Untitled-2
Entrevistas _ Programadores

Entrevista MAFiCI 2014 (o preguntas a los organizadores de uno de los eventos más amables que existen)

La historia es así: luego de varios años de planeamiento Valeria Malatino y Damián Martínez -directores de la productora de cine y TV Rabia Films- lograron hacer un festival de cine Internacional en Puerto Madryn. Aún contando con un presupuesto acotado, lograron hacer un evento que supo entregar material interesantísimo (sobre todo en términos de cortometrajes), organizar charlas con actores y técnicos de cine (altamente recomendable la conferencia del montajista César D angiolillo, sobre la que tendremos oportunidad de hablar y todo esto hecho a pulmón y con una alta pasión por el cine). De haber sido testigo de este evento surge la primera de estas tres notas.

La idea de hacer este festival empezó en el 2006. O sea, tardaron 8 años en llevarlo a cabo. ¿Por qué les llevó ese tiempo?

Bueno que preguntes porque vale la pena aclarar esto. A ver, primero te corrijo, la fecha de inicio no sería 2006 sino 2008, y la dijo mi marido Dami cuando nos llamaron de un programa de radio. Yo cuando le escuché decir esa fecha le dije que la gente se iba a confundir, porque parecía que hubiéramos estado todos los días desde el 2008 trabajando en esto. Sin embargo, mi marido creyó que era la fecha indicada porque nosotros veníamos soñando con hacer ese festival desde ese año. De hecho, en el 2008, mi marido y yo ni siquiera nos conocíamos y la vida nos cruzó en Madryn luego por esas cosas que tienen que suceder. En ese entonces, y por caminos separados, cada uno anhelaba ya por ese entonces lograr un trabajo tan importante como un Festival en Madryn. Es más, no puedo dejar de nombrarte al hablar de la génesis de este proyecto al entrañable Nico Bianchi. Nico y Dani tenían creada y fundada ya la productora Rabia, y mientras trabajábamos en esa productora, los tres volvimos a hablar de un festival como uno de los tantos proyectos que nosotros teníamos en mente. Una vez que teníamos todo ya planificado, le llevamos la carpeta a Claudio Dalcó, que es hoy el Secretario del Cultura de la Provincia de Chubut. Hay que decir que esa carpeta tenía varios proyectos, entre los que se encontraba el del festival, y teníamos un poco de miedo que lo del festival quedara en el bulto de las cosas. Pero por suerte, en ese primer encuentro, nos sorprendió un gran Gestor Cultural, y no un político de turno ocupando un puesto tan importante para la Cultura de nuestra provincia. Y así es como concretamos varios proyectos juntos. Y como la verdad que lo vimos tan receptivo y entusiasta, decidimos que en el 2014 no podíamos dejar pasar el gran proyecto de ser los realizadores de hacer un Primer festival Internacional de cine en Madryn, como lo pensábamos. Y así fue, agarramos el auto, viajamos a provincia y se lo contamos. Y él nos escuchó con mucha atención. Le presentamos una hoja resumida y nos preguntó qué necesitábamos. Así es como le dijimos: si nos das el aval institucional desde tu Secretaría y la plata para los premios (15.000 pesos), nosotros nos encargamos del resto. Entre nosotros, Hernán, le hubiésemos pedido 50.000 para premios (risas), y miles de cosas más, pero en agosto, con presupuesto ya más que encaminado, sólo queríamos conseguir lo mínimo para que salga o salga. Y así es como dijo algo así como “déjenme ver”… y se guardó la hoja. Pero algo nos decía que esta vez, en ese encuentro, se concretaba el inicio de este sueño y así fue. Comenzaba julio, se acercaban las vacaciones de invierno, y si no teníamos el “sí” antes de esa fecha, nada de todo lo que vos viviste cubriendo el Festival, y de lo que todos disfrutamos, hubiese ocurrido. Días después Dami viajó a Rawson, lo corrió mientras se iba de Cultura, y ahí Claudio le dijo ¡dale, tienen los premios! Dami me llama enseguida, me dice: ¡amor, tenemos los premios, tenemos festival. Esa noche festejamos y bautizamos al Festival como “Mafici 2014”. Pusimos ese nombre en agosto y en noviembre ya lo estábamos concretando.

¿Por qué creyeron que Puerto Madryn podía ser una ciudad interesante para hacer un evento como este?

Primero y lógicamente porque vivimos acá, y porque lo elegimos como nuestro lugar en la Argentina. Además, tanto Dami como yo creemos en el potencial turístico y cultural que tiene nuestra bellísima ciudad. Es la puerta de entrada para sumergirte en uno de los rincones más interesantes de la Patagonia Argentina y un espacio conocido incluso por su fauna, poniendo en primer lugar obviamente las ballenas, sumale a esto cultura: no puede fallar.

¿Tomaron como modelo otro festival de cine?

Como estudiantes nos nutrimos por años del Festival de Mar del Plata y el clima festivo que vivimos en esos festivales no te la olvidas más. Esos recuerdos fueron el motor para querer realizarlo. Igual, a pesar de todo los que nos puede gustar Mar del Plata, hay que decir que la diferencia entre un lugar y otro hace que tengas que encarar las cosas de diferente manera. Así es como mientras diseñábamos, pensábamos y proyectábamos el MAFICI, fueron surgiendo cosas para hacer en relación con nuestra experiencia con el público de acá, porque somos poquitos habitantes en comparación con el afluente de público local de otros festivales. De ahí que pensamos en las secciones “Cine en los barrios con chocolatada y churros”, ”Jóvenes haciendo cine”, para mostrar realizaciones de adolescentes de escuelas secundarias, y las temáticas de los seminarios dictados por el Jurado, que apuntaban a un público general, no sólo a realizadores y productores. Y así fue, así se pudo ver en cada encuentro un público diverso, de diferentes edades y profesiones. Nos propusimos que este 1.° Festival Internacional de Cine en nuestra ciudad llegue a todos los sectores, a todo el público. Nos propusimos insertar en la conciencia colectiva la primera experiencia de un Festival en estas latitudes. Para que la gente lo descubra, lo disfrute, se entere de qué trata un Festival de Cine como el que proponemos. Para que el “boca en boca” construya a través del tiempo, un público local, regional, nacional, y obviamente apuntaremos al internacional también, (¡ahí vamos a necesitar más que el “boca en boca”…!) porque vamos a trabajar muchísimo para que en el mundo se sepa, como acá se dijo, que “Madryn no sólo tiene ballenas, ahora también tiene un FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE”.

El festival privilegió mucho las charlas abiertas de personas referentes al cine (directores, montajistas, actores) , ¿cómo llegaron a ellos?

Me encantan tus preguntas, Hernán, porque me vas haciendo recordar el paso a paso acelerado que hicimos y el recorrido para construir nuestro 1.° Festival… Me acuerdo cuando le escribí contándole por primera vez a Adrián Szmukler, un gran profe mío, que me introdujo en el maravilloso mundo del cine; luego fue uno de los jurados y también dio un seminario. A él le escribí primero, y a partir de ese primer correo, no paró de crecer el Festival. Después a Lecchi, habíamos tomado contacto con él el año pasado en el MICA, en Buenos Aires, y hasta ahí, era: “Mirá Alberto, te queríamos invitar”… Y de repente, estábamos hablando con Leo (Sbaraglia), que si no rodaba, nos manifestó su entusiasmo por venir a participar y a conocer las ballenas. Empezamos a enviar correos, sacando contactos de todos lados, y acá un agradecimiento para Cecilia Martínez, gran crítica de cine, que en los comienzos nos facilitó un listado genial también de contactos. Pero no te voy a negar que cada correo que mandábamos tenía respuestas de aceptación totales. La participación de los referentes de cine, de actores, de jurados, obviamente, por esto que charlamos al principio, del encanto de venir a Puerto Madryn, más esta propuesta de un 1.° Festival acá, no falló, je. Fueron meses y meses en un ida y vuelta de correos, con más de 20 personas que se estaban sumando a este 1.° Festival. Fue un placer coordinar, proyectar, ver quiénes de cada asociación como DAC, PCI, DIC, SAE, iban a conformar el jurado, los seminarios. Y fortalecer los premios, que fue de entrada también nuestro objetivo para concretar nuestro sueño. Así fue que tras largas jornadas frente a la compu, escribiendo e invitando, logramos contar con la presencia de Alberto Lecchi, Víctor Laplace, Alejandra Darín, Julieta Cardinali, Romina Ricchi, Diego Peretti, que no pudo viajar, pero que también había confirmado su participación (¡Hasta el pasaje teníamos y la habitación con vista al mar en el gran Hotel Yene Hue!). Igualmente se contactó con el público tras una comunicación telefónica con micrófono, donde el público le hizo preguntas directamente… Fue emocionante escuchar a la gente, decir, “No lo puedo creer, Diego, estar hablando con vos…”. Y los referentes que antes mencionaba, que se fueron sumando con mucho entusiasmo: por DAC, Cesar D´Angiolillo; por PCI, Martín Desalvo; por DIC, Alberto Masliah; por SAE, Natacha Valerga; la distribuidora de Cortos Gisela Chicolino, de Filmstofestival y Adrián Szmukler. Además, directores y realizadores que dieron charlas después de las proyecciones de sus cortos. La verdad es que fue una gran fiesta, con todos ellos.

Más allá de lo que sucedió con Peretti (el accidente que le impidió venir a Puerto Madryn), ¿hubo otros invitados que hubieran querido que vinieran y a los que no pudieron llevar?

Tuvimos acá con nosotros a todos los que queríamos traer para compartir este primer Festival, no paramos hasta que alcanzamos esto. Leo Sbaraglia fue el único que hubiésemos deseado que esté, pero justo empezaba a rodar dos días antes del comienzo de nuestro Festival. Sin embargo, ya que mantuve una comunicación fluida con él, nos mandó ese videíto que proyectamos, donde felices, muy felices, pudimos compartir con el público su mensaje y contar que quiere ser nuestro padrino para el 2015. Así que lo disfrutaremos todos en el 2.° Festival. Y obviamente vamos a realizar juntos el avistaje de ballenas, ya que nos contó que de las veces que vino a filmar acá (fuera de temporada), no pudo conocerlas. ¡¡¡No sabés la cantidad de cosas que ya pensamos para el 2.° Festival!!! ¡Va a estar buenísimo! Y por supuesto también nos quedamos con ganas de que pudiesen venir más medios nacionales a cubrirlo y algunas personas que se enteraban y nos escribían para poder asistir. Ya no teníamos cómo gestionar más pasajes, alojamiento y demás para este primer Festival…

La selección de cortos fue especialmente interesante por su carácter variado: había animación, películas más relacionadas con el género, una comedia y un corto experimental. ¿Cómo llegaron a ellos?

¿Te gustó la selección de cortos? La verdad es que fue un gran desafío para nosotros, desde la organización, priorizamos que la gente se entere de la convocatoria y que mande buen material. Fueron también horas de navegar y mandar información a todas partes del mundo para que alcancemos el carácter de internacional. Así pudimos tener en competencia¸ tras recibir 223 producciones (entre 61 largometrajes y 162 cortometrajes), realizaciones provenientes de España, Canadá, Chile, Venezuela, Brasil, Colombia, Japón, Uruguay y Bolivia, más un buen número de producciones nacionales. Quedaron finalmente en competencia 10 largometrajes y 28 cortometrajes. Nosotros realizamos la preselección de los que quedaban en la competencia oficial, para que luego el gran jurado tuviese el desafío de elegir a los ganadores. Y esa fue nuestra impronta, nuestro sello con relación a qué tipo de cine queríamos que el público disfrute. Y la premisa fue el ritmo. Las construcciones de las historias, más allá del género, nos tenían que parecer a nosotros interesantes en cuanto a su ritmo interno. O sea, a veces nos mandaban cortos en las que no se estaba narrando nada, en los que parecía que extendían planos donde no pasaba ninguna historia. Decidimos descartar eso. Los que tenían un muy buen nivel en general fueron los cortos animados que recibimos. Muchos eran de un encanto sin igual. Haberlos recibido y tener la oportunidad de ver un cine que no se ve habitualmente fue uno de los procesos más satisfactorios de toda esta selección. Como si esto fuese poco, cuando terminamos de hacer todo el trabajo de selección, el propio jurado halagó el nivel de los trabajos, bueno, como vos mismo estás haciendo ahora.

Este fue su primer festival y es seguro que habrá otro el año siguiente. ¿Qué cambiarían y que seguirían conservando de esta edición?

Sí, este fue el primero. Vamos a trabajar durísimo y ya está en marcha el del año siguiente, y la idea es que siga el otro, el otro, y el otro… y que permanezca y que crezca en el tiempo. ¿Qué cambiaríamos? Con todo lo aprendido, creo que vamos a potenciar todo, mejorar obviamente las cosas que haya para mejorar -¡que son un montón!-, pero sobre todo, aprender de lo que fue la primera experiencia y SUMAR. Y remarco esta última palabra porque más que cambiar, me gusta más la palabra SUMAR y POTENCIAR, corrigiendo y ajustando detalles… Estamos pensando en sumar presupuesto, y con esto, equipo de trabajo para toda la previa del festival. Así anhelamos construir un festival que supongo que año a año va a ir encontrando su gran personalidad. Y ¿qué seguiríamos conservando de esta edición? ¡Comer en Bistró de Mar! (risas). Y contestando tu pregunta… El espíritu de este festival, junto a la premisa de que siempre vengan actores, directores para encontrarse con el público, la alfombra roja… Nuestro espíritu de apasionados conservaría en cada festival, porque la verdad es que este fue producto de la pasión, del trabajo, del esfuerzo, de las ganas que le metimos para alcanzarlo. No tuvimos, en dinero, lo que hubiésemos necesitado para hacerlo, y sin embargo nos animamos, porque nos movilizó la pasión por el cine que tenemos y por compartir con la gente de Madryn una propuesta como esta. Así que ojalá no perdamos eso, que fue lo que más nos caracterizó en esta primera edición. ¡Eso sí, pasión con más presupuesto, es otro combo importante! ¡¡¡Iremos y trabajaremos para no tener que hacer dedo en la rambla para llegar a la conferencia de prensa!!! (risas). Pero en definitiva, lo que quisiéramos conservar con Dami es la propuesta de que tenga ahora y por muchísimos años, la bella ciudad de Puerto Madryn, además de ballenas, año tras año, un Festival Internacional de Cine con entrada libre y gratuita para todos.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

COMPARTIR

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0
Incaa-logo-banner-ASL
Nuevo LOGO_BSO_renew2017_facebook

© A SALA LLENA.