Programadores

Entrevista a Roberto Paulsen Brito

Roberto Paulsen Brito es Director Artístico del 23º Festival de Cine de Viña del Mar, uno de los más prestigiosos de Chile, que se llevará a cabo entre el 29 de noviembre y el 3 de diciembre. Esto es lo que nos contó al respecto.


¿Cómo surge el Festival de Viñas del Mar, en el cual se produjo un acontecimiento que marco la historia del cine Latinoamericano, como fue el primer encuentro de cineastas de la región?


A principios del año 1960 un grupo de jóvenes viñamarinos encabezados por el Dr. Aldo Francia reconocido por sus dos películas comenzó a hacer una suerte de cine club donde empezó a reunirse la gente de Viñas del Mar y empezaron a hacer un festival muy al estilo muestra a principios del año 60. Pero ya en 1967 tomaron la decisión de hacer un gran encuentro de los cineastas latinoamericanos. Y ese es el reconocido como el 1º Festival de Cine de Viña del Mar.


Ese año vinieron los directores mas importantes del momento, jóvenes directores que tenían un proyecto disgregado de lo que era la posibilidad de que el cine fuera una herramienta de comunicación y de acción muy fuerte. Y lograron ese año reunirse aquí en Viñas del Mar y hacer un manifiesto en el cual se comprometían a ciertas cosas. Entre otras cosas, a utilizar al cine como herramienta de cambio social.


Vino gente de Argentina, de Brasil, de Colombia, y fue una experiencia fantástica, que se repitió luego en el ‘69. Por circunstancias políticas, pero también por circunstancias económicas de efervescencia social, el festival quedó trunco hasta el año 1990. Ese año fue el reencuentro de los directores más bien nacionales en el festival de Viñas del Mar.


Esto es, a groso modo, la razón que dio origen al festival de cine.


 


¿Nos podés dar algunos de los nombres que participaron en esos encuentros?


Este año 2011 queremos homenajear a un director argentino que estuvo en el ’67: Eliseo Subiela. Pero también estuvieron Birri, Miguel Littin, Aldo Francia, y así una serie de directores latinos que estuvieron en Viña. Y también estuvo Glauber Rocha, que fue quizás el director que más patente hizo que el cine fuera una expresión de cambio social.


 


Teniendo Chile tres importantes festivales de cine, ¿cuál creés que es la característica del de Viñas del Mar?


Viñas del Mar, desde sus orígenes, ha sido un festival iberoamericano, ese es su sello particular. Y yo diría que también es un festival de directores más que de actores o de productores. Es un festival de directores. Y yo creo que esos dos componentes, que sea absolutamente iberoamericano, con sólo títulos de nuestros países, es lo que lo caracteriza fundamentalmente.


Yo diría que las preocupaciones de los años 60/70 son básicamente las mismas preocupaciones que tenemos hoy día en el 2011. Preocupaciones de qué tipo de cine estamos haciendo y para qué publico estamos haciendo este cine. Y sobre todo, hoy día que estamos de cierta manera imbuidos o de cierta manera monopolizados en la distribución de cine a partir de las grandes cadenas de cines norteamericanos donde no existe la posibilidad o es muy baja la posibilidad de poder ver cine nacional y de ver cine iberoamericano o latinoamericano.


Entonces el festival hoy día tiene una razón de ser casi más fuerte que los años 60. En los años 60 había un cierto interés por ver cine nuestro. Hoy día ese interés es casi una pelea diaria, donde nosotros hacemos un espacio en el cual le damos la posibilidad a la gente, a los jóvenes, a los ciudadanos. Y no solamente a los cinéfilos sino al público en general de ver cine latinoamericano. Y es tan bueno, es un cine buenísimo.


Si uno ve la competencia del festival este año, uno se da cuenta de que el festival intenta o trata de mostrar lo mejor del cine latinoamericano del año 2011. Independientemente que el festival tenga retrospectivas y haya ciclos de otras partes o de otros países, pero la competencia es la que le da mas sentido y está buenísima, realmente. Muy buena.


 


¿No creés que es una competencia desigual entre el cine latinoamericano con los tanques norteamericanos que inundan con su publicidad, y que el cine latinoamericano no tenga la posibilidad de igualdad de condiciones?


En este momento no estamos en igualdad de condiciones, absolutamente de acuerdo. Y ni cerca, una película norteamericana que tiene un presupuesto 100 veces mas que cualquiera película latinoamericana y gasta un 30% de ese presupuesto en marketing. Y además el sistema permite que paquetes de películas lleguen a las distribuidoras y a los exhibidores y es imposible competir.


Pero de repente películas como Tropa de Élite en Brasil le dan el palo al gato y tienen 11 millones de espectadores con Tropa de Élite 2.


 


El éxito en Chile de Violeta se fue a los Cielos significó un acercamiento del público chileno al cine nacional.


Violeta se fue a los Cielos tuvo alrededor de 400.000 espectadores. Hace 7 o 8 años, había películas que habían tenido 1 millón de espectadores. Entonces la tendencia es a la baja, la gente en Chile va más al cine, pero ve cine norteamericano. El año pasado, 13 millones de personas fueron al cine, pero del porcentaje de es gente es menos la que ve cine chileno. Ni que hablar del cine latinoamericano, que ni llega a las multisalas.


 


Esta problemática es exactamente igual en Argentina, Perú, Colombia, México. Desgraciadamente es una lucha totalmente desigual


Así es. Nosotros, en el marco del festival este año, vamos a tener un encuentro con los cineastas nacionales, los directores de cine chilenos. Vamos a hacer una retrospectiva de Matías Bize, que es jurado del festival y que a pesar de ser muy joven ganó el Goya con La Vida de los Peces, y Pablo Larrain, con Post Mortem, ganó en Guadalajara. El cine chileno esta teniendo muy buen cine. Yo no sé si ese cine esta sincronizado con las audiencias, con la gente.



Porque este problema que hablamos de las trasnacionales que efectivamente impiden que el cine nacional entre en las salas es muy complicado.


Yo recuerdo que cuando fui a ver La Vida de los Peces, estuvo una semana en cartelera y en l segunda semana la pusieron en la noche en una sola sala, y en la tercera semana ya no estaba. Eso habla de que hay una cultura que hay que ir creando, de ir a ver cine latinoamericano, cine chileno a las salas de cine. Pero también que en las salas también se habrá a la posibilidad de tener cine latinoamericano y cine chileno.


 


Un caso muy interesante fue lo que pasó con Machuca, tanto en Chile como en el resto del mundo, convirtiéndose en un icono del mejor cine latinoamericano.


Machuca habrán ido 700.000 a 800.000 personas a verlas, ero se dio en la televisión, obviamente después de su paso por las salas. Es una película impecable artísticamente, es una película que habla de lo que pasó en Chile desde una mirada oblicua de los años 70. No hay un panfleto, no es ideologizada, sino todo lo contrario: es una película que habla desde la experiencia. La experiencia que Andrés vivió en un colegio en Santiago, y cómo ese colegio, que era un colegio de curas, intentaba generar una mirada amplia de la sociedad teniendo jóvenes pobres en sus salas. Pero eso también creaba unas dificultades sociales, y que era de cierta manera representar una situación que se vivió en los ‘70 en Chile, y que finalmente desencadenó en un Golpe de Estado.


 


¿Con qué se encontrarán quienes concurran a esta nueva edición del festival?


Mira, tenemos invitados internacionales: Carlos Gaviglia, de Colombia; Francisco Lombardi, de Perú; Eliseo Subiela, de Argentina. Tenemos este encuentro de los directores nacionales, donde, entre otras personalidades, está Silvio Cayosis, Pablo Perelman, Matías Bize. Van a ser alrededor de treinta directores nacionales que va a estar con nosotros. Pero también hay una serie de invitados internacionales que van a estar en el jurado y que, de cierta manera, le van a dar un realce internacional al festival. Por ejemplo algunos conocidos tuyos te los puedo ir nombrando. Eduardo Russo, psicólogo argentino, va a estar en el jurado de la critica. También el colombiano Carlos Gaviglia, Carolina Vera (una actriz chilena que esta radicada en Alemania haciendo un trabajo espectacular), Catalina Hierra, una actriz chilena hija de la famosa actriz Gloria Muchimer.


También estarán Armando Lacerda, un director de documentales brasileño; Alfredo Garrido, director del Festival de Cine Recobrado; Taciana Paniza, documentalista…


También va a estar una argentina como Vanina Spedoni, que trabaja en el área del canal I-Sat; Pedro Purita; Ante Sánchez Garcés, cofundador del Festival de Huelva; nuestro consagrado documentalista Ignacio Agüero, como el año pasado tuvimos a Patrico guzmán, que fue una sorpresa espectacular


 


Patricio Guzmán, uno de nuestro mas grande documentalista, no sólo de Chile sino de toda Latinoamérica.


Mira, el año pasado, en Europa, hubo dos trabajos de realizadores nacionales que fueron Nostalgias de la Luz, de Patricio Guzmán, que fue considerado uno de los mejores documentales Europeos de ese año, e Historias de Lisboa, que es la penúltima película del realizador chileno recientemente fallecido Raúl Ruiz. Obra que también vamos a tener en Viñas del Mar, pues vamos a hacer una retrospectiva de Raúl Ruiz y vamos a dar completa una película que dura cuatro horas y que fue dividida en dos partes.


 


Como ciudadano de Viñas del Mar, ¿cuál ha sido tu preocupación en esta nueva edición?


Mira, a mí en lo particular me interesa tener un festival que vuelva a tomar sus raíces. Hemos hecho un gran esfuerzo este año para ir retomando las raíces de festival. Y un poco este encuentro de directores, el que venga Eliseo, intenta volcarnos un poco hacia adentro y decir qué es lo que fuimos para proyectarnos un poco más en los próximos años hacia el futuro. Y yo creo que la preocupación es un poco el contenido, es qué estamos diciendo como festival a la comunidad. Y lo otro es que, efectivamente, sea un festival participativo, que no sea un festival encerrado en sí mismo, en el sentido de que solamente haya gente relacionada con el mundo del cine.Creo que hay una excelente oportunidad para que la gente de villamarina, santiagueña conozca la realidad del cine nacional y del cine internacional. Y de hecho el país invitado este año es Argentina. El año pasado ya tuvimos una muestra del bicentenario en el cual tuvimos algunas joyas argentinas de todos los tiempos. Pero este año hemos querido tener una línea de películas más bien de los últimos seis o siete años. Tendremos Carancho, Dos Hermanos, El Aura, Los Rubios, El Hombre de al Lado. Y obviamente, El secreto de sus Ojos. Una muestra para que el ciudadano nacional conozca el maravilloso cine argentino de todos los tiempos, que siempre se han caracterizado por tener un muy buen cine.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

COMPARTIR

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0
Incaa-logo-banner-ASL
Seminario-Faretta-Guerra-banner

© A SALA LLENA.