01.04.11
Programadores

Entrevista a Ivan Trujillo Bolio, Director General del 26º Festival Internacional de Cine de Guadalajara.

Luego de haber ejercido durante 20 años la Dirección General de la Filmoteca de la Ciudad Autónoma de México logrando en tu función un reconocimiento internacional en el terreno de la preservación y difusión de la cultura cinematográfica e incrementando el acerbo fílmico de 15.000 títulos a más de 40.000 al final de tu gestión.

¿Cuál crees que es el aporte de esta rica experiencia para tu nueva función como el Director General del Festival de Guadalajara?

Yo creo que a mi mayor entender es corroborar que la difusión y el acceso a los materiales también es parte de la preservación.

Es decir normalmente existía incluso un divorcio en la época de Henri Langlois   y eso fue lo que provocó inclusive un rompimiento con muchos colegas, era que no se consideraba que las películas debían exhibirse lo más ampliamente posible por algunos de los conservadores mas conservadores, en el doble sentido más conservadores de películas y mas conservadores políticamente,  porque decían que había que preservarlas y no maltratarlas.

Justamente contribuir a la preservación del cine y la difusión de la cultura cinematográfica en general dándole importancia a la preservación cinematográfica a la que estuve vinculado durante tanto tiempo.

Si bien vos no lo viviste como Director, ¿cómo y porqué surge hace 26 años el Festival de Cine de Guadalajara dedicado al cine iberoamericano?

De alguna manera estuve cerca del festival desde la Cinemateca de la UNAM en el surgimiento del festival y en el desarrollo posterior del mismo, por lo cual no me es ajeno el festival, desde la Cinemateca solíamos colaborar con el.

Incluso tuve en general una buena amistad con una buena cantidad de los directores que pasaron por esta oficina.

Te diría que el festival surge en el momento de mayor crisis del cine mexicano.

Hace 26 años se realiza una muestra de cine mexicano,  en el momento en que hacer una muestra era una proeza,  porque no había películas para realmente mostrar, se estaban produciendo de 10 a 12 películas en calidades muy malas.

Se hace esta muestra que no era competitiva, era solamente tener un período de introspección y de lamentarnos de las condiciones en que estaba el cine mexicano, y se empieza a contribuir con ello a generar espacios y abrir canales y esto empieza a crecer poco a poco siempre  tratando de mostrar  lo que se podía mostrar del cine mexicano.

Una vez que se logró esto y termina siendo una muestra de expresiones mayores,  y hay un momento en que se trae gente del extranjero a ver esta muestra, ya no las miserias sino alguno de los logros, entonces empieza a tener una presencia nuestro cine en festivales y finalmente se llega a un momento en el que vale la pena ampliar los horizontes y llegar a hacer un festival de mayor dimensión: un festival iberoamericano como se tiene actualmente en competencia.

Y ahora afortunadamente ya podemos los mexicanos tener  una treintena de películas y sacar unas 12 de ellas para poder presentar y además competir con otros festivales nacionales.

En el terreno iberoamericano esto ha crecido muchísimo y tenemos en el orden de 140 películas que se inscribieron y hemos de presentar 14.

Has dicho que “es hora de afianzar una identidad latinoamericana y a la vez es tiempo de entender la riqueza que hay en nuestras diferencias”.

¿Cómo ves el momento actual del cine latinoamericano para lograr ese objetivo?

Lo veo por un lado muy prometedor, creo que tenemos una gran cantidad de talentos que hay en nuestra región, grandes logros, nuestras películas han sido nominadas al Oscar e incluso algunas lo han obtenido, películas que se han destacado en los festivales mas importantes  cotidianamente, estamos teniendo estas presencias.

Pero seguimos teniendo el problema de que no vemos cine latinoamericano en nuestros países a pesar de los esfuerzos que estamos haciendo, y creo que eso es un poco la meta común colectiva que realmente debemos tener, la importancia y el valor que tiene nuestro cine en nuestras propias pantallas.

Por ejemplo en esta edición del festival hemos incluido una sección particular que se llama “Vox pópuli vox  officce” y se trata de reunir las películas mas exitosas en cuanto a taquilla de cada uno de los países para entender un poco cual  fue la razón de su éxito locamente.

Tropa de Elite de Brasil; Ojos Rojos de Chile, El Secreto de tus Ojos de Argentina y   

entender y poder comparar un poco que es lo que quieren nuestros públicos, qué quieren ver.

Creo que tenemos que marchar en esa dirección y por otro lado estoy muy contento y orgulloso de que el mercado latinoamericano va en ascenso y cada vez es más grande y hay una asistencia de productores y exhibidores cada vez mayor.

Pero yo quisiera ver más películas latinoamericanas cotidianamente en las pantallas de nuestra región.  

Pero es imposible competir con los lanzamientos con grandes estructuras publicitarias que traen los tanques que vienen del norte…

Es absolutamente cierto, pero quien ha podido modificar un poco esta circunstancia es España, pues allí se reconoce todo talento latinoamericano como propio y nosotros tendríamos que ir en esa dirección.

Tenemos festivales que se preocupan por ello, además del nuestro  esta el tradicional de La Habana, el de Cartagena, el de Lima, el Bafici  de Bs.As., pues creo que vamos unidos en ese sentido, unir nuestro esfuerzo y que nuestras películas sean cosas cotidianas verlas en nuestras pantallas.

Quienes puedan presenciar esta 26º edición del festival ¿qué es lo que más destacarías que encontrarán?

Desde luego una presencia de casi todo el continente y la parte iberoamericana en particular y en esta ocasión la presencia española es mayoritaria pero no ha sido la norma. Hay 4 películas españolas de las 14 de la competencia.

Pero también la gran cantidad de coproducciones es otra parte interesante, desde luego a ello ha contribuido Ibermedia pero hay películas mexicanas filmadas en Argentina como El Mural de Héctor Olivera  o El Premio una película mexicana que hemos presentado en Berlín y que es hecha por una chica Argentina.

Esto me gusta,  me parece que vamos abriendo las fronteras.

Otra presencia importante en el festival es el caribe en la competencia oficial hay una película de Cuba, una de Puerto Rico y otra de Republica Dominicana, creo que el continente en conjunto se esta mostrando en nuestro festival.

Una de las características más interesantes del festival es darle fundamental importancia a  promover el desarrollo de la industria del cine latinoamericano realizando una serie de actividades como el mercado de cine iberoamericano y el encuentro iberoamericano de coproducciones.

Absolutamente cierto, además también se realiza “Guadalajara Construye”, la cual estuvo asociada a San Sebastian en su momento y a Toulouse, era cine en construcción y ya ha dado frutos constantes en donde algunas películas  han empezado a ver la posibilidad de terminarse, lo han logrado y regresan a sus casas y en algunos casos se han presentado en festivales.

Si algo ha crecido de manera exitosa en el festival en Guadalajara es el sector de industria, tenemos un mercado y esta parte de discusiones abiertas es lo que nos hizo trasladarnos a una nueva sede, a un espacio incluso ferial donde se lleva a cabo la feria del libro, no vamos a tener una dimensión monstruo como tiene la feria del libro pero si una buena parte que nos permitirá recibir a los profesionales en una forma mas cómoda y amigable.

Me llamó la atención porque en la competencia de ficción y en la competencia de documentales iberoamericanas no participa México, participando solamente en la competencia de cine Mexicano.

Participa de manera de coproducíon. Hay dos partes a la respuesta a tu pregunta.

La otra es porque es opción de los realizadores  ponerla en una competencia o en otra, Una película Argentina que  es coproducíon con México El Mural de Héctor Olivera y por otro lado Jean Gentil es una película de Republica Dominicana realizada por una pareja de directores mexicanos que residen en la Republica Dominicana, es también una coproducíon.

Finalmente era opción del realizador figurar en una competencia u otra, y algunos optaron por la mexicana pensando que tenían menos competencia, pero se equivocaron porque en vez de competir con 36 o 38 películas tuvieron que competir con 140.

¿Cómo ves la situación actual del cine mexicano?

Yo creo que en concordancia con lo que decíamos creo que hay una desarrollo de talentos, mas del 60% de lo que se produce son operas primas, lo cual nos da mucho gusto, creo que se están haciendo cosas muy interesantes con diferentes temáticas y diferentes géneros, creo que se están encarando todas las temáticas para los distintos gustos, todas las problemáticas  y el genero documental esta aportando cosas muy importantes.

Creo que estamos viviendo un buen momento en el cine mexicano, pero aunque una vez mas tenemos problemas con la exhibición.

La mujer directora fue una gran ausente en el cine mexicano, recibimos con sorpresa a Mariana Chenillo cuando ganó el Festival de Mar del Plata con “5 Días sin Nora” y ahora recibimos con alegría a  las 5 mujeres que participan en la competencia de ficción mexicana.

También me congratulo de ello, yo creo que hubo un momento en que surgió una buena camada de directoras, antes contados con los dedos de las manos y sobraban dos las realizadoras que participaban en el cine mexicano,  pero año tras año se han ido incorporando.

Me da mucho gusto que ahora compitan en ese rubro en México, en la mejor acepción de la palabra realizadoras y realizadores y en esta parte se ha logrado algo que desafortunadamente  luego en otras partes no ocurre, pues México es una sociedad muy machista, pero a nivel de cineastas se ha logrado muchísimo.

¿Cuáles son los objetivos que te planteas en este primer año de tu gestión?

Realmente creo que ordenar mucho las secciones del festival, eso es lo que estamos intentando hacer con este cambio de sedes hacerlo mas amigable.

Es muy difícil hacer un festival en una ciudad tan grande como Guadalajara pero concentrar las actividades de la industria e información porque el encanto popular que tienen todas estas  actividades paralelas son muy importantes,  las vamos a realizar a la mañana en el mismo espacio tratando que la gente aproveche el tiempo y no tenga que trasladarse a largas distancias y después en la tarde ir a las salas cinematográficas,  tenemos un complejo de multisalas que no están muy lejos y que se puede ir caminando.

Espero que la gente disfrute el cine en todo su esplendor no solamente de la muestra iberoamericana y la muestra mexicana,  toda   la muestra mundial que tenemos.

El poder tener esto ordenado creo que es el mayor reto y esperamos que la gente lo disfrute.

 

COMPETENCIA   OFICIAL DE  LARGOMETRAJES   IBEROAMERICANOS   DE   FICCION  

 

ARGENTINA

El Mural de Héctor Olivera

El Dedo  de  Sergio Teubal

 

CHILE

Post Mortem de Pablo Larrain

La Lección de Pintura de Pablo Perelman

 

CUBA

Afinidades de Vladimir Cruz y Jorge Perugorria

 

ESPAÑA

En 80 días, Egunean de Jon Garaño y José María Goenaga

Amados de Fernando León de Aranoa

18 Comidas de Jorge Coira

También la Lluvia de Iciar Bollain

 

PERU

La Vigilia de Augusto Tamayo

 

PUERTO  RICO

America de Sonia Fritz

 

REPUBLICA  DOMINICANA

Jean Gentil de Laura Amelia Guzmán  e Israel Cárdenas

 

VENEZUELA

Chico que Miente de Marite Ugas

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.