Coberturas Anteriores

06.10.13
4º Festival de Cine Escandinavo

4° Festival de Cine Escandinavo – Crítica – Kon Tiki

Kon Tiki (Noruega, 2012)

Dirección: Joachim
Rønning, Espen Sandberg. Guión: Petter Skavlan, Allan Scott.
Elenco: Pål Sverre Hagen, Anders Baasmo
Christiansen,Gustaf Skarsgård. Producción: Aage
Aaberge. Duración:
93 minutos.

Hacia mares salvajes.

En los años 40, el
investigador Thor Heyerdahl plantea que la Polinesia en realidad fue habitada primeramente
por los Incas y no por los asiáticos como creía la comunidad científica. Frente
a la negativa de publicación, por ser considerada una hipótesis falsa, el obstinado
aventurero se propone realizar el mismo viaje que hubiesen hechos los pre-
colombinos, bajo condiciones de navegación similares (desprovistos de casi todo
material tecnológico, solo con una balsa hecha de troncos para cruzar el Océano
Pacífico desde Perú hasta la
Polinesia).

Esta expedición se
llamó Kon Tiki, en honor al Dios solar Inca, que supuestamente adoraban los
polinesios. A pesar de las refutaciones antropológicas a la teoría de Thor, la
travesía es considerada como unas de las hazañas más grandes de la humanidad. En
Noruega hay un museo dedicado a Kon Tiki, además existe un libro de viaje que
fue traducido a montones de idiomas, vendiendo millones de copias, y el
documental de la travesía ganó un Oscar en la década del 50.

Los cineastas Rønning y Sandberg reconstruyeron este hecho
histórico para adaptarlo a la pantalla grande y el resultado fue un
considerable éxito en su país y ha sido nominado al Oscar como mejor película extranjera.
Es que Kon Tiki además de ser una
propuesta sumamente entretenida, posee una calidad visual extraordinaria. El
film recorre en imágenes Noruega, New York, Lima, las islas de la Polinesia y el Océano
Pacífico con una belleza inconmensurable.

Esto es producto del
magistral trabajo fotográfico, en el que abundan los planos panorámicos de las
distintas geografías, con su fauna, paisajes y culturas. En un primer momento el
film nos relata como Thor fue construyendo y defendiendo sus ideas para luego
embarcarse con cinco inexpertos pero audaces aventureros y atravesar todos los
riesgos y contratiempos que sufre la embarcación (desde tormentas, ballenas y
tiburones hasta arrecifes que podrían hundir la balsa).

El deseo de Thor y el
espíritu audaz de sus compañeros fueron vitales para enfrentar las dificultades
extremas. Magníficos momentos de adrenalina y tensión se respiran en el film,
intercalados con sublimes secuencias de paz que nos ofrece la imponente
naturaleza. El relato quizás se desvanece un poco en el aspecto psicológico,
sobre todo en lo que respecta al estado de extrema vulnerabilidad que atraviesa
el grupo humano durante la travesía. También hay demasiado protagonismo de Thor
y poca exploración del resto de los personajes, a excepción de Herman, el más
temeroso de la tripulación.

De todos modos, el
relato nos permite viajar en el tiempo y el espacio y descubrir una hazaña histórica
realizada por hombres valientes que en algún momento probaron que cuando se
recorre el camino del deseo, la tecnología es totalmente prescindible.


COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.