Coberturas Anteriores

05.11.16
3º Asterisco Fest _ Festivales

3º Asterisco Fest: Críticas 3

Tercera tanda de críticas del festival.

 

La Noche, de Edgardo Castro (Argentina, 2016 – Competencia Argentina), por José Luis De Lorenzo

El chupón

Todo festival de cine se encuentra a la espera de algún film que le deje marca. Este año fue el caso de La Noche, el film del que todos hablan, sobre la crudeza de sus imágenes, la audacia del actor / director (Edgardo Castro) por hacerse cargo del personaje principal, registro tan real de la vida nocturna en bares, albergues transitorios y clubes nocturnos que solo podría ser puesto en escena por alguien que haya transitado una experiencia similar y, por sobre todo, animarse. A su vez, el final. Uno de los mejores finales que haya tenido un film nacional en estos años.

La Noche es la opera prima de Castro, quien también interpreta a Martín, un solitario que deambula por la noche de Buenos Aires exponiendo todo tipo de excesos, desde aspirar cocaína a mansalva en baños y pasillos de boliches, hasta buscar sexo casual por cuanto lugar transite. Martin es un alma perdida en la ciudad de la que poco se conoce sobre su actividad diurna, ni siquiera sobre su pasado. Está ahí, expuesto sin iniciar ningún tipo de búsqueda sino un recorrido.

Si bien extrema en el contenido de carácter sexual que imprime en el metraje, a partir de los minutos iniciales, La Noche no debe verse como un film que solo busca recrear escenas sexuales con el objeto de provocar; tienen un sentido de realismo poco visto y no es comparable con el trabajo de otros directores como Gaspar Noé, cuya utilización coreográfica de escenas de sexo tienen una intención implícita de mera transgresión.

Algunos colegas comparan el film de Castro con el cine de Campusano, aunque considero que el registro es otro. El de Campusano, como lo indica el nombre de su productora, es un cine bruto; como un amigo siempre destaca, “editado con los dientes”. Lo de Castro, fuera de sus planos secuencia y realismo, es un tanto más cuidado y de hecho emotivo. El desenlace hacia el que converge este relato de andanzas descoloca, porque esperamos que transcienda como en toda épica, un surgimiento y eventual caída, cuestión que no sucede y permite embelesar al film con una charla de bar entre dos personajes que inicialmente consideramos de la fauna nocturna salvaje y resultan ser dos Bambis.

Para todos aquellos que pudimos verla en alguna de sus tantas pasadas con entradas agotadas, La Noche es el chupón en el cuello del Bafici18; una marca que quizás se vaya dentro de unas semanas, pero de la que nunca nos olvidaremos.

calificacion_4

 

 

 

Te Prometo Anarquía, de Julio Hernández Cordón (México / Alemania, 2015 – La Piel que Habito), por Enrique D. Fernández

Antes que hacer una radiografía ordinaria de los dilemas adolescentes que preocupan en la actualidad, el director Julio Hernández Cordón nos introduce a los escenarios urbanos de una México en constante ritmo durante el día (skaters movilizándose por toda la ciudad, sonidos regionales invadiendo las calles) y mas apagada durante la noche (dos jóvenes que matan el tiempo teniendo sexo y aspirando pegamento en los interiores de un camión abandonado mientras el resto duerme). Lo que se lee entre líneas es una acertada metáfora del adolescente como un vampiro diurno que divaga sin ambiciones, en la piel de nuestros protagonistas Miguel y Johnny, dos amantes que trafican sangre para juntar dinero, moviéndose con total libertad por las calles y compartiendo un sentimentalismo sincero. Entre histeriqueos y paseos rutinarios, Te Prometo Anarquía comienza a develar una carga de inocencia que parece perdida en el presente.

calificacion_3

 

 

Nuestra cobertura completa del festival.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.