27.10.17
Eventos _ Internacionales

New York Comic Con

New York nos recibió con un clima más primaveral que el de la mismísima Buenos Aires, a pesar de que por aquellas latitudes es otoño en esta época. Es, sobre todo, una ciudad de contrastes. Desde la tranquilidad de los vecindarios en Brooklyn hasta la febril actividad en Wall Street, pudimos recorrer los icónicos escenarios de nuestras series y películas preferidas. Y como no podía ser de otra manera, la ciudad que nunca duerme es también sede de la Meca del fan: la New York Comic Con. Allá fuimos con el entusiasmo de la primera vez.

La convención se viene realizando desde 2006 y en su nueva edición, no dejó de sorprender con todo lo que tiene para ofrecer. Incluso para quien está acostumbrado a frecuentar convenciones de cómics y afines en distintas ciudades y países latinoamericanos, el nivel y masividad de una Comic Con en su país de origen es inabarcable. El evento moviliza a toda la ciudad, es un acontecimiento cultural completo que convoca desde artistas independientes hasta las grandes industrias, que aprovechan la ocasión como plataforma para promocionar sus más recientes productos, realizar lanzamientos exclusivos y ofrecer todo tipo de experiencias interactivas. Pudimos encontrarnos con una exhibición de medio pabellón dedicada a Star Wars: Los Últimos Jedi (Star Wars: The Last Jedi, 2017) y jugar con realidad virtual en el stand de Liga de la Justicia (Justice League, 2017), donde te convierten en tu superhéroe preferido para luchar contra el mal en primera persona, sumar puntos y ganar premios. Los regalos están a la orden del día entre los miles de fans que asisten: en cada sector hay unas torres interactivas donde se pueden ganar premios instantáneos con solo apoyar la credencial, la posibilidad de anotarse en decenas de “lotteries” (un sistema de sorteos que los americanos aman) y el último día los expositores ofrecen grandes descuentos, liquidan y hasta regalan el material que les sobró.

Los pabellones de stands son un paraíso consumista para los fanáticos del cómic, el cine y las series, con artículos difíciles de conseguir y otros exclusivos manufacturados especialmente para la ocasión. Algunas industrias y diseñadores que no cuentan con su propia tienda física a diario, arman stands gigantescos donde se puede conseguir todo tipo de merchandising. Las estrellas indiscutidas de este año fueron los Funko Pop, esos muñequitos cabezones que conquistaron a coleccionistas de todo el mundo.

Entre los invitados de esta edición e incontables paneles, se destacó la presencia de Mark Hamill, quien estuvo firmando autógrafos durante los cuatro días del evento y tuvo su propio panel el sábado a la noche. Una vez terminada la jornada más importante de NYCC, con el festejo de la 100ª emisión de The Walking Dead, Mark Hamill reunión a miles de fans en el salón Hammerstein, cerca de donde se realizó el evento principal, para pasar una noche contando anécdotas sobre su vida personal y su carrera, dialogando con el público y dejando un inolvidable recuerdo en los afortunados que tuvieron la posibilidad de asistir a la velada.

Habló sobre sus comienzos en la industria, su familia, la repentina fama y su gran trayectoria como doblajista. En este punto, obviamente el Guasón fue el protagonista y Mark contó cómo funcionaba el proceso creativo (en el que está bastante involucrado) y habló largo y tendido sobre este personaje al que le tiene gran cariño. Lo comparó con el Trickster (que también interpretó) y con el Moriarty de Sherlock, por su relación simbiótica con Batman. Hizo varias observaciones sobre la evolución de Harley Quinn como personaje y la relación de las películas animadas con el Universo Extendido de DC. La última parte de la velada estuvo dedicada por completo a Star Wars, habló sobre el nuevo elenco, el doblaje que se hace en pos-producción y por supuesto fue consultado por los fans sobre Star Wars: Los Últimos Jedi, pero afirmó tener muy poca información ya que los productores no confían en él, porque siempre revela más de lo que debe. Sin embargo, adelantó un giro inesperado y cerró con una nota muy emotiva, recordando a Carrie Fisher.

Entre el resto de los invitados al evento se encontraron otras estrellas de primera línea del cine y la TV: Felicity Jones, Peter Capaldi, Michael Rooker, Luke Evans, Rosario Dawson y muchos más se fotografiaron con los fans y dieron charlas, respondieron preguntas y firmaron autógrafos. Incluso hubo invitados sorpresa, como Charlie Cox que apareció de imprevisto hablando sobre Daredevil en el panel del director creativo de Marvel, Joe Quesada. Los principales paneles estuvieron repletos de fans y tuvieron la particularidad de ser accesibles y bastante interactivos, como en el caso de American Gods, The X-Files, Sons of Anarchy, Pacific Rim Uprising (2018), Star Trek: Discovery, Professor Marston and the Wonder Women (2017), Family Guy, Once Upon a Time y The Walking Dead, entre otros.

La magia de NYCC tiene que ver con su lugar de origen, pero además con el público que convoca: gente de todo el mundo asiste no sólo a presenciar, sino a ser parte de esta fiesta de la industria del entretenimiento. Manteniendo el anclaje en sus raíces comiqueras, abre también sus puertas a otro tipo de formatos y consumos, sin perder de vista lo que quieren los fans pero sin comprometer su espíritu original. Como la mismísima ciudad de New York, que se las arregla para ser cosmopolita y albergar variedad de culturas, mientras mantiene ese sello indeleble que la distingue de cualquier otra ciudad del mundo.

© Ana Manson, 2017 | @CapitAnna

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0

© A SALA LLENA.