Coberturas Anteriores

26.05.12
65º Festival de Cannes

65º Festival de Cannes – Diario Nº9

alt

Cobertura exclusiva desde Cannes por Jose Luis De Lorenzo.

Jueves 24 de mayo.

Los abucheos plagan Cannes.

Con la proyección de On the Road y The Paperboy se inició una ola de abucheos generalizados en Cannes. Esta modalidad es característica del festival cuando un film no es del agrado de la audiencia -integrada mayoritariamente por prensa mundial-; a veces, se genera incluso una confrontación entre abucheos y aplausos.

Es muy común que en las coberturas del festival por parte de los medios se haga hincapié en esta cuestión (el abucheo o aplauso masivo). Constituye una de las primeras conversaciones que se mantienen en los pasillos a la salida de la primer pasada de un film en la función de prensa. En cierta medida, es como la primera impresión que se tiene del film, aunque no sea la personal.

Este abucheo muchas veces no se condice con la impresión que la película termina causando en el jurado. En otros casos, por culpa del abucheo de un grupo minoritario, empiezan a circular noticias negativas que hasta podrían llegar a lapidar un film; un ejemplo de eso fue el caso de La Mujer sin Cabeza de Lucrecia Martel años atrás.

En el día de hoy, los abucheos no cesaron y tuvieron lugar en dos presentaciones con algo en común: los films están basados en novelas (de Jack Kerouac y Peter Dexter). Según el parecer de varios, son dos novelas difíciles de traspasar al cine. ¿Puede cualquier obra literaria tomar forma cinematográfica?

En Competencia:

On the Road, de Walter Salles y The Paperboy, de Lee Daniels

Intento juntar a ambos films debido a los tantos puntos en común que encontré entre ellos, incluso la calificación personal que les puse.

Ambas cuentan con un cast de renombradas estrellas hollywoodenses: John Cusack, Viggo Mortensen, Nicole Kidman, Matthew McConaughey y los jóvenes Zach Efron (High School Musical), Kristen Stewart (Adventureland, Crepúsculo) y Garret Hedlund (Tron: El Legado).

El primero, dirigido por el brasilero Walter Salles, considerado de un talento enorme por estos lugares. El segundo, dirigido por el señor Lee Daniels, de quien conocimos otra obra horrible denominada Preciosa.

La repercusión de un film tan banal como resultó ser Preciosa, por más que haya logrado ser un éxito de taquilla y obtener premios internacionales, lleva a figuras como John Cusack y Nicole Kidman a confiar en productos como The Paperboy, actores que al menos salen ilesos de esta olvidable experiencia. Hay incluso una escena escatológica en la que Kidman orina sobre la cara de Efron. El film trata sobre un convicto (Cusack), de quien se quiere probar su inocencia; en el medio está Charlotte (Kidman) como objeto de deseo entre el convicto y Jack (Efron). Una vez resuelto el primer conflicto del film se pasa instantáneamente a un segundo conflicto, que termina por definir, en un recuento de pocos minutos, lo que en casi dos horas no se pudo.

Por otro lado, On the Road tiene como desventaja el hecho de transcurrir casi en su totalidad dentro de medios de locomoción, justamente como su título lo indica (“en la ruta”). Uno bien podría argumentar que éste es uno de los puntos difíciles de trasladar al cine, una obra ambientada en un lugar cerrado, pero eso no puede servir más que como una excusa. Otro film presentado en competencia posee exactamente la misma premisa pero con mejores resultados: Cosmopolis de Cronenberg, que también transcurre dentro de una limusina.

Dos films que sinceramente no deberían integrar una Competencia Oficial, por más que ciertos nombres puedan atraer los flashes de Cannes.

alt

alt

Proyección de “Tiburón”, copia remasterizada en 4K digital en Cinèma a la Plage.

UN CERTAIN REGARD

En Competencia:

Le Grand Soir, de Benoir Delépine, Gustave Kervern

De los directores de Aaltra y Mammuth llega una nueva comedia francesa que expone de manera inteligente las consecuencias de la crisis actual europea causada por la recesión económica.

Dos hermanos, uno autodenominado “el último punk francés”, y el otro, empleado ejemplar de una tienda de colchones. Inicialmente mostrados como opuestos tras el divorcio y desempleo del segundo, ambos demuestran tener más cosas en común que solo un apellido.

El film muestra la experiencia de estar en la calle sin un peso y pasar los días, lo que para uno de ellos sería “sobrevivir” y para el otro, “pasar un día normal”. La película sirve como denuncia del modo de vida actual, plagado de consumismo; la dificultad de poder sonseguir y mantener un trabajo; los puestos laborales vigilados por circuitos cerrados de tv o dispositivos digitales de grabación, como puede ser una simple cámara de fotos (algo también propuesto en el film De Rouille et D’Os de Jacques Audiard presentado en este festival).

alt

Fuera de Competencia:

Ai to Makoto (For Love’s Sake), de Takashi Miike

Un culebrón callejero con subgénero musical…

Takashi Miike, director de trabajos de horror como Audition o Ichi the Killer, agrega un nuevo desafío a su flamante carrera: conjugar el género musical con trompadas callejeras y el amor entre diferentes clases sociales.

Visto como un film de pandillas, en el que buenos y malos compiten por el amor de una mujer, las reminiscencias narrativas y visuales que me vienen a la mente son de The Wanderers, Calles de Fuego o Los Guerreros. El arte de For Love’s Sake está plagado de colores vibrantes, fluorescencias y tubos de neón, y estereotipos en el vestuario como camperas de cuero, cadenas y cabellos largos.

El nuevo film de Miike trata sobre una adolescente de familia adinerada que se enamora perdidamente y se obsesiona con el pandillero de turno, un rebelde y marginado social que vive de esta manera debido a la falta de cariño de su madre, ausente durante su infancia. Ahora, también hay otro hombre obsesivamente enamorado de ella, y así es como se genera un trío con desencuentros, enfrentamientos y disputas.

Miike siempre contó con un exceso de violencia gráfica que acá es reemplazada por el humor, sobre todo en las letras de las melodías que tienen que ver con lo que está aconteciendo. Cuando uno menos lo espera, un actor que está en escena arranca con una canción y muestra gran destreza en el baile, cual musical de Jacques Demy.

Miike es un “siempre considerado” en Cannes, y su film se presentó fuera de competencia en función de trasnoche. En dicha función ya se exhibió la olvidable Dario Argento’s Dracula y, el próximo sábado, se verá la remake del film Maniac, protagonizado por Elijah Wood.

alt

Io e Te (Me and You), de Bernardo Bertolucci

Film menor dentro de la filmografía de Bernardo Bertolucci, en el que intenta contar la historia de dos hermanos adolescentes que comparten un padre en común, ausente en la vida de ambos.

Lorenzo está a punto de comenzar sus experiencias sexuales y constantemente discute con su madre cuando le hace preguntas inoportunas, generando una tensión sexual que se propaga a lo largo del film.

Al salir de vacaciones, éste prefiere confinarse dentro de una casa de familia alejada y abandonada, casi un sótano donde apenas entran algunos haces de luz. Inusitadamente, Olivia cae de visita en la casa, mantiene una conección con él y empieza a sentir cierta envidia (el padre las había abandonado a ella y a su madre cuando comenzó la relación con la madre de Lorenzo). Ella oculta una adicción de la que Lorenzo se hace bastante cargo, lo que genera que el lazo entre ambos se fortalezca.

El film no se dirige hacia ningún lugar definido; si bien es lineal en su estructura narrativa, nos mantiene atentos con las tajantes conversaciones, al punto de que todo el tiempo creemos que algo terrible va a suceder.

Esta película de Bertolucci no está a la altura de sus trabajos previos pero no por eso opaca su gran carrera cinematográfica. 

alt

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.