10.11.19
34º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata _ Festivales

34º MDQ Film Fest | The House is black, por Eduardo Elechiguerra

… cómplices de oficios
menos inocentes,
creemos que seremos dioses
en otros mundos
porque pensamos que la felicidad
es la distancia del milagro

Martha Kornblith, Oraciones para un Dios ausente

Si como evidencia de que estamos en los abismos del dolor no basta la narración sosegada de la poeta iraní Forough Farrokhzad para advertirnos sobre la crudeza de lo que estamos por ver, el ritmo en el montaje nos mantiene en vilo. El zoom in al rostro de la leprosa ante el espejo es clave: la relación entre belleza y terror es dinámica. Desarma la extrema precisión de Farrokhzad para hilvanar ambos en la cadencia de los versos, los fragmentos del Corán, los diálogos y las imágenes cinematográficas. La preponderancia de primeros planos comulga con la brevedad (muy pocos duran más de diez segundos), las voces en persa y los sonidos están manteniendo tensa la inquietud. No se trata de que la también montajista esté enfocando la mirada en la leprosería de Tabriz, al norte de Irán, sino de su manera de componer una plegaria.

Esta consiste no sólo en un entramado de elementos sonoros (cantos de pájaros, chirridos de ruedas), elegías y versos para un Dios ausente. Además nos consuelan las miradas de una alegría profundamente triste, deformidades corporales en las que uno puede sentir al Lynch de El hombre elefante (1980), y la desolación donde los niños buscan la belleza en el universo y desprecian el cuerpo propio. No será labor de Farrokhzad, premiada en el Festival Internacional de Cine de Mannheim en 1963, huir de estos leprosos. Pone la lupa en la reclusión de la palabra casa para que todavía el sonido persistente de una pelota en medio del juego de niños repercuta tanto como los ojos luminosos de ellos en medio de la aridez en blanco y negro.

 

 

© Eduardo Alfonso Elechiguerra, 2019 | @EElechiguerra

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.