31.10.17
Cine _ Entrevistas

Entrevista a Darío Grandinetti

El veterano actor vuelve a trabajar con el director Alberto Lecchi, esta vez en Te Esperaré (2017), donde también participa su hijo, Juan Grandinetti. Esto es lo que Darío nos contó al respecto.

¿Qué fue lo que te interesó del guión para sumarte el proyecto?

Me interesó obviamente de lo que se habla, el momento histórico al que se hace referencia, pero me gustó que se hablara desde un lugar personal, desde un conflicto de una relación padre hijo. En cuanto a mi personaje con el de me hijo, más que el del mío con mi padre. Y desde ese lugar, seguir señalando las heridas que provocó ese momento histórico que vivimos y que se estira hasta hoy y se siguen sufriendo consecuencias de todo eso. Y así como el padre los tiene en esta película, sigue habiendo miedos, sigue habiendo temores de lo que se generó, de lo que se puede seguir generando, del largo brazo de esa injusticia, de esos asesinos que siguen operando, y en ese sentido me pareció interesante meterle el conflicto personal a un hecho como ese.

Eso una vez que lo leí, pero la verdad cuando me llama Alberto para trabajar siempre quiero saber, quiero ser parte.

Es tu quinta película con Alberto. ¿Qué dirías es lo mejor de trabajar con él?

Nos entendemos mucho, nos gusta contar las historias que contamos, trabajar juntos. Alberto genera un clima de trabajo bárbaro, arma unos equipos increíbles, entonces se trabaja en mucha armonía. Yo tengo solo buenos recuerdos de las películas en las que he trabajado con él.

Tu personaje tiene un lazo intenso con su hijo, pero también está la relación que tuvo con su padre. ¿Cómo trabajaste el personajes desde esas dos relaciones?

Yo creo que el gran conflicto del personaje que hago es proteger a su hijo, por eso no hizo nada antes, y por eso se vuelve loco ante la posibilidad de que su hijo corra riesgo ahora. Con el conflicto que el tiene con su padre, ha vivido, mal quizás, pero ha vivido, ha logrado tener una profesión, formar una familia y es un quilombo interno que tendrá que arreglar en algún momento. Pero esto le toca algo durísimo, doloroso y es capaz de hacer cualquier cosa por evitarlo.

Y el trabajo con mi hijo, es fácil, quiero decir hay una cosa que no había ni que tener en cuenta, que la gente se creyera que somos padre e hijo, te olvidas.

Con Juan hicimos ya de padre e hijo hace poco en Retiro Voluntario (2017), junto a Imanol Arias, trabajamos juntos también en la obra de teatro Mineros, de modo que disfrutamos y nos divertimos mucho trabajando juntos.

Con mis tres hijos trabajé y la verdad es que ha sido excelente, con quien aún no he trabajado es con mi hermana Sandra.

¿Para vos la película es un drama en sí o le ves ese tono de suspenso que lo envuelve?

Yo creo que ambas cosas, creo que el hecho de thriller lo hace más atractiva. Pero me parece que de catalogarla de alguna manera es una historia de relaciones, de conflictos. Pero del conflicto generado por una situación que despierta un temor por acciones temerarias que el no quiere que tenga su hijo y luego una historia de reivindicación de valores, de la necesidad de sostener las convicciones y de pelear por ellas.

Yo estoy convencido que el personaje que hago, si hubiera dado la circunstancia, hubiera agarrado las armas también, y está preparado para hacerlo, y admira mucho más allá del enojo que tiene, a su padre.

¿Con qué se va a encontrar la gente cuando vea la película?

Yo creo que uno no puede hacer las cosas pensando que le va a cambiar la vida a alguien, o cambiar el mundo, pero algunas lecturas uno pretende que se hagan de lo que uno hace, en este caso yo creo que ese momento doloroso que nos tocó vivir es un momento del cual todavía seguimos sufriendo consecuencias y esto al margen de la película, reactivada por esta actualidad política en el país, en la región y en muchas partes del mundo, la demonización. Son capaces de demonizar a alguien que pelea por sus derechos.

© María Paula Putrueli, 2017 | @mary_putrueli

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.