12.04.19
[21] BAFICI _ Festivales

[21] BAFICI | Sobre la retrospectiva de Julien Temple, por Fredy Friedlander

Es muy probable que al momento de realizar el balance del BAFICI [21] surja como su acontecimiento más importante la presencia del realizador británico Julien Temple.

Habiendo ya participado en una edición anterior (10° BAFICI de 2008) dedicado básicamente al Punk Rock con títulos como The Filth and The Fury y Joe Strummer: The Future is Unwritten, la pesente visita incluye más films y no se limita a obras sobre el rock. 

Casi podría separarse en dos su actual retrospectiva, dividida entre películas sobre grandes urbes (Londres, Detroit, Rio de Janeiro, La Habana) y musicales.

A estas últimas se refiere esta nota, que pivotea sobre cuatro de sus películas.

Absolute Beginners es de 1986 y como señalara su director durante la presentación está “muy orgulloso de haber sido acusado de destruir la industria del cine inglés” en ocasión de su estreno en Inglaterra, agregando que le “impidió trabajar por 25 años en Gran Bretaña y que, de haber sido exitosa, habría estado flotando en un jacuzzi en Los Angeles”.

Vista ahora en una copia de gran calidad técnica, resulta difícil explicar el rechazo que generó en su momento. Ambientada en Inglaterra en 1958, el comienzo es espectacular, con un plano secuencia extremadamente vistoso en el que la cámara se pasea por las calles de un barrio londinense donde aparecen varios de los personajes de la historia.

Claramente antirracista, hace pensar, tanto por la coreografía como por los grupos sociales que combaten entre sí, en West Side Story. Hay además una historia de amor que no sólo la acerca al título anterior, sino a  uno muy posterior y reciente como La La Land.

Aquí el amor surge entre Colin (el poco conocido Eddie O’Connell) y Crepe Suzette (la muy sensual y algo más célebre Patsy Kensit). En la trama irán apareciendo varios personajes secundarios, a quienes dan vida nombres más célebres como David Bowie, Ray Davies, James Fox y la cantante Sade.

Keith Richards: The Origin of the Species nace de un pedido del músico a Temple, a quien conocía de varios videos que había filmado con los Rolling Stones. El relato, que podríamos definir como autobiográfico, abarca casi exclusivamente los primeros años hasta el momento en que conoce a Mick Jagger.

Keith se declara “testigo auricular de la Segunda Guerra Mundial, odiando a muerte a gente como Hitler”, como afirma en sus propias palabras. Su casa en Dartford fue totalmente destruida y de dicho evento nació la canción “Street Fighting Man”.

La madre, a quien califica de subversiva, parece haber tenido una influencia muy grande, incluso musical. A ella le encantaba cantar, imitando a figuras como Ella Fitzgerald y Sara Vaughan.

En su casa había una guitarra (acústica), que por estar colgada y muy alta no alcanzaba a asir. Cuando logró hacerlo empezó a estudiar música y la primera canción que aprendió fue “Malagueña”, aunque la influencia decisiva en su carrera fueron los blues.

El documental es muy reciente (2016) y recomendable para conocer la personalidad de una persona muy humilde (palabras del director al público), gran compositor, más bien  tímido y que no disfruta de la fama ni del jet set.

El cuarteto de films musicales se completa con dos obras dedicadas a The Kinks,  el grupo predilecto de Julien Temple. Estrenadas con apenas un año de diferencia, Ray Davies: Imaginary Man y Dave Davies: Kinkdom Come, nunca hubiesen podido ser un único film. Ray le pidió primero hacer “su película” y cuando Dave se enteró, amenazó con que nunca más le hablaría si no filmaba otra con él.

Es válida la recomendación del realizador de ver una detrás de la otra, tal cual hizo este cronista, merced a su programación sucesiva y en la misma sala (un acierto del BAFICI). La importancia de la banda de los hermanos Davies en la historia del rock es gigantesca y no tan conocida como la de otros grupos famosos como The Beatles, The Rolling Stones y The Who. La formación original contaba con el bajista Peter Quaife y el baterista Mick Avory, quienes en febrero de 1964 lanzaron “You Really Got Me”, que enseguida alcanzó el número uno del Chart inglés. Antes habían grabado “Long Tall Sally”, cover del tema de Little Richard, que fue un gran fracaso. Pero a partir de 1964 se sucedieron los hits incluyendo “See My Friends”, que fue la primera vez en que su usó el “sitar” (antes que los Beatles).

Los hermanos Davies, retratados en sendos documentales, aparecen como muy diferentes. Dave afirma que su hermano mayor era silencioso y muy nervioso y en un ingenioso juego de palabras afirma: “Ray era Oscar, mientras que yo era Wilde (salvaje)”.

Ambos enfatizan la famosa gira a los Estados Unidos que terminó con su virtual expulsión de dicho territorio y la prohibición de ingreso por cuatro años, por supuesto comportamiento vergonzoso. Pero en 1970 tuvieron su revancha regresando con una exitosa canción que por cuestiones legales no pudieron llamar “Coca Cola” y rebautizaron como “Lola”, cuyo tema era el travestismo.

Definitivamente The Kinks es una banda importante que influyó en la década del ’90 en el Britpop (Blur, Oasis, Pulp) y con grandes temas como “Waterloo Sunset”, “Death of a Clown” (autoría de Dave) y “All Day and All of the Night”.

La conferencia de prensa de Julien Temple fue un delicioso cierre con la proyección de cinco videos, el primero de los cuales tiene a Sid Vicious cantando “My Way”, la célebre canción que popularizó Sinatra, pero en versión punk.

Fue muy celebrada por el público que colmó la sala y pudo disfrutar de clips de los Rolling Stones (“She Was Hot”, “Undercover of the Night”), Metallica (banda que Julien odia) y David Bowie (“Absolute Beginners”).

Del músico de “Rebel, Rebel” mencionó dos films que están entre sus preferidos: Performance y The Man Who Fell to Earth, y a modo de cierre señaló con congoja que fue un gran colaborador, “representando para él el futuro y siendo difícil creer que no esté más entre nosotros”.

 

© Fredy Friedlander, 2019 

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

 

Fotograma de David Bowie en Absolute Beginners.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0

© A SALA LLENA.