Coberturas Anteriores

19.05.11
64º Festival de Cannes

Diario del Festival – Día 5

Cannes, 15 de mayo del 2011.

Una de cal y una de arena.

A diferencia del año pasado cuando el Festival de Cannes había presentado una competencia muy pareja en la sección Un Certain Regard, valiosísima con títulos como Octubre, Los Labios, Tuesday After Christmas…y una selección al menos floja en la Competencia Oficial, este año se ha generado un giro de 180 grados. La Oficial está brindando títulos de mayor calibre a la hora de seleccionar variantes de asistir a una función. Si bien es sabido que todo lo presentado es novedad, premieres mundiales, primeras pasadas, operas primas, en estos casos no hay otra consigna que tirarse a la pileta de lo seleccionado con desconocimiento y descubrir una posible sorpresa. Las secciones paralelas también brindan excelentes ejemplos de lo que aquí expongo.

En el día de hoy hubo disparidad, dos títulos atrayentes y dos para el olvido.

L’Apollonide – Souvenirs de la Maison Close de Bertrand Bonello (Competencia Oficial)

Una casa de mujeres de compañía donde la troupe femenina atiende a acaudalados señores que con frecuencia asisten al bourdel, prometen joyas, inclusión en testamentos. A veces la violencia ejercida deja marcada a más de una de ellas. El film cuenta con una fotografía excepcional tanto asi como el trabajo actoral. En materia de guión no añade ningún elemento atrayente o que transite una via lejos de una estructura lineal y casual, vaga. L’Apollonide es  uno de esos films que prometen ser reveladores, jugar con límites de temas sexuales, controversiales, pero que luego, en la experiencia post visión, no soy más que una señal de humo.

Link a conferencia de prensa:

http://www.festival-cannes.com/es/mediaPlayer/11323.html

Hal Alif Freier Strecke de Andreas Dresen (Competencia Oficial)

Luego de Cloud 9 y Whisky con Vodka, ambas estrenadas en Argentina, Andreas Dresen vuelve a la carga con un drama a partir de una enfermedad terminal, temática que siempre está asociada a los posibles golpes bajos, sensibilización del espectador e identificación.

Milan Peschel interpreta a Frank, un padre de familia a quien en los primeros minutos de metraje, tras una reunión médica le es informado que tiene un tumor cerebral y su vida no se prolongará mas de seis meses, incluyendo una lista de acciones secundarias que sugerida tienen incidencia sobre quienes estarán a su lado durante todo el proceso de la enfermedad y tratamiento quimioterapéutico. Dresen trata el tema con responsabilidad, aunque es cruda, no hay dudas, el film consigue lograr una mirada auténtica y de consuelo, mostrando las vivencias de una familia y un conflicto real sin necesidad de shockear al espectador.

Martha Marcy May Marlen de Sean Durkin (Un Certain Regard)

Con aires de Salamandra, este film indie producido por Fox Searchlight se sumerge en una comunidad libre integrada por un clan, personas que imponen sus propias reglas de convivencia, trabajo e intercambio sexual. Martha es una joven que una vez incluida en esta semi-secta, cambia su vida por completo y difícilmente luego de escaparse para volver a frecuentar a su hermana, única familiar de quien había perdido el rastro, intentará rehabilitarse. La tarea no es fácil, mas aun cuando los fantasmas y en términos de estructura de guión estas pautas nos son brindadas de a poco, como para que el espectador sea partícipe en la investigación del por qué es tan sombrío y tiene las características violentas o desconexión para con el resto de su alrededor.

Bé Omid é Didar (Goodbye) de Mohammad Rasoulof  (Un Certain Regard)

Cine iraní con un tema delicado.

El aborto ya ha sido tratado en diversos films, uno de los mejores exponentes ha sido la rumana 4 Meses, 3 Semanas, 2 Días de Cristian Mingiu ganador de la palma de oro en el 2005. Lo novedoso de esta posibilidad de poder reincidir en la temática es la vincular el tema a la región de Iran, con una mirada propia de la región y trasladando el problema a esa sociedad.

El film tiene su eje en una mujer (sólida performance de Leyla Zareh), quien necesita una visa para viajar a los Estados Unidos, mientras que el padre la criatura en gestación es un periodista que clandestinamente es perseguido y debe establecerse en el anonimato debido a las publicaciones editadas. La problemática es mayor al considerarse las restricciones culturales y sociales de la mujer en Iran. El planteo está muy bien logrado, asombra la capacidad de Rasoulof en crear un relato que no cae en lugares comunes y es muy fiel a si mismo, con convicción y no caer en un trato aleccionador.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.