Inmortal-bafici
BAFICI 2016 _ Festivales

BAFICI 2016: Día 7 – Críticas 1

Críticas de film del martes 19 de abril.

 

 

Inmortal, de Homer Etminani (Colombia / España, 2015 – Competencia Latinoamericana), por Ximena Brennan

La muerte siempre está cerca

Escenas de paisajes típicos de Colombia, conjugadas con la música autóctona característica (que casi nos remonta a un cálido veraneo en dicho país). Playas, las olas del mar, un hombre y una mujer conectados por una misma causa.

Inmortal, el film del iraní Homer Etminani, cuenta la historia de Cosmo Peñate, un lugareño mayor cuyo trabajo es el de recoger del mar los cadáveres de algún conflicto armado. Al mismo tiempo vemos a una joven que está buscando a su novio al parecer muerto en circunstancias similares.

Interesante relato en paralelo el de Etminani, quien ha vivido bajo todo tipo de regímenes políticos. Inmortal remite a eso, a personas incansables en lucha constante (el protagonista, la mujer, el director) que, contra viento y marea y con una fuerza insoslayable, atraviesan adversidades climáticas y emocionales.

Una buena propuesta para un documental que se toma su tiempo para narrar los hechos y que, hacia el final, efectúa un giro interesante que quizá sea lo mejor de la película. Rituales, collares, música, ningún testimonio, ninguna voz (salvo hacia el final); sólo el soplo del viento, lo observacional y el drama de una vida. Tal vez el documental hubiera sido más atractivo si Etminani hubiera jugado más con los tiempos, la edición y el ritmo del relato en lugar de decidir por las escenas interminables.

calificacion_2

 

 

 

Romántico Italiano, de Adriano Salgado (Argentina, 2016 – Competencia Latinoamericana), por José Tripodero

¿Cómo aprovechar un festival de cine para hacer una película sin presupuesto, sin equipo técnico y sin actores? La respuesta es Romántico Italiano. La oportunidad de seguir a una actriz como Camila Toker (icono actoral y artesanal del cine independiente post NCA) es la que aprovecha Salgado, quien no se posa como un voyeur sino como un testigo de su andar por la ciudad en el marco de la última edición del Festival de Cine de Mar Del Plata. Es así como aparecen la rambla, la peatonal, los negocios de chucherías y personajes circunstanciales que interactúan con la actriz. Desde un señor maduro que la piropea inocentemente hasta una encargada de heladería que la reconoce de Ana y los Otros (2003), la ópera prima de Celina Murga. También hay lugar para medias conversaciones telefónicas, de las que no es muy difícil advertir que se tratan de potenciales conflictos amorosos o temas familiares.

El halo formal fantasmagórico que le imprime Salgado tan solo con dos elementos (una cámara y un micrófono inalámbrico) es lo que moviliza hacia adelante una historia sin historia. Romántico Italiano es una colección de imágenes y sonidos seductores bajo esa fórmula, casi siempre efectiva, que es el cine dentro del cine. Imperdible el musical de los créditos.

calificacion_4

 

 

 

El Sentido Derby, de Martín Blousson (Argentina, 2016 – Pasiones), por Matías Orta

El roller derby adquirió notoriedad gracias a Whip It, dirigida por Drew Barrymore y protagonizada por Ellen Page. Esta película de culto popularizó el deporte en distintas partes del mundo, pero ya venía teniendo una movida interesante. Argentina no es la excepción, como bien puede comprobarse en el documental El Sentido Derby.

Martín Blousson y sus colaboradores se dedicaron durante años a seguir la vida privada y deportiva de un grupo de jugadoras de distintos equipos de roller derby femenino. Se habla sobre características del juego (patines, corridas, brusquedad) y acerca del sentido de competitividad, con algunas imágenes de encuentros. Pero la preocupación principal del director –y su mayor acierto- pasa por hacer foco en la intimidad de las mujeres, algunas con historias conmovedoras, demostrando que son luchadoras tanto en la vida como en las pistas. Aunque son diferentes entre sí, las une la devoción por este deporte intenso y fascinante.

Lejos de ser un film sólo para entendidos, El Sentido Derby triunfa porque primero que todo retrata una pasión (en este caso, de roller derby, pero puede ser cualquier otra actividad), además de que permite conocer un fenómeno que no deja de crecer.

calificacion_3

 

 

 

Our Nixon, de Penny Lane (Estados Unidos, 2016 – Panorama), por Guido Pellegrini

Las filmaciones caseras generalmente tienden a ser aburridas, especialmente cuando se las observa fuera de su contexto. Están pensadas para que solo los involucrados las miren, quizás para estimular su memoria, o para que el autor de las imágenes comparta con algunos (pocos) terceros. Son películas privadas, pero no revelan nada, porque sus públicos ya lo saben todo o porque el mismo cineasta amateur, durante la función, se encargará de ofrecer comentarios explicativos. Our Nixon, que recopila las home movies en Súper 8 que realizaron tres asistentes del presidente estadounidense durante su controvertido mandato, resuelve este problema al incluir fuentes adicionales: los famosos audios secretos de Nixon, que tanto insistió en grabar y que luego sirvieron para incriminarlo, y entrevistas que años después brindó el trío de circunstanciales camarógrafos. La ausencia de un narrador de carne y hueso es suplida por un collage de testimonios (como en la recientemente oscarizada Amy, de Asif Kapadia).

Tanto el mandatario como sus asistentes, eventualmente, se vieron envueltos en el escándalo de Watergate. Pero las filmaciones que componen este documental no sacan nada sorprendente a la luz. Lo único valioso que aportan es justamente su banalidad. La directora Penny Lane humaniza a los protagonistas, pero no desde un punto de vista sentimental, no para que nos identifiquemos con los personajes, sino para que entendamos la dimensión de su torpeza. No es que no hayan sido eficientes o no hayan tomado en serio su trabajo: es que el horizonte de su imaginación política fue calamitosamente corto. Despreciaron a las masas que protestaban contra la guerra, a todo movimiento social o avance cultural. Prometieron gobernar para una supuesta mayoría silenciosa y conservadora, pero después violaron uno de los valores fundamentales de su país: el respeto por las instituciones (las propias, obvio, no tanto las extranjeras).

Watergate fue más que un ejemplo de espionaje político. El robo de documentos del Comité Nacional del Partido Demócrata motivó una crisis existencial en los estadounidenses, acostumbrados a confiar en el funcionamiento de su gobierno. Instauró, en una cultura que Jean Baudrillard tildó de “brutalmente ingenua”, una época de desilusión y escepticismo. Lane, sin embargo, no pretende agregar algo a la abultada literatura sobre Watergate. Se limita a analizar cómo un gobierno se ve a sí mismo. En esto recuerda a la Autobiografía de Nicolae Ceausescu, de Andrei Ujica, que retrata al dictador rumano a través del mismo material de archivo que produjo el régimen, y logra que el relato oficial se desplome por su propio peso. Pero en este caso el found footage nunca tuvo fines propagandísticos. Solo se rodó como un souvenir de aquellos años, para preservar, en fotogramas, algo de la energía y la vitalidad de los jóvenes asistentes, quienes invirtieron mucho en un proyecto que solo les devolvió penas y condenas.

calificacion_4

 

 

 

También sigan nuestra cobertura vía Twitter e Instagram.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

COMPARTIR

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0
Incaa-logo-banner-ASL
Nuevo LOGO_BSO_renew2017_facebook

© A SALA LLENA.