Coberturas Anteriores

17.05.11
64º Festival de Cannes

Diario del Festival – Día 4

Cannes, 14 de mayo del 2011.

Jack Sparrow desembarca en Cannes.

Hoy fue el día en que toda la atención fue acaparada por el producto comercial Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides , para el cual asistieron los dos actores más importantes del elenco: Johnny Depp y Penélope Cruz. El film fue presentado en el Gran Teatro Lumiere el cual se encontraba con su entrada colmada de fans, calles cercanas intransitables, gran cantidad de personas con carteles pidiendo a alguna alma caritativa que les ceda sus entradas, algo habitual con toda presentación; inclusive más de un fanático disfrazado del pirata Sparrow.

Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides (3D) de Rob Marshall

Jack Sparrow y la ultima cruzada.

Si bien los tres films anteriores de la saga no han sido de mi agrado y teniendo una idea de con que podríamos encontrarnos, Piratas 4 con salvedades sació mis expectativas. Esta presenta al entrañable pirata nuevamente haciendo de las suyas, a la búsqueda de algún tesoro, encontrar un nuevo o viejo contrincante como Barba Negra y el pirata interpretado por Geoffrey Rush (siempre correcto), como también  llenar un hueco sentimental con la verborrágica sangre española de Penélope Cruz. Lo destacable de esta entrega es que a diferencia de las otras tiene un marcado y acotado guión, en esta no se torna confusa la misión del protagonista, consiste simplemente en realizar determinada búsqueda y listo, asunto cerrado. Aunque pueda parecer increíble, el objeto de deseo esta vez es el Santo Grial, sí señores, aquel del que ya Indiana Jones se había encargado de buscar, encontrar y tomar con sus manos para salvar a su padre Henry Jones (Sean Connery). Lamentablemente Hollywood se encuentra escaso de ideas y trasladó exactamente el mismo contexto a la película de piratas, incluyendo las nuevas tecnologías digitales, 3D poco agresivo, cansador e injustificable salvo para vender algún ticket mas en las boleterías.

Esta vez la dirección recayó sobre Rob Marshall, quien aunque cueste creer logra un producto con mayor fluidez, menor duración y sin la tan espectacularidad en batallas y efectos que contaban las anteriores. Johnny hace su papel de taquito, aquel que pareciera ha llenado de monedas de oro su tan preciado cofre o cachet.

Al igual que Indiana, Sparrow pareciera va a convertirse en inmortal, a esperar Piratas 5, 6, 7…

Dentro del marco de las funciones nocturnas, y como muchos films dentro del Marché du Film se presentan films asiáticos y de bollywood, es impresionante la cantidad de films que se producen y presentan en esta muesta, cual si consistieran un género por apartado, tienen todo un mercado a sus pies. Es casual encontrarse por las calles de Niza o Cannes, con pequeños locales comerciales que sólo venden films en dvd de films bollywoodenses. Es aquí donde me detuve a experimentar con este cine y acudir a una función realizada por los hermanos Weinstein:

Wu Xia de Chan Peter Ho-Sun

Cuenta acerca de un hombre que misteriosamente tras un suceso violento mata a otro en una desenfrenada lucha mano a mano. El tema es que, el fallecido terminó siendo uno de los delincuentes más buscados por su ferocidad y violencia, terminar muerto por un golpe de otro hombre genera una incertidumbre inmensa sobre quien posiblemente pueda ser el victimario. Luego de una investigación, se desenmarcara que el hombre de familia, tenía algo para esconder. Es allí donde da comienzo a una historia de venganzas, de pasados ocultos y arrepentimiento, el tener que realizar algo para poder tener la libertad que se creía tener. El film es muy entretenido, deambula entre varios géneros y constituye una propuesta del mercado evidentemente a ser vendida, para todo público.

Le Gamin Au Vèlo de Jean-Pierre et Luc Dardenne (Selección Oficial)

Un alma en pena.

Gracias a los hermanos Dardenne, al fin, a cuatro días de iniciado el festival contamos con un film digno de representar a una Selección Oficial, aunque nos encontremos a la espera de otros ejemplos, Le Gamin Au Velo (The Kid with a Bike), representa uno de los mejores films de los Dardenne, implora una búsqueda sobre personajes naturales, conflictivos, cual habrían ya hecho con El Hijo o El Niño, Le Gamin.. claramente se encuentra en la veta de esos films, con temática social y conflictiva a partir de un niño que hospedado en una institución ya que su padre no puede hacerse cargo de el, salvo algún fin de semana, encuentra a una peluquera que lo alberga sólo por esos dos días de la semana. Su padre decide dejar de verlo, desarraigarlo de su vida; el menor por más fallidos intentos que suscite no logra concretar el menor encuentro. Es así como el conflictuado niño que presenta altercados por donde transite, su carácter y formas describen su personalidad causa de un comportamiento debido a ese abandono parental. El film se sumerge con naturalidad y con esperanza, algo que los Dardenne siempre estuvieron lejos de demostrar en sus otros films, que un alma en pena puede reconstruirse, replantearse por más que estemos hablando de un menor.

Bonsai de Cristian Jimenez (Un Certain Regard)

Representando a Chile en la competencia de Un Certain Regard, este ejemplo no ha sido de lo mejor que tiene el cine chileno para demostrarnos. Ya en festivales porteños hemos tenido posibilidades de ver otro cine chileno que se esta gestando y es mucho más aleccionador, vinculado a tal vez un movimiento al que claramente Bonsai no integra, podríamos citar el cine de Larrain por ejemplo.

La historia comienza alertándonos que es un film donde un hombre conoce a una mujer, ella muere y el no, el vive y ella no, como para no lograr un golpe de efecto innecesario y ya visto cuantiosas veces, tenemos la premisa necesaria como para poder ver el film sin tener que caer en un cliché por demás utilizado. Bonsai ocupó un espacio de cine latinoamericano que en la sección bien podría haber sido llenado por otros.

Les Nieges du Kilimandjaro de Robert Guediguian (Un Certain Regard)

Bien intencionado film, con el trasfondo de la crisis laboral en Europa a raíz de la crisis económica mundial. Un grupo de trabajadores porturarios marselleses, pierden su trabajo, son sorteados entre el total para ocupar los pocos puestos de trabajo disponibles. Es allí donde el protagonista principal, un sindicalista, decide dar un paso al costado por su edad y permitir su puesto a otros con mayores necesidades. La vuelta a su casa no es sencilla, debe reencontrarse con su esposa, hijos y una vida completamente distinta a la que venia llevando tras largos y arduos años de trabajo. Su entorno decide regalarle un más que merecido viaje y dinero a modo de retiro.

Al llegar a sus casas, dos personas irrumpen una cena personal y  atan de manos y pies a los comensales, incluído el y su esposa, buscan sus tarjetas de crédito y ese dinero regalado con conocimiento de existencia. El film da un vuelco importante en el guión para concientizar acerca de la discriminación y la desigualdad de clases, las difrencias entre las leyes laborales actuales y las de épocas anteriores, la solidaridad y la delincuencia a causa de tener que saciar las necesidades primarias de un ser humano.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.