fue una excelente experiencia. La convivencia del rodaje me enriqueció, ya había trabajado con Mike pero conocer a Iair fue buenísimo. En la película la relación empieza pésima porque yo no quería ir de gira con ellos y menos a ¡Santa Teresita!; literalmente hacía frío. Al margen de eso, es genuino cómo El Oso me ubica en el mapa y me pone los puntos de entrada; no sólo potencia mi enojo sino que, inconscientemente, frena mis caprichos y ayuda a crecer. En el transcurso del viaje algo cambia y es muy lindo.

Ya que mencionas el viaje como transformación. Quizás una clara diferencia generacional entre ustedes es la aparición y el uso de la tecnología… ¿Sentís que el apego de tu protagónico con el celular se asemeja al uso en tu realidad?

Román Almaraz: Mmm… En lo personal está presente, pero soy más de tocar la guitarra y jugar al fútbol con amigos. De hecho, estoy horas escuchando rock internacional de los ‘80 y ‘90, por ejemplo: Guns N´Roses, AC/DC, Led Zeppelin y Slash son mi ejemplo a seguir. En cambio, Sandro sonaba en casa porque lo escuchaba mi vieja. Me gusta que mi personaje transmita eso y desde el principio esté con el celu para evitar ese mambo… hasta que me mando un ¡flor de quilombo! y para librarme vendo el celular al toque. Me desprendo de lo material.

Sin duda, Mario on Tour enfatiza en los vínculos e incluso denota en ciertas escenas, reiterando en varias ocasiones, una típica frase intencional la inocencia y dulzura del personaje que menciona anteriormente, Mike. ¿Recordas cuál es la frase?

Mike Amigorena: A ver… “¿No me tienen que calificar negativo?”. Mmm… ¡No, para! “No canto cumbia”

No precisamente. Otra donde mencionas un elemento que puede comprarse pero vos no lo compras y, sin embargo, ofreces todo el tiempo…

Mike Amigorena: ¡Caramelos! Jajajaja. ¡Adiviné! (Rié)

¿Qué hay detrás de esa pregunta “Querés un caramelo”?

Mike Amigorena: Hay una aceptación, una mano extendida. Mario usa el caramelo para comunicarse y tranquilizarse. Podría perfectamente parecerse a un cigarrillo pero tiene un tinte más naif e infantil. De modo que, el caramelo busca establecer vínculos. No me acordaba. ¡Que bien estuviste! No lo tenía presente y es precioso el mensaje. Ahora yo también la pienso y… ¡es genial!

Retomando el tema musical que planteó Román, ¿qué música escuchan Iair y Mike?

Iair Said: En este momento, Mona Laferte, una cantante chilena que vive en México. Es muy teatral, dramática, apasionada… y en todos sus shows llora y tira rosas al público. Una especie de Sandro, que fue un genio, tan adelantado para su época que sus canciones no envejecen; es una especie de Elvis Presley. Su energía es penetrante, te levanta.

Y vos, Mike, ¿preferís la música internacional o local?

Mike Amigorena: Me siento más identificado con Sandro que con Zeppelin, por citar el ejemplo de la película, pero también me gusta Facundo Saravia, el chaqueño Palavecino, Abel Pintos y Soda Stereo. Escucho un poco de todo. No me gusta nada todo el tiempo. Sí hoy escucho algo nacional después tengo que escuchar house, música étnica, rock y pop americano, y también Calvin Harris.

¿Qué significa la música en tu vida?

Mike Amigorena: AIRE.

¿Te ocurre lo mismo con tus demás proyectos?

Mike Amigorena: Sí. Ahora estoy con quinientas cosas y después me plancho hasta que sale algo nuevo. Siempre me pasa que apenas empiezo algo ya quiero terminarlo. No encuentro el placer en el proceso de llevarlo a cabo sino al final; ahí encuentro mi remanso. El durante no es tan placentero y los estrenos no me vuelven loco. Al contrario, quiero que termine lo más pronto posible.

Y durante el proceso, ¿cómo conseguís relajarte y equilibrarte?

Mike Amigorena: Principalmente respetando mucho lo que siento. Soy muy responsable con mi trabajo, por eso cuando termino me doy mi tiempo necesario para relajarme lo suficiente y no agarro nada. Disfruto hasta que deseo hacer algo y ahí activo nuevamente la rueda; la genero o me viene.

En este sentido, intuyo que preferís un largometraje a una serie televisiva, ¿no?

Mike Amigorena:¡Totalmente! Prefiero un largometraje, por lo corto. Me gusta el ritmo de la TV, pero tengo que elegir bien el guión de una tira sino después me harto. Me vuelvo loco por depender del guión que, a veces, demanda 10 horas diarias.

¿Y el teatro?

¡Me encanta! No hago teatro desde 2011 y este mes empiezo El Amor sos Vos.

¿Qué sentís?

Un poquito de nervios y ansiedad. Sobre todo porque no es una obra de teatro, tipo espectáculo. Es una charla TED, reflexiva, donde vos hablas y expones un tema. Son mis vísceras. Es una hora donde me explayo, canto y le cuento al público mis experiencias con el amor; no solamente con la pareja sino lo que yo comprendo por amor… ¡Hasta ahora nunca lo hice y me estimula crecer!

Para ir cerrando, Iair… Si tuvieses que ponerle otro título a Mario on tour, ¿cuál sería? Iair Said: Habíamos abarajado ponerle Los Días más Felices, en referencia a una parte de la canción de Sandro. Me pareció lindo porque concluía un poco con el vínculo de ellos y la amargura del personaje de Mario al encontrar color en el reencuentro con su hijo. El concepto “On tour”, si bien refiere a la gira, hace poco Lali Espósito salió con “Soy tour” (ríe). Acá se trata de un músico que nunca se fue de gira como cantante popular; entonces su gira es más interna con el hijo. Sin embargo, irónicamente quedó bien.

© Luciana Calbosa, 2017 | @LulyCalbosa

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 respuestas a “Entrevista al elenco de Mario on Tour”

  1. Maria dice:

    Excelentes las actuaciones. Cada uno en su ro actua con absoluta naturalidad. Los concidero grandes actores incluyendo a Eleonora Balcarse. La vi dos veces y voy con una amiga por la tercera! Felicitaciones!!

  2. Marcelo dice:

    Excelente película me encanto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.