Coberturas Anteriores

18.11.11
3º Semana de Cine Europeo

III Semana de Cine Europeo – Críticas de los cinco films a exhibir

Críticas previamente publicadas con motivo de exhibición en el 64º Festival de Cannes:

http://www.asalallenaonline.com.ar/festivales-cine/64o-festival-de-cannes.html

Le Havre de Aki Kaurismaki

Kaurismaki concibe un film completamente racional y objetivo sobre uno de los grandes problemas en Europa actualmente: la inmigración. Tema que es de frecuente planteo, al que no se le encuentra una solución y genera los mas fervientes odios de razas, etnias y religiones, acrecentamiento del margen entre pobreza y riqueza, y entre medio la costumbre y más importante vinculo que presenta este tema que es el ser humano, en un siglo donde la tecnología avanza de manera exponencial y socialmente no podemos solucionar problemáticas de vivienda, trabajo y economía.

La premisa se plantea sobre un grupo de inmigrantes que llegan a un puerto de la costa de Francia en un container. Allí mismo, un pequeño de color del grupo huye e intenta no ser avistado por la policía costera. Entra en boga un hombre de edad, conocido en su barrio, muy querido, un deudor empedernido, pescador, quien austeramente lleva una vida estanca junto a su amada esposa, una mujer que padece una enfermedad terminal. A punto de empezar a almorzar, un pequeño sándwich a orillas de la costa, avista al pequeño, quien con medio cuerpo sumergido encima lo trata de lo más cordial.

Es allí donde el viejo, emprende un reto personal, humano, consistente en albergar al pequeño en su casa, contrario a las leyes de inmigración, un grupo de policías con un detective a cargo digno de un film de Sherlock Holmes. Sus vecinos, antiguamente reacios, tornan su lado más humano y ayudan con lo que pueden, la panadería, el verdulero, todos personajes caricaturescos, frente al viejo digno, que muy poco pregunta y asombra por la dedicación y personalidad del pequeño.

Le Gamin Au Vèlo de Jean-Pierre et Luc Dardenne

Un alma en pena.

Gracias a los hermanos Dardenne, al fin, a cuatro días de iniciado el festival contamos con un film digno de representar a una Selección Oficial, aunque nos encontremos a la espera de otros ejemplos, Le Gamin Au Velo (The Kid with a Bike), representa uno de los mejores films de los Dardenne, implora una búsqueda sobre personajes naturales, conflictivos, cual habrían ya hecho con El Hijo o El Niño, Le Gamin.. claramente se encuentra en la veta de esos films, con temática social y conflictiva a partir de un niño que hospedado en una institución ya que su padre no puede hacerse cargo de el, salvo algún fin de semana, encuentra a una peluquera que lo alberga sólo por esos dos días de la semana. Su padre decide dejar de verlo, desarraigarlo de su vida; el menor por más fallidos intentos que suscite no logra concretar el menor encuentro. Es así como el conflictuado niño que presenta altercados por donde transite, su carácter y formas describen su personalidad causa de un comportamiento debido a ese abandono parental. El film se sumerge con naturalidad y con esperanza, algo que los Dardenne siempre estuvieron lejos de demostrar en sus otros films, que un alma en pena puede reconstruirse, replantearse por más que estemos hablando de un menor.

Melancholia de Lars Von Trier

Un planeta se acerca a la Tierra, va a dar un giro transitando por la orbita terrestre y luego seguir su marcado trayecto, el margen de error sobre los cálculos de trayectoria son menores, no obstante la tensión crece y una subtrama apenas vinculada con este acontecimiento abarca más de las ¾ partes de este tedioso film: un casamiento.

El film está claramente divido en dos partes, los nombres de las protagonistas: Justine y Claire.

Una fiesta donde las conductas humanas de todos los integrantes de una familia sobrepasan la cordialidad. Kirsten Dunst, una actriz que cuida demasiado las elecciones en su carrera cinematográfica, interpreta a Justine, la mujer demandante, no certera sobre su decisión de casarse, de bajos ingresos frente a la nueva pareja (Kiefer Sutherland) de su suegra Claire (Charlotte Gainsbourg), quien gasta desproporcionadas cantidades de dinero para producir una fiesta de casamiento a todo glamour. Su padre biológico, interpretado por John Hurt ni se habla con su ex esposa (Charlotte Rampling), quien festeja brindando una de las mejores escenas del film, un discurso pre casorio excepcional.

Justine es melancólica, casi depresiva. No se acerca a su nuevo y flamante esposo, lo esquiva, reacciona de una manera muy tranquila ante el posible evento que está por suceder. Por el contrario, Claire, es lo opuesto, una mujer preocupada por su hijo, que piensa que correr por buscar refugio pueda salvarlos de la inminente tragedia a punto de suceder. Los animos, los comportamientos son diversos y Von Trier puntillosamente los exhibe con las cuidadas secuencias filmadas a más de 24 fotogramas por segundo, música incidental por detrás y una historia chata con un trasfondo de impacto esperable de un film de Roland Emmerich.

Link a conferencia de prensa:

http://www.festival-cannes.com/es/mediaPlayer/11391.html

Stopped on Track de Andreas Dresen

Luego de Cloud 9 y Whisky con Vodka, ambas estrenadas en Argentina, Andreas Dresen vuelve a la carga con un drama a partir de una enfermedad terminal, temática que siempre está asociada a los posibles golpes bajos, sensibilización del espectador e identificación.

Milan Peschel interpreta a Frank, un padre de familia a quien en los primeros minutos de metraje, tras una reunión médica le es informado que tiene un tumor cerebral y su vida no se prolongará mas de seis meses, incluyendo una lista de acciones secundarias que sugerida tienen incidencia sobre quienes estarán a su lado durante todo el proceso de la enfermedad y tratamiento quimioterapéutico. Dresen trata el tema con responsabilidad, aunque es cruda, no hay dudas, el film consigue lograr una mirada auténtica y de consuelo, mostrando las vivencias de una familia y un conflicto real sin necesidad de shockear al espectador.

This Must be the Place de Paolo Sorrentino

Sorrentino, director de la multipremiada Il Divo, demuestra que tiene talento en cámara pero en este caso eligió una historia vacía, pobre y malograda sobre una estrella de rock retirada llamada Cheyenne (Sean Penn), un artista simplista, tímido y sin mucha propulsión que debido a una investigación emprende un viaje para lograr descubrir el paradero de un ex nazi exiliado en Estados Unidos, quien habría matado a su padre.

El film cuenta con diálogos intensos por momentos mantenidos con personajes que van apareciendo en el camino como es el de Harry Dean Stanton en una cafetería u otros a orillas de una piscina vacía. Es tedioso ver a Sean Penn interpretando este rol, si bien no es un actor carismático que sea de mi agrado, creo que sus mejores roles los logró al caracterizar personajes que no afronten enfermedades o discapacidades, su performance se torna poco creíble.

Es desenlace del film es otro ejemplo de un tema trillado y de fácil resolución: ojo por ojo, diente por diente. Nuevamente mostrar que a un genocida o asesino se le deba aplicar justicia por mano propia, hacer sentir lo mismo que hizo a otros, escapa de mi razonamiento. ¿Tan difícil es reclamar por justicia cuando se vive en una sociedad?.

Inclusive David Byrne tiene un cameo como si fuera un nuevo guru musical, brindando sermones y un mini recital de trastienda muy imaginativo pero alejado completamente de la experiencia cinematográfica, desencajado.

Link a conferencia de prensa:

http://www.festival-cannes.com/es/mediaPlayer/11482.html

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.