Coberturas Anteriores

27.05.11
64º Festival de Cannes

Diario del Festival – Día 8

Cannes, 18 de mayo del 2011.

La controversia llega a Cannes. El día del escándalo.

Luego de la exhibición de prensa por la mañana del nuevo film de Lars Von Trier, Melancholia, que no generó grandes repercusiones frente a las expectativas que se tenía del mismo, un film sobre el fin del mundo con un final feliz según sus palabras, secundada por una conferencia de prensa que logró revolucionar a Cannes. Von Trier, reconocido por sus comprometidas declaraciones año tras año, esta vez, producto de la pregunta de una periodista hacia fines de la conferencia, el tipo por querer hacerse el gracioso terminó siendo declarado “persona no grata” en el festival, no poder acercarse al Palais de Festival a menos de 100 metros y hasta se sugirió el cancelar su film de la inclusión en la Competencia Oficial.

La declaración de Von Trier fue la siguiente al ser interrogado sobre sus raíces alemanas y su previa señalización sobre su particular gusto por la estética nazi en sus films: “Yo realmente quería ser un judío, pero después descubrí que en realidad era un nazi, tu sabes, por que mi familia era alemana. Entiendo a Hitler pero también entiendo que hizo cosas equivocadas, creo que entiendo al hombre, el no es lo que llamaríamos un “buen hombre”, simpatizo con el un poco, pero no estoy a favor de la 2da Guerra Mundial, ni en contra de los judíos. De hecho, estoy muy a favor de ellos. ¿Cómo puedo salir de esto?.”-

Bromeando y para terminar con el tema sugirió: “Bueno, soy un nazi”.

Luego de la controversial declaración, en Argentina la distribuidora Distribution Company, quien había enviado un comunicado de prensa el pasado 5 de mayo indicando que estaban contentos de estrenar el film en el próximo mes de octubre, a apenas minutos de las declaraciones optó por cancelar la intención de contrato para estrenar el film.

Von Trier continuó este episodio con un comunicado de prensa solicitando disculpas, que no fueron aceptadas por el Festival.

Melancholia de Lars Von Trier (Competencia Oficial)

Un planeta se acerca a la Tierra, va a dar un giro transitando por la orbita terrestre y luego seguir su marcado trayecto, el margen de error sobre los cálculos de trayectoria son menores, no obstante la tensión crece y una subtrama apenas vinculada con este acontecimiento abarca más de las ¾ partes de este tedioso film: un casamiento.

El film está claramente divido en dos partes, los nombres de las protagonistas: Justine y Claire.

Una fiesta donde las conductas humanas de todos los integrantes de una familia sobrepasan la cordialidad. Kirsten Dunst, una actriz que cuida demasiado las elecciones en su carrera cinematográfica, interpreta a Justine, la mujer demandante, no certera sobre su decisión de casarse, de bajos ingresos frente a la nueva pareja (Kiefer Sutherland) de su suegra Claire (Charlotte Gainsbourg), quien gasta desproporcionadas cantidades de dinero para producir una fiesta de casamiento a todo glamour. Su padre biológico, interpretado por John Hurt ni se habla con su ex esposa (Charlotte Rampling), quien festeja brindando una de las mejores escenas del film, un discurso pre casorio excepcional.

Justine es melancólica, casi depresiva. No se acerca a su nuevo y flamante esposo, lo esquiva, reacciona de una manera muy tranquila ante el posible evento que está por suceder. Por el contrario, Claire, es lo opuesto, una mujer preocupada por su hijo, que piensa que correr por buscar refugio pueda salvarlos de la inminente tragedia a punto de suceder. Los animos, los comportamientos son diversos y Von Trier puntillosamente los exhibe con las cuidadas secuencias filmadas a más de 24 fotogramas por segundo, música incidental por detrás y una historia chata con un trasfondo de impacto esperable de un film de Roland Emmerich.

Link a conferencia de prensa:

http://www.festival-cannes.com/es/mediaPlayer/11391.html

Loverboy de Catalin Mitulescu (Un Certain Regard)

Un joven veinteañero seduce mujeres para luego presentarlas a sus amigos, en una especie de trueque implícito para que éstos tengan sexo. El bar es el lugar de reunión, donde Luca se convierte casi en un proxeneta, un vago…

Algún día las cosas se terminan. Cuando conoce a Veli, una chica un tanto alejada de las salidas, con un padre demasiado bruto, machista y un clan de hermanos de similes características. Pero como muchas veces, el peligro atrae, Veli se ve atraída hacia Luca, el loverboy y viceversa. Empieza una historia de amor de la que difícil se torna para ambos zafarse de la misma. Luca jamás había amado y para Veli, todo el panorama era algo nuevo.

Es muy creíble la situación y el desenvolvimiento que los personajes principales transitan, la falta de dinero lleva a Luca y con el consentimiento de su pareja a prostituirse para ganar dinero y pagar las deudas de su cónyugue.

El film rumano de Catalin Mitulescu presenta valorables aportes a la cinematografía de su país, un film poco usual y muy distante del nuevo cine rumano de exponentes como Cristi Puiu, Corneliu Porumboiu o Cristian Mungiu.

Oslo, August 31st de Joachim Trier (Un Certain Regard)

Sin relación con el Trier de la controversia del día, Joachim presenta su segundo largometraje en la sección Un Certain Regard. Film sobre un joven llamado Anders (interpretado por Anders Danielsen Lie), quien culminando la etapa de reinserción a la sociedad debido a integrar un programa de rehabilitación de drogas, se ve envuelto en que la vida cotidiana no ayuda a la  moción que se propuso instaurar para su nueva vida. Idas y venidas, discusiones entre amigos, peleas en bares y reincidencia.

Trier sobriamente intenta reflejar la vida de un treintañero conflictuado, dentro de sus herramientas incursiona en la utilización de super 8 y 16 mm, grabaciones caseras en Oslo, vinculadas a los cambios generacionales en la ciudad, recuerdos de mayores sobre tiempos que dejaron huellas en sus memorias. Sin una narrativa atractiva, más cercana al fastidio, Oslo, August 31st es una rareza de film como para ser incluido en esta sección que este año no ha dado más que una baja calidad de films considerando el promedio de años anteriores.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.