23.04.18
Directores _ Entrevistas

Entrevista a Chloe Aridjis y Josh Appignanesi, actriz y director de Female Human Animal

Female Human Animal, que participó en la Competencia Oficial Internacional del [20] BAFICI, es una ficción con elementos documentales. En la película, la protagonista, Chloe Aridjis, cura una exposición de la artista surrealista Leonora Carrington y -en sus ratos libres- se enfrenta a sus oscuras fantasías sexuales. Tanto la exposición como Chloe, una reconocida novelista, son reales. Pero ¿y sus fantasías sexuales? Para responder esta pregunta, nos sentamos con ella y Josh Appignanesi, el director inglés detrás de esta lúdica película que mezcla géneros, sueños y varias cosas más.

A Sala Llena: En la película se aborda el tema de la frontera. Por ejemplo, la que media entre el mundo de los sueños y el real, o entre el español nativo de la protagonista y el inglés que habla en Inglaterra.

Josh Appignanesi: Es una historia bastante simple que trata sobre una transición. Si no hay transición o arco argumental, no hay historia. La transición, en este caso, es la que emprende una mujer, Chloe, que al principio tiene una visión inocente o fantástica del mundo, la sexualidad y los hombres. Y este deseo romántico la lleva hacia un lugar decepcionante. Es una maduración. Al final debe enfrentar a su monstruo. Es una historia clásica. Hay también una transición desde nuestro momento político, en términos de la relación entre hombres y mujeres, y de la heterosexualidad. Se vuelve extraña la heterosexualidad, es puesta en duda, como en el cine queer. En cuanto a la transición nacional, de un país a otro, es muy importante. El Nuevo Mundo tiene una concepción romántica del Viejo Mundo y viceversa. Leonora Carrington fue una persona del Viejo Mundo que terminó en el Nuevo y se enamoró de México. Y el exilio que esta emigración representó se vincula con el inconsciente. Chloe, en cambio, es alguien del Nuevo Mundo que vuelve al Viejo. Es otra historia clásica, como una novela de Henry James, en la que personajes americanos viajan a Europa, motivados por una fantasía profunda, especial, misteriosa, y cuando están ahí, es una decepción. Por otro lado, es importante que haya un personaje trans. Ahí está Juliet, que es escritora y mujer trans. Ella también representa una transición. Supongo que el mensaje de la película es que no deberíamos tener ideas fijas sobre lo que son las cosas. Todo está en transición.

ASL: Hay fronteras, también, entre la verdadera Chloe y su personaje.

Chloe Aridjis: Sí, realmente tuve que pensar que estaba actuando en la historia de otra persona.

ASL: Y hay mucha fluidez en su identidad, entre lo que ella quiere para sí misma y las expectativas de los demás. Al mismo tiempo, ella conecta con las pinturas de Carrington, se ve reflejada en sus cuadros.

JA: Aunque uno quiera lo que los demás quieren para uno, igual hay una imposición. A Chloe le dicen: “Deberías encontrar un hombre. Sería genial”. Y Chloe también quiere eso, quiere un romance. Pero se siente asfixiada. ¿Qué quiere para ella? ¿Qué hace en este mundo? Volvemos al tema de la realidad y los sueños. Si no entendés la vida interior y la del inconsciente, no podés hablar sobre el deseo. ¿Qué quiere la gente? ¿Las mujeres? ¿Los hombres? Lo que uno piensa que quiere no siempre es lo que realmente desea. La película a veces parece un documental. Pero al filmar la realidad externa, ¿cómo nos metemos en la cabeza de la protagonista? ¿Cómo filmamos su mundo interno? Tuvimos que pensar qué podía representar su inconsciente. ¿Y si su fantasía apareciera en la galería? ¿En persona?

ASL: A la hora de imaginar la fantasía de la protagonista, el hombre o monstruo que la persigue, ¿cómo concibieron al personaje interpretado por Marc Hosemann?

CA: Josh había imaginado un hombre que era, al mismo tiempo, siniestro, grotesco y cautivante. Y yo le dije, “Conozco a alguien exactamente así”. Entonces llamé a un actor que había conocido en Berlín y con quien había tenido un breve romance.

ASL: Pero en la vida real no es como en la película, ¿o sí?

JA: ¡Es tal cual! Bueno, todavía no mató a nadie. Pero es un tipo salvaje.

ASL: Así que no tuvo que actuar tanto.

JA: Digamos que elegimos bien al actor. Era parte del juego, además. Había que lograr que todo fuera lo más real posible para Chloe. Después de todo, ella no es una actriz.

CA: Claro, pude responder al personaje de Marc de una manera muy natural.

JA: En general, las mujeres o piensan que él es muy atractivo o lo odian desde el primer momento.

ASL: La película está rodada con una cámara de video muy específica. ¿Cómo la encontraron?

JA: Estaba buscando y probando cámaras VHS en eBay. Amo la estética y la nostalgia del VHS, porque nosotros crecimos en los años 80. Y, bueno, encontré esta cámara, una Panasonic AG-450.

ASL: ¿Y cómo fue trabajar con esa cámara?

JA: Una pesadilla. Lo positivo fue que, por el grano de la imagen, no tuvimos que maquillar a los actores ni nada de eso. Con una cámara de alta definición, digamos que los actores lucen su edad. ¡O incluso el doble! Pero con una cámara VHS, no se nota tanto. Pudimos filmar con más rapidez. Hice algunas pruebas y consideré que la imagen final quedaba hermosa.

© Guido Pellegrini, 2018 | @beaucine

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0
tlc-300

© A SALA LLENA.