Coberturas Anteriores

09.04.14
14 BAFICI _ BAFICI 2014

BAFICI 2014 – Día 6

Martes 8 de abril.

Nos acercamos a la mitad de la semana y también del BAFICI. El festival siempre se las arregla para sorprender, y no sólo por la variedad de su programación. Para que se den una idea, ¿cuántos eventos de estas características tienen un espacio exclusivo para la proyección, todo el tiempo, del videoclip “Happy”, de Pharrell Williams?

Pero lo musical no se limitó al intérprete estadounidense: Babasónicos acaparó la jornada. Primero, en el Centro Cultural Recoleta, fue la proyección de Videofilia, que contó con una charla posterior a cargo del vocalista Adrián Dárgelos y del director Hernán Bouza. Y minutos después, en el mismo lugar, la banda dio un recital sorpresa, que incluyó canciones acústicas y sets electrónicos.

Sin duda, un BAFICI a puro ritmo.

 

The Sacrament, de Ti West (Estados Unidos, 2013 – Competencia Internacional), por Martín Chiavarino

En una mezcla de suspenso y horror psicológicos de pretensiones realistas extremas con pocos efectos de sonido y carente de escenas pseudoterroríficas, En base a un simple y buen sin guión sin ínfulas y a su efectiva música aterradora, The Sacrament crea una atmósfera estremecedora y atrapante alrededor del aislamiento de una comunidad religiosa.

Patrick, un prestigioso fotógrafo de moda, recibe una carta de su hermana Caroline, explicándole que se está recuperando de sus adicciones a las drogas en una granja y le pide que la visite mediante una serie de extrañas instrucciones que lo conducen a un campo inaccesible y fuertemente custodiado. Ante la incertidumbre y la desconfianza decide informar a dos periodistas con los que trabaja para la revista Vice, una conspicua revista de investigación periodística, artística y cultural. Cuando el grupo llega a la Parroquia Edén comienza una especie de pantomima para ocultar la verdadera esencia de la comunidad y de su carismático y misterioso líder, Padre. La situación rápidamente genera sospechas que se vuelven paranoia y los personajes comienzan a actuar extrañamente aumentado el nivel de preocupación.

La película escrita y dirigida por Ti West es una obra terror eficaz que utiliza algunos recursos clásicos para tamizarlos a partir de las reglas del terror psicológico y el realismo de cámara en mano tan abusado en los últimos años por el género.

El resultado es la simulación de una misión periodística y una crisis familiar en un entorno cerrado y perturbador del que no se puede escapar. Los sacramentos religiosos y la liturgia gregaria pueden ser aterradores cuando situaciones traumáticas merman la capacidad de discernimiento ofreciendo la entrada a elocuentes demagogos que pregonan una salida a seres lastimados para utilizarlos en sus planes megalomaníacos redentores.

calificacion_4

 

 

 

Burroughs: The Movie, de Howard Brookner (Estados Unidos, 1983 – S.O. Fuera de Competencia), por Matías Orta

Aunque se trata de un documental de 1983, bien vale un texto, ya que se trata de una producción poco vista.

Hombre poco afecto a entrevistas o similares, aquí el mítico escritor y gurú beatnik Williams Burroughs habla delante de cámara sobre su vida, su obra, todo. Con un estilo divertido y siempre accesible, el mismo Will habla de su infancia en San Louis, sus primeras experiencias con las drogas, su amistad con otros estandartes de la contracultura, como Allen Ginsberg, la muerte de su esposa y, sobre todo, su todavía sorprendente e inclasificable carrera literaria, donde se destacan gemas de la talla de Yonqui, Expreso Nova, The Wild Boys y, sobre todo, Almuerzo Desnudo, adaptado libremente por David Cronenberg en 1991. También conoceremos la relación con su hijo, William Jr. (también autor y drogadicto), veremos lecturas públicas y televisivas -incluyendo un episodio de Saturday Nigh Live– y presenciaremos la puesta en práctica del Método de Doblaje, que el autor aplicaba a sus novelas. Además, testimonios de Ginsberg, Bryon Gysin y Patty Smith, entre otros.

Una película indispensable para todo fanático y una perfecta introducción para quienes quieran adentrarse en una obra fascinante.

calificacion_5

 

 

 

Tyrannosaur, de Paddy Considine (Inglaterra, 2011 – WARP), por M.O.

Joseph (Peter Mullan) va de mal en peor. Viudo, alcohólico, mata a su propio perro y vaga sin rumbo, como si no quedara otra que la autodestrucción. Pero encuentra algo de paz en Hannah (Olivia Colman), una vendedora que trata de ayudarlo mediante rezos. Pero ella tampoco puede ayudarse a sí misma, ya que su marido (Eddie Marsan) vive maltratándola. Esta situación hará que Joseph piense en intervenir.

Durísimo drama suburbano, de esos que hay que digerir. En su ópera prima, el actor Paddy Considine logra un film crudo, pesado, atrevido. Recuerda a las películas dirigidas por los también actores Gary Oldman (Violento y Profano) y Tim Roth (The War Zone).

Mullan vuelve a confirmar que es uno de los mejores y menos conocidos actores británicos. Y Olivia Colman es la revelación en el desgarrador papel de Hannah.

Sin dudas, una auténtica patada en las encías.

calificacion_4

 

 

 

Our Sunhi, de Hong Sang Soo (Corea, 2013,  Panorama), por Elena Marina D’Aquila

Our Sunhi es una más de las infinitas variaciones de la misma película de Hong, pero con pequeñas diferencias de tono, aunque siempre enfocándose en sus obsesiones: el amor y el cine, una y otra vez. Este juego con lo que nos resulta familiar, queda explícito en las frases que dicen los personajes cuando hablan de Sunhi, que son siempre las mismas, lo que produce además un efecto cómico. Y esa familiaridad es la que despliega esta vez, mediante su conocido caleidoscopio de personajes, repeticiones, actividades cotidianas, de alcohol y cigarrillos. El amor, el sake y el cine rondan los bares y los encuentros entre tres hombres y una mujer muy reservada, inteligente y un poco rara: Sunhi. Una mujer que comparte diversas charlas – y boracheras- con el trio masculino protagonista: Choi, un profesor de cine, al que le pide una carta de recomendación para estudiar en Estados Unidos, Jaek-Hak, -un director de cine- y Munsu, su antiguo novio.

La película contiene muy pocas secuencias en las que utiliza sus recursos habituales, como el plano secuencia y el zoom. Our Sunhi no tiene ninguna dificultad cuando tiene que pasar de un momento emocional a otro cómico, y lo hace de de manera flúida. Como cuando Sunhi y Jae-Hak comparten un momento íntimista en un bar y son interrumpidos por el tipo que trae el delivery de pollo, que ingresa en el plano. Lo interesante de la película es el recorrido que va creando, cómo se tejen las relaciones entre estos tres hombres que frecuentan a la misma mujer sin saberlo, lo cual estalla en el clímax de la escena final en los jardines del Palacio donde vemos a estos tres hombres juntos por primera vez.

Se trata de otra hermosa remake de sus propias películas y una nueva versión de su estilo naturalista pero sumamente formal que vale la pena ver, porque el cine de Hong siempre es un festival para los ojos.

calificacion_5

 

 

 

L’expérience Blocher, Jean-Stéphane Bron (Francia/Suiza, 2013 – Bron),  por M.Ch.

La política de un país está constituida por una serie de líderes que los representan en la planificación y ejecución de las actividades de los organismos públicos, delineando de esta manera la ideología y la idiosincrasia de la Nación.

L’expérience Blocher es un documental de Jean-Stéphane Bron sobre uno de los políticos más controversiales de las últimas décadas en Suiza, Christoph Blocher.

Desde la década del cincuenta varios países europeos y partidos han luchado por la construcción de la Unión Europea, destacándose la labor del Partido Socialista en este sentido. En el polo opuesto de esta propuesta, Blocher, un empresario de la industria química y dirigente político del Partido Popular Suizo, ha argumentado en contra de la entrada de Suiza en la Comunidad Europea, de la moneda común, del área de libre circulación Schengen, de la inmigración, y por si esto fuera poco, ha sido el precursor de la precarización laboral y de la fuga de puestos de trabajo de Suiza hacía China.

Recorriendo sus comienzos como administrador de una empresa química, su cruzada contra en defensa del franco suizo y el triunfo del No en el referéndum sobre el Euro que lo catapultó como uno de los políticos con más influencia sobre el electorado hasta convertir al reaccionario Partido Popular Suizo en la fuerza más votada del país forzando su nombramiento como Ministro de justicia y policía y su actual batalla por retornar al Gobierno, el documental presenta en toda su complejidad tanto al personaje de Blocher como a la política partidaria suiza.

A través del discurso crudo, firme y sincero de Blocher, Bron logra indagar en las entrañas mismas de la sociedad suiza hacía donde se dirige el país, cuál es el estado de la concordancia de los partidos y de la democracia directa de los cantones.

Bron deconstruye el personaje y el discurso Blocher desde el análisis discursivo cinematográfico documental, encontrando sus fortalezas y debilidades para desmenuzarlas en un estudio que revela las heridas y los callejones sin salida de la sociedad suiza como comunidad y Nación.

calificacion_5

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.