70º Festival de Cannes _ Festivales

70º Festival de Cannes: Parte 8

El festival terminó y deja un sabor amargo debido al bajo nivel de la programación de esta edición. El punto en común de los comentarios de varios críticos fue el de encontrar en cada proyección un alto grado de cinismo, crueldad ejemplificado en inmolaciones, amputaciones, violentas venganzas, violaciones, etc., quizás características que van a quedar en la memoria de todos los asistentes a esta edición.

De esta manera, el festival confirma esta aceptación que tampoco es que haya aparecido al azar en esta edición. Ya años anteriores, mismas situaciones se presentaron en distintas competencias, se llevaron premios y han sido aceptadas como propuestas inquietantes o controversiales, sin ir más lejos, las propuestas de directores como Haneke, Ostlund, Franco, Noé y algunos otros preferidos del festival.

 

La Cordillera, de Santiago Mitre (Argentina / Francia / España, 2017 – Un Certain Regard)

Unidos jamás serán vencidos

Cuando un film es presentado en cualquier sección secundaria en Cannes y este es galardonado con un premio, se sabe que el próximo proyecto de ese director tiene altas probabilidades de ser seleccionado en futuras competencias principales del festival. Este es el caso del tercer film del director argentino Santiago Mitre, quien ganó el Grand Prix de la Semana de la Crítica en el año 2015 por su film La Patota.

La Cordillera (2017) trata sobre una cumbre de presidentes latinoamericanos con sede en Chile, en la que se debatirá sobre un tratado energético para la región. Entre los disertantes se muestra a Brasil como el país con un alto liderazgo y a Argentina, por el contrario, con un presidente -alrededor de quien tomará eje el film- recientemente electo y protagonizado por Ricardo Darín.

El film comienza con diálogos entre los asesores (Érica Rivas) y jefe de gabinete (Gerardo Romano) referentes a la impronta de que el marido de la hija del presidente (Dolores Fonzi) está próximo a realizar una denuncia por irregularidades durante su administración. La narración comienza a tomar vuelo al arribar todas las delegaciones a la cumbre y empiezan los debates, las problemáticas y situaciones que desembocan en acuerdos laterales.

En La Cordillera, hay una ausencia de clima y suspenso con la que contaba la más elaborada y eficaz El Estudiante (2011). Existe un desaprovechamiento de actores de la talla de Rivas y Fonzi en lo que a sus personajes respecta, hasta inclusive un abrupto olvido de algunos personajes en la historia principal, presentados al inicio y luego abandonados a mitad de camino.

El tema principal de La Cordillera es actual, representa situaciones que ocurrieron o bien podrían ocurrir en breve sin certeza: la unión de presidentes de una región con un objetivo en común.

Si hay algo por demás destacable en esta muestra menor de cine por parte de Mitre es la escena que define al film, respectiva a la aparición de Christian Slater como un representante del gobierno estadounidense. Escena en la que hasta Darín se anima a hablar en inglés.

calificacion_2

 

 

José Luis De Lorenzo | @josedelo

Nuestra cobertura completa del festival.

Nuestra cobertura vía Instagram.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0
Libria-Banner

© A SALA LLENA.