02.10.19
Directores _ Entrevistas

Entrevista a Federico Carestía, responsable de Friends, el documental

El periodista Federico Carestía viene haciéndose de un nombre gracias a una serie de entrevistas a profesionales del cine y las series extranjeras. Una iniciativa que lo llevó a concretar un documental sobre una de sus series favoritas: Friends, que acaba de cumplir 25 años de su estreno. Esto es lo que Federico nos contó.

¿Cómo empezó tu vínculo Friends, como espectador?

Empezó cuando me vine a vivir a La Plata. Si bien había visto cosas sueltas y algún tío me había recomendado la serie, no fue hasta que estuve completamente solo que entendí lo que era ser adulto y las responsabilidades que conllevaba el tener que vivir y hacer lo que quería, con el anhelo de cumplir metas, objetivos. A partir de la primera vez que la vi de corrido, quizás en el 2011, la verdad no recuerdo la fecha exacta, conecté con todo lo que les pasaba a esos personajes en el camino de ser adultos.

Ya venías realizando por Skype entrevistas a trabajadores del cine y las series extranjeras. ¿Cómo surgió la posibilidad de armar un documental vinculado a Friends?

La idea original era hacer un informe especial, porque había conseguido una nota muy difícil: la de David Crane, en 2017. Cuando vi que podía hacer coincidir la publicación con un aniversario tan importante como el de los 25 años, decidí esperar un poco antes de subir el video, y en el camino siguieron apareciendo entrevistas y notas que se transformaron en demasiada información para un único video.

A principios de este año se me puso en la cabeza la posibilidad de hacer un documental, aunque al no tener una estructura definida era medio complejo. Sin embargo, empecé a buscar gente que me ayudara a llenar ciertos huecos, ya diciéndoles que quería entrevistarlos para un documental. El director de arte, John Shaffner fue al primero que le dije esto y se copó; con él hablé una hora y llené absolutamente todos los casilleros que faltaban.

Así y todo necesitaba alguien que me hable de lo que había pasado cuando se apagaron las cámaras en el último capítulo y di con el director de fotografía de ese episodio, que estaba trabajando en la serie desde el inicio de la quinta o sexta temporada. Así que premio doble, porque sirvió para conseguir más anécdotas.

¿Cómo lográs contactar a los involucrados en el programa y a los profesionales que solés entrevistar para otros videos?

Una vez cada quince días, depende de cuánta parrilla tenga para editar videos, me siento en la computadora con un mate y empiezo a revisar películas y series en IMDB, para dar con protagonistas delante y detrás de cámara. Al principio eran todas cosas que me gustaban a mí, pero a medida que fui tachando esos gustos (Mi pobre angelito, Forrest Gump, That 70s Show o Friends por nombrar algunos), empecé a buscar listas con “clásicos de” tal o cual año. Parece una boludez, pero muchas veces me olvido de títulos que vi y me pueden servir para buscar una buena nota. Otras veces pregunto a quién podría entrevistar y cada tanto surge alguna idea extraña, como las veces que me propusieron buscar a los Teletubbies o las Bananas en Pijamas, que cumplí con ambas (risas).

Si bien vos hacés las entrevistas y estás a cargo del guión, también hay otras personas involucradas en el proyecto. ¿Cómo se organizaron para trabajar?

Justo cuando arranqué con la sección Colegas en el canal de YouTube, después de hacer las dos primeras notas, me contactó Macarena Bultri por Instagram para decirme que tenía ganas de producirme junto a su amigo Santiago Diez. Nos reunimos y me mostraron algunas cosas que habían hecho desde lo visual que me coparon mucho, así que empezamos a encarar lo que venía por delante con ellos: informes y documental. A partir de ahí fue organizarme para no ser una carga para los horarios de ellos, escribir los guiones, mandarle los archivos de las notas por mail y ordenar toda la estructura para que pudieran poner su magia. La parte estética es mérito de Macarena, que creo que entendió lo que yo me imaginaba y lo llevó a otro nivel.

En el medio también me puse en contacto con la gente de Sesiones Criollas, una banda de acá de La Plata que reversiona canciones conocidas que están en inglés y les pone una letra más argenta. Les conté del documental y se mandaron un temón.

Fue todo laburo de paciencia y controlar la ansiedad que me caracteriza, para tratar de llegar con las fechas con un producto que principalmente me gustara a mí, como para que me de orgullo mostrarlo. Creo que todos pusieron una cuota en lo suyo que hizo que, efectivamente, me pusiera muy feliz el resultado final.

Hablaste con actores que participaron en el programa. ¿Hubo intentos por contactar a los Friends en particular?

Al único que llegué a conseguir algo parecido a un contacto fue con Matt Le Blanc. Primero me dieron el mail de su agencia (allá por el 2017), que nunca me contestó y después cuando hablé con el director de fotografía, me dijo que Paul Swain (uno de los entrevistados del documental) era muy amigo de él. Le mandé el teaser, le expliqué todo, pero no hubo caso.

Si bien algo contás en el documental, ¿por qué pensás que Friends conserva su impacto y sigue siendo recordada con tanto cariño?

Si hablo desde el punto de vista personal, es un poco como contaba al principio: esta idea de que no sabemos qué significa ser adultos y vamos aprendiendo sobre la marcha, que es lo que le pasa a estos seis amigos. Con humor muy simple se ríen de cosas que a todos de alguna forma nos pasaron o nos pueden pasar, y el tono que tiene, bastante liviano, hace que te enganches de toque. Sin dejar de ser una comedia muy inteligente, no te exige demasiado y la podés ver en cualquier momento, algo que me parece clave para conectar con una serie. Después, una vez que ya entraste y compraste el código, es imposible no enroscarte con las historias. De hecho, creo que siempre termina pasando que en los grupos de amigos se busca definir a cada uno de acuerdo a cuánto se parece a tal o cual personaje.

¿Es posible hablar de próximos entrevistados, incluso de próximos proyectos? ¿Hay intenciones de encarar otro documental en la misma línea?

Al principio me los guardaba para no quemarlos. Después empecé a perder el miedo porque muchas veces me ha servido hasta para armar preguntas. Lo que se viene en lo inmediato es una nota con el doble de Chris Evans en Avengers, y después sigo en la búsqueda de notas, muchas de las cuales están apalabradas (detesto que me pongan en el frízer): Holt McCallany, de Mindhunter, y Tom del Ruth, de El club de los cinco y Cuenta conmigo, son dos que vengo remando en dulce de leche hace un rato largo ya.

Con respecto a documentales, me han preguntado y es algo que me entusiasma, aunque no tengo nada en lo inmediato que pueda salir tan fácil como Friends. Primero porque Friends me la sé casi de memoria, entonces sabía qué necesitaba buscar, y después porque es muy difícil que tanta gente de un mismo lugar te dé bola. Tengo ganas de meter algo con Breaking Bad, que tengo notas buenas pero jamás voy a conseguir a los protagonistas o a Vince Gilligan. También me dan ganas de hacer algo sobre Mad Men. Pero por ahora creo que voy a volver al rubro informes especiales y ya.

Pueden ver las cuatro partes de Friends, el documental y otros trabajos de Federico, cliqueando aquí.

© Matías Orta, 2019 | @matiasorta

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.