Coberturas Anteriores

25.05.12
2º Fest. Int. de Cine Ind. de Cosquín (FICIC)

2º FICIC Festival Int. de Cine Indep. de Cosquín – Día 1

alt

Comienza el Segundo Festival Internacional de Cine Independiente de Cosquín. Para muchos, seamos sinceros, es una noticia de poca relevancia ya que todas las miradas afines al séptimo arte se concentran en una ciudad francesa. No obstante, en vísperas del 25 de Mayo, para un cinéfilo, pocas alternativas son tan atractivas como festejar el origen de la patria en un festival de cine en el corazón del país. Por eso mismo, heme aquí, escribiendo unas líneas sobre un festival joven pero enérgico.

Para interiorizarnos del festival, lo primero que hay que saber es que, si bien es un festival de carácter internacional, la presencia de cine nacional es muy grande e importante. Con secciones dedicadas a lo mejor del año pasado, cine argentino en las cuatro competencias, además de un lugar prominente para films locales, expresado a través de los jurados elegidos y la charla especial sobre Cine Cordobés que tendrá lugar el segundo día del festival.

Si bien la fecha oficial de comienzo fue el 24 de mayo, la función de apertura se realizó un día antes, con la proyección de El Último Elvis, film de Armando Bo, con presencia en sala de su protagonista, John McInerny. Este no es el primer festival que abre dicho film, pero aquí hay una particularidad: se montó un cine especial para pasar la película. Se armó un proyector de 35mm, se colocó un sistema de sonido Dolby, y se proyectó la película en el Centro de Congresos y Convenciones. La calidad de imagen y de sonido sorprendió a los locales y los visitantes. Creo que fue la forma más apropiada de decir que en Cosquín la pasión por el cine se siente tanto o más que en cualquier otro rincón del país.

A la mañana siguiente, comenzaba a tener movimiento la ciudad y la gente se acercaba a la sala Cinema, ubicada dentro del Shopping de Cosquín, para ver la primera de las funciones que tendrá este festival. El reloj señala las once de la mañana, la película elegida es Tiempos Menos Modernos, y ya se lo ve al director Simón Franco que se alista para presentar el film. Cabe destacar que para un bicho de ciudad como soy yo la idea de que un cine esté ubicado en un Shopping, por muy contradictorio que sea en su definición, es algo más que normal, pero sí fue una grata sorpresa encontrarme con que no se vendía pochoclo en el lugar, y aun más sorprendente fue ver a los locales cebarse mate en la sala. Es muy lindo ver que la gente hace propio a su festival de cine, aun de formas inesperadas para los que vemos con ojos extranjeros, pero algo que resulta completamente natural para quienes son autóctonos.

La película de Franco fue muy bien recibida por los espectadores, que destacaban el espíritu del film y lo importante que podría resultar su proyección en especial para el público más joven. No resulta sorprendente que una película que habla de recuperar las costumbres sea recibida tan cálidamente en la Capital Nacional del Folklore. Más allá de la referencia obvia, Tiempos Menos Modernos es una obra agradable e interesante, donde la identificación no se limita a quién vive en el monte, sino que se extiende a cualquiera que haya visto alguna vez televisión. De la charla posterior entre el público y Simón, quisiera destacar que se habló del trabajo con el actor protagonista, que resultó ser un no actor y un músico que tiene una numerosa cantidad de discos en su haber, y de cómo trabajó el ritmo del montaje para acompañar la transformación del protagonista, dos detalles interesantes que sorprendieron a la audiencia.

alt

Seguí mi día conociendo gente y cruzándome con colegas. Tuve la suerte de conversar con dos de los jurados, con quienes compartí una charla sobre las sutiles diferencias entre Cosquín y Córdoba capital que, como desconocedor que soy del tema, resultó iluminadora. Luego, al mediodía, me tuve que retirar; era horario de mi primer almuerzo en la ciudad, que ya se estaba haciendo desear.

Con la panza llena y el corazón contento, me dispuse a ver una película que tenía injustamente postergada. El Estudiante de Santiago Mitre. Mucho ya se hablado de ella, poco tengo para agregar a lo dicho, más allá de asociarla a mi propia experiencia en la UBA. Por lo pronto, me limitaré a esperar a la charla que habrá el último día del festival, en la que estarán presentes el propio Mitre junto a Gustavo Taretto (Medianeras) y Pablo Giorgelli (Las Acacias) para conversar sobre sus películas. Igual, me resulta imperioso adelantar que es uno de esos extraños casos en los que la obra podría haber sido una gran película pero se quedó en algún punto del camino, dando como resultado un buen film pero con gusto a poco.

Mañana es 25 de Mayo; me esperan, entre otras cosas, cortos, una charla sobre cine cordobés y otra gran postergada…

Acá les dejo las críticas previamente publicadas de:

El Último Elvis Por Nuria Silva y Rodolfo Weisskirch

http://www.asalallenaonline.com.ar/festivales-cine/otros-titulos/3904-el-ultimo-elvis.html

Tiempos Menos Modernos Por Iván Steinhardt

http://www.asalallenaonline.com.ar/mas-estrenos/317-estrenos-del-29032012/3769-tiempos-menos-modernos.html

El Estudiante Por Emiliano Román, Leonardo Gutierrez y Julián Tonelli

http://www.asalallenaonline.com.ar/mas-estrenos/265-estrenos-del-01092011/2915-el-estudiante.html

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.