Coberturas Anteriores

17.05.12
65º Festival de Cannes

65º Festival de Cannes – Diario Nº1

alt

Cobertura exclusiva desde Cannes por Jose Luis De Lorenzo

Miércoles 16 de mayo.

Por tercer año consecutivo, A SALA LLENA transita la alfombra roja y croisette del destacado Festival de Cine de Cannes, considerado el “de mayor importancia” del mundo. Se trata de la 65º edición, para la cual se ha elegido como imagen representativa a la emblemática Marilyn Monroe, en el año del 50º aniversario de su fallecimiento. El festival no presenta cambios significativos en materia de organización; la acreditación para prensa y el acceso a las funciones sigue con un método organizativo de distinguidas características y profesionalismo.

Se accede a las funciones mediante una tarjeta plástica con código de barras y categorías de colores para indicar nivel de acreditación de medio (prensa gráfica, web, radial y antigüedad).

Como destacamos en coberturas anteriores, en Cannes se hace notoriamente visible la confluencia colectiva de distintas culturas y religiones, como así también de géneros y movimientos cinematográficos. Esto se evidencia en la selección de films de las diversas competencias, principalmente la Competencia Oficial, en la que no se dejan de lado las problemáticas actuales.

Los homenajes (como de costumbre) a realizarse en Cannes no son menores; se exhibirán en el marco del Cine en la Playa y con motivo del 50º aniversario de la aparición en pantalla de James Bond -el mítico agente de espionaje-. También se realizarán proyecciones de los films Dr. No, Casino Royale, Los Diamantes son Eternos, De Rusia con Amor y Al Servicio Secreto de su Majestad, dignos ejemplos de la colección Bond. Además se proyectarán, en la sección Cannes Classics, copias restauradas de Tiburón, Lawrence de Arabia, Erase una Vez en América, Tess, Viaje a Italia y Cleo de 5 a 7.

Se dictarán tres “masterclass”, una a cargo del director Philip Kaufman, otra dictada por el músico Alexandre Desplat y la última a cargo del actor Norman Lloyd (Saboteur).

La “presencia argentina” dentro del festival no solo está marcada por films en distintas competencias sino también por el crítico Luciano Monteagudo como jurado de la prestigiosa selección de Un Certain Regard, que tendrá como presidente al actor Tim Roth. Esta presencia se completa con films como Elefante Blanco, de Pablo Trapero, en la competencia denominada Un Certain Regard. Por partida doble, el director también presentará uno de los cortometrajes que integran el compendio 7 Días en la Habana. Villegas, de Gonzalo Tobal, se exhibirá en una función especial, y los films 3 e Infancia Clandestina integrarán la sección Quinzaine des Realizateurs. La Semana de la Crítica albergará al film argentino Los Salvajes, recientemente aclamado en BAFICI. Yeguas y Cotorras se exhibirá en el apartado de cortometrajes, mientras que en la sección oficial de cortometrajes encontraremos a Pude ver un Puma.

Semaine de la Critique (Semana Internacional de la Crítica) es una sección paralela a la Selección Oficial, creada independientemente en 1962. Tiene la función de descubrir a directores de todo el mundo y fomentar sus primeros y segundos trabajos. Quinzaine des Realizateurs (Quincena de Realizadores) es otra sección paralela.

La Camera D’Or (Cámara de Oro), premio al mejor debut cinematográfico, tiene como Presidente al director Carlos Diegues. Este premio es entregado al primer film dirigido por un realizador, de cualquiera de las cuatro secciones principales (Selección Oficial, Semaine de la Critique, Un Certain Regard o Quinzaine des Realizateurs). Este año, 25 son los films que pueden acceder a este premio, entre ellos los siguientes films argentinos: Villegas de Gonzalo Tobal, Infancia Clandestina de Benjamin Avila y Los Salvajes de Alejandro Fadel.

Con multipresencia actoral (Jason Schwarztman, Bruce Willis, Edward Norton, Bill Murray, Tilda Swinton), la última realización del director Wes Anderson ha sido seleccionada como film de apertura del Festival de Cannes. No es raro que la troupe haya aparecido “en patota” para acaparar todos los flashes de la photo call del día y llenar la sala de conferencias.

alt

Wes Anderson en plena conversación con Thierry Fremaux, director artístico del festival.

Film de Apertura:

Moonrise Kingdom, de Wes Anderson (Fuera de Competencia)

Como en todo su haber cinematográfico, Anderson diseña puntillosamente cada pequeño detalle técnico, artístico y de puesta en escena. Los planos iniciales de Moonrise Kingdom recorren los interiores de un hogar para ubicar al espectador en las distintas habitaciones, halls y salas de star, permitiendo así ver cómo se interrelacionan los integrantes de la disfuncional familia Bishop, isleños de Gran Bretaña durante 1965.

Sam es un niño huérfano y boyscout de 12 años de edad que se encuentra entre los más talentosos del grupo, cuyo jerarca, interpretado por Edward Norton -un verdadero adulto adolescente-, toma al extremo la experiencia de ser scout e impone fervientemente a los demás integrantes las herramientas necesarias para vivir en una comunidad de esas características. Sam conoce a Susy Bishop (hija de Murray y McDormand); juntos idean un plan de fuga y, a partir del momento en que lo llevan a cabo, toda la comunidad (cerrada) de la isla debe emprender una ardua búsqueda.

Anderson ya lo había encarado en Tres son Multitud (Rushmore) o Los Excéntricos Tenenbaums: presentar un abanico de personajes muy numerosos y variados. En este caso, estamos ante un film visiblemente fragmentado, de esos en los que las meras subdivisiones sirven para desarrollar a cada uno de los personajes e ir entrelazándolos con artilugios de guión o por medio de un personaje (reminiscente de Jacques Cousteau en apariencia), interpretado por Bob Balaban, quien, a su vez, aporta voz en off.

La experiencia de ver la tierna Moonrise Kingdom se embellece gracias a la música de Alexandre Desplat, con participación de Mark Mothersbaugh, y a la construcción realizada para que cada escena tenga una ubicación de objetos, vestuario y color sincronizados, además de la característica comicidad de los gags que suele imprimir Anderson.

La historia de amor entre dos niños logra hacer visibles las flaquezas de las relaciones entre mayores, la más rica de las cuales tal vez sea la encarnada por Bruce Willis, que interpreta al sheriff no correspondido sentimentalmente.

alt

delorenzo@asalallenaonline.com.ar

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.