Coberturas Anteriores

19.09.14
14° Festival de Cine Alemán

14° Festival de Cine Alemán – Crítica – Ummah Entre Amigos (Ummah Unter Freunden)

alt

Ummah Entre Amigos (Ummah Unter Freunden, Alemania, 2013)

Dirección y Guión: Cüneyt Kaya. Elenco: Frederick Lau, Mona Pirzad, Kida Khodr Ramadan, Dirk Talága, Burak Yigit. Producción: Cüneyt Kaya, Angélique Kommer, Anatol Nitschke, Hans Weingartner. Duración: 107 minutos.

Interculturalidad en la periferia.

Gracias a la inmigración y la política de tolerancia impulsadas por algunos partidos políticos, varias organizaciones sociales y muchos intelectuales y artistas, el cine alemán ha logrado una comprensión de los conflictos culturales a nivel hermenéutico que le permite crear historias de gran profundidad conceptual y nivel estético que indagan en los puntos en común y las diferencias interculturales entre los pueblos y las tradiciones en cuestión. Ummah Entre Amigos, la opera prima del director y guionista Cüneyt Kaya, es una obra filmada en Berlín sobre los valores humanos, los prejuicios y principalmente sobre la amistad como puente entre culturas.

El agente Daniel, un policía de operaciones especiales, decide abandonar sus funciones tras una operación fallida contra un grupo skinhead que termina con dos muertos y él mismo herido gravemente. En un barrio islámico periférico de Berlín se esconde de la policía en un departamento abandonado en pésimo estado destinado a operaciones especiales. En la interacción barrial traba amistad con un grupo de vendedores árabes muy simpáticos y graciosos que le demostrarán lo que es la calidez de la pertenencia a un grupo social. Al entrar en el mundo islámico, Daniel encuentra un homenaje a la tradición como principio y a la familia como estructura que soporta todo este andamio ideológico religioso.

El choque entre el mundo marginal y criminal en el que vive, en medio de una violencia física y psicológica constante, lo deja al borde del colapso nervioso y psíquico, y solo sus vecinos árabes se preocupan por ayudarlo a salir de su estado de desesperanza y apatía. Cuando la policía recurra a Daniel para tapar algunos cabos sueltos de sus operaciones, todo comenzará a caerse a pedazos y el protagonista tendrá que elegir entre traicionar a sus nuevos amigos o mantenerse fiel a los mismos.

Las excelentes actuaciones y un guión que busca analizar la resistencia cultural, los atropellos policiales y la impunidad de las fuerzas especiales confluyen en un policial sobre la amistad que tras la honestidad y el humor esconde la corrupción de la policía y el Estado. El drama cultural le sirve de esta manera a Cüneyt Kaya para denunciar que el terrorismo y las leyes impuestas por la paranoia oportunista solo sirven para discriminar y proteger a los verdaderos delincuentes de la justicia y estigmatizar a los árabes como “terroristas” por naturaleza y “sospechosos de siempre” de todo crimen posible.

alt

Por Martín Chiavarino

{jcomments on}

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.