Programadores

Entrevista a José Martínez Suarez

En primer lugar quiero felicitarlo y agradecerle a usted y a todo su equipo de programadores porque en esta edición número 26 del festival han hecho posible el deseo de quienes no somos neutrales y que queremos que en la pantalla del festival como así en todos los cines del país tenga igualdad de posibilidades  de exhibición el  cine Latinoamericano con lo qué nos imponen de afuera. Y este año el festival para nuestra alegría incorpora la sección Panorama del Cine Latinoamericano que suman 10 películas más a las 10 que tenemos en la Competencia Latinoamericana, las 10 que tenemos en la Competencia Argentina y las 4 que tenemos en la Competencia Internacional.

¿Cómo se logra esta decisión y cómo vio el nivel de las películas latinoamericanas seleccionadas para participar?

Yo voy a creer que siempre hemos descuidado ese aspecto, ocurre que a veces hay años en que pasan cosas y hay años que no, a veces el cine latinoamericano está bien. Mi criterio no es elegir películas latinoamericanas por el simple hecho que sean  originarias de este continente  sino porque son buenas. Mal haría yo en completar una cantidad grande de películas que no tuvieran la suficiente calidad como para tener la posibilidad de ser exhibidas. Algunos años serán buenas películas latinoamericanas, otros años serán menos buenas las películas latinoamericanas. Y a veces hay una fluctuación con respecto a la cantidad. Este año hemos tenido la suerte de que Colombia, México, Brasil, Guatemala, Chile, Perú, Cuba  hayan tenido una buena producción y entonces ahí le hemos pegado fuerte a la selección porque sabíamos que era un material que le iba a interesar al público y que además iba a afrontar, afianzar y a enfrentar al cine extranjero. Íbamos a tener nosotros material de nuestro sector, de nuestras tierras para enfrentar a las cinematografías extranjeras por una cuestión de competencia económica que siempre es también beneficioso no olvidar no dejar de lado.

Hay una muy rica presencia del cine colombiano con cuatro excelentes películas que vienen triunfando en distintos festivales como “Porfirio” de nuestro conocido Alejandro Landes.

Observe usted que en otras oportunidades hace algunos años la Federación Internacional de Festivales impedía que una película premiada en un festival participara en otro. Con lo cual mucha gente, entre ellas yo considerábamos que no era una medida apropiada. Una película premiada en Tokio no se podía pasar en la republica Argentina, una película premiada en Montreal no se podía pasar en la Republica Argentina. Y llegamos a una conclusión de que verdaderamente si nosotros tenemos naturalmente la posición ultima dentro del panorama anual, estamos ya en los últimos festivales uno que transcurre ya a mediados de noviembre significa que tenemos todo un panorama anterior de calidades desarrolladas a través de festivales que se han realizado en todo el mundo. No solo los 12 festivales además del nuestro clase A sino también a los alrededor de 1500 festivales que se realizan en todo el mundo. Entonces cuanto mejor que abrevar de allí en busca de buen material. Eso hemos hecho y hemos encontrado materiales de una calidad excelente que ya el publico lo va a regocijar.

Tenemos fe, tenemos confianza, tenemos esperanza, tenemos criterio, tenemos opinión formada de que verdaderamente este festival va a superar a los anteriores por toda una serie de razones que no han sido nuestro esfuerzo. Porque nuestro esfuerzo ha sido siempre el mismo. A veces se dan las cosas y a veces no se dan las cosas. Un corredor de autos viene muy bien y en la última vuelta tropieza con una tuerca y queda último. En el cine también a veces pasa lo mismo, una noche de lluvia la gente no concurre al cine y no se dan cuenta que fue la mejor película que se hicieron dentro del panorama. En este caso creo que vamos a poder afianzar las calidades de las películas porque vienen precedidas, ya las hemos visto por supuesto algunas de ellas más de una vez. Y algunas de ellas vienen, por ejemplo Las acacias. Las acacias le aseguro que va ser una película hermosísima y que se va a exhibir y que va a gustar muchísimo a la gente y que va a quedar en la historia del cine.

Además de la importante presencia del cine latinoamericano ¿qué destacaría que nos vamos a encontrar en esta nueva edición del festival?

Los españoles han tenido un  gesto tan gentil, tan agradable, no insólito porque el español es un hombre cordial, guarda una relación muy intensa con la Argentina. Nos han dado la autorización para que por primera vez 10 películas de Luis García Berlanga en copia nueva sean exhibidas en la Argentina. Por primera vez van a salir de España, son rollos que se terminaron de copiar hace 6 meses y la segunda opción se la han concedido al Nómade de Estados  Unidos. Nosotros tenemos el privilegio de inaugurar la selección de las 10 películas de Luis García Berlanga fuera de su país, acá en la republica Argentina. Yo las había visto todas por supuesto, soy un ferviente admirador de Berlanga, pero como teníamos las copias ya para verificar su estado las vi. Y me causó una sorpresa que no esperaba, son mejores que como yo las recordaba.

¿Está la película que realizó en la Argentina y que él quería tanto?

Si, está por supuesto, se trata de Las Pirañas que es una coproducción con Argentina.

Cree que el festival está logrando un perfil definido que le da una característica particular al festival con respecto a los distintos festivales clase A

El caso es que para imponer el festival argentino, el festival de Mar Del  Plata fue absolutamente imprescindible contar con presencias de grandes figuras. Argentina es un país que queda muy alejado de los centros industriales ya sean americanos, ya sean europeos y sobre todo asiáticos. Así que para darle un respaldo de glamur era necesario constatar con actrices, actores, directores y demás cuyos costos eran elevadísimos. Cuando yo tome el festival me causaba una cierta vergüenza recordar a algunas de las actrices que entraban al escenario lo cruzaban, saludaban en un argentino pintoresco, salían por el foro de la izquierda y yo decía: ahí se van 100.000 dólares. Y que en nuestro país se nos vayan 100.000 dólares de entre las manos tenemos que tener mucha atención porque esos 100.000 dólares pueden ser utilizados en cosas absolutamente no necesarias y prescindibles. Así que inventamos un lema era “las estrellas son las películas”. Y nos fue muy bien. Nos fue muy bien porque recuerdo el año pasado la conmoción que causo la selección de películas australianas, material excepcional, el público adhirió absolutamente a este sistema y hasta ahora hemos venido trabajando de esta manera, no hemos pagado un solo centavo por la presencia de actrices ni actores extranjeros. Pero no reprocho que se haya hecho en su momento porque fue necesario. Si nosotros queremos poner en marcha una fabrica que todavía no ha funcionado tenemos que hacer un poco de publicidad para que se sepa que en ese barrio, en ese pueblo, en esa calle , en ese predio hay una fábrica que está funcionando. Ahora la fábrica está funcionando, la gente sabe donde esta, lo que tenemos que hacer es que los productos sean buenos para que la gente concurra.

¿Cuál fue su evaluación del último festival itinerante que se realizo a la finalización de la última edición?

Eso ya es una gloria, esto para mí es un placer. Ir a un pueblo de 80 habitantes y que vayan 42 al cine, ya es como que les conozco el nombre, el apellido, la familia a todos. Y después nos vamos a comer algo, yo  por lo general de noche como poco pero es la alegría de estar hablando de cine con gente a la que  antes de comenzar la función les dije: “¿Cuánto de ustedes han visto cine?” Y ninguno levanto la mano. Entonces les dije hoy ustedes van a ver cine por primera vez con sus criaturas, con sus hijos porque siempre hago una función combinando con la directora del colegio para que vengan los niños del colegio y les paso un corto y un largo. Y esa es la mejor de todas las funciones, los chicos se quedan asombrados yo les explico que no tienen que conversar, que no tienen que ir a mirar si llueve. No, el cine no es la televisión, es sentarse y estar durante 25, 30 minutos de un corto  y 60, 85 minutos de un largo viendo al material que se exhibe. En un momento, una anécdota casi personal. Había terminado la función,  porque habían venido las maestras y me dijeron señor se está haciendo de noche y usted sigue pasando películas. Perdonen, claro como estamos acá encerrados en el salón no me había dado cuenta. Y entonces les dije a los chicos que pedían “¡Otra! ¡Otra! ¡Otra!” esta es la última. Y efectivamente cuando pase la ultima procedí a recolectar los DV, a poner en orden algo. De  pronto un nene vino y me dio un besito, y un segundo nene vino y me dio un besito y de repente miro y los chicos por su cuenta habían hecho una cola de 300 niños para darme un besito. Fue el baboseo de cara más hermoso que recuerdo que se me haya hecho nunca estas criaturas.

Existe la propuesta de instalar este año un camión con pantalla en puntos alejados de la ciudad para que toda Mar del Plata viva el festival

Si esta previsto eso, y además la película premiada la vamos a pasar el último día el domingo en la plaza seca que esta frente al Auditórium

Se contara este año con la propuesta Programa País

Si, por supuesto claro que si, ese es uno de mis orgullos. El orgullo fue cuando el año pasado verifique la cantidad de alumnos que habían venido invitados becados del interior y se me ocurrió verificar a que provincias pertenecían. No sabe la alegría que me dio cuando comprobé que todas las provincias estaban representadas desde  Ushuaia hasta Misiones o desde Jujuy hasta Santa Cruz.

Como ve la tendencia de algunos directores latinoamericanos de prescindir de actores profesiones en sus películas y realizarlas con sus verdaderos protagonistas

Que esa es una práctica que se puso en vigencia durante el neorrealismo italiano. El protagonista de Ladrones de bicicletas Lamberto Mayorani era un albañil que trabajaba en el Trastevere. El protagonista de Humberto D de Victorio De Sica se llamaba Humberto Batisti y era profeson de filosofía de la universidad de Bolonia. En los años 60 acá los actores jóvenes de buenas a primeras se convirtieron en estrellas Leonardo Favio, María Vaner, Graciela Borges, Héctor  Pellegrini, Sergio Renan. Bienvenido  sea el volver a ese viejo  sistema con todo el respeto, el afecto y la capacidad que les reconozco a los actores profesionales ya veteranos.

Este año nos dejo uno de nuestro más grande escritor: David Viñas. Usted que tuvo el privilegio de llevar al cine una de sus obras “dar la cara” y de poder conocerlo  nos gustaría que nos diera su mirado sobre él, y como vivió él la versión cinematográfica de su obra

El caso es el siguiente: Yo no hice la novela de Viñas, yo hice un guion que trabajamos con Viñas. Y una vez que terminamos la película como a Viñas le había gustado tanto como había quedado me dijo mire José Sudamericana va a hacer un concurso de novelas que le parece si extiendo el guion a novela. Y yo le dije me parece magnifico. Así que yo soy autor de una novela que se escribió y edito después de terminada la película. La relación con David era excelente, el solía estar en un café de la calle Corrientes donde yo no dejaba de cruzar esa vereda sin mirar si estaba David. Si estaba tomábamos un café. Y nosotros recordábamos viejos tiempos y actuales tiempos y en los futuros tiempos, porque estuvimos en un momento la idea de continuar “dar la cara” con los mismos personajes, el que había sido de ellos 40 años después. A que se habían dedicado, que le había pasado al hijo del propietario del estudio, al muchacho judío que estudiaba economía y al hijo (Leonardo Favio) del dueño del kiosco de diarios de Corrientes y Carlos Pellegrini. Y llegamos bastante adelante con el proyecto, y después por esos avatares y por las mismas razones que hacen que los directores tengan muchas más películas sin filmar que filmadas la cosa se quedo en la nada.

No es un caso muy común que los escritores queden conformes con la llevada al cine de sus obras

Yo tuve suerte en varias oportunidades. Había una novela que tenía mucha fama en Argentina que se llamaba “noches sin lunas ni soles”, primero la había tenido Daniel Tineyre, después la había tenido David José Cohon y después me la pasaron a mí. Tanto es así que la noche que me llama el productor Horacio Casares para ofertármela le digo a Horacio esa película la tiene David  José Cohon, me dice no David no la tiene más. Le digo voy a hablar con David para que sea al quien me lo diga, yo confió en vos porque somos amigos. Lo llame a Cohon y me dijo no José yo no estoy con la película, usted tiene bandera verde. Así que filme la novela de Rubén Tisciani “noches sin lunas ni soles” y estando en rodaje sale la 2ª edición de la novela. Estaba trabajando yo y aparece a media tarde Rubén y desde lejos, desde 3 o 4 metros me tira un tomo de la novela y me dice toma y lee. Le digo yo ya la leí, y él me dice lee la primera pagina. Y en la primer página impresa decía “a José Martínez Suarez que me enseño otra forma de contar esta historia”

¿Cuál es su secreto para lograr contagiar a la mayoría de sus alumnos su pasión por hacer cine?

Mi propia pasión, mi propia pasión. Si ellos ven que estamos conversando de cine y va una hora, y van dos horas y estamos conversando de cine, dirán este hombre de lo único que sabe hablar es de cine. Si, lo único que se hablar es de cine, si usted quiere hablar de turf vaya a buscar un amigo, si usted quiere hablar de economía yo de eso no se nada, pero hablemos de cine que yo aprendo.

Es imprescindible pasar por las escuelas de cine para ser un buen director, por ejemplo Leonardo Favio se formó al lado de Leopoldo Torre Nilson

Efectivamente, con todo respeto en Argentina hay más profesores que maestros enseñando cine. Es necesario un poco de ordenamiento en ese aspecto, no todo aquel que haya leído 20, 30 o incluso 100 libros está capacitado para saber cine. Leonardo Favio tal vez sin haber leído ninguno lo sabia como usted lo acaba de decir. A si que eso  es sumamente delicado y merece un comentario muy preciso.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

COMPARTIR

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0
Incaa-logo-banner-ASL
Seminario-Faretta-Guerra-banner

© A SALA LLENA.