Coberturas Anteriores

19.05.13
66° Festival de Cannes

66° Festival de Cannes – Diario N°1

Cobertura
exclusiva desde Cannes, por Jose Luis De Lorenzo

Miércoles
15 de mayo

Un año
atípico en las competencias oficiales llegó al Festival de Cannes.
Principalmente, podríamos adjudicarlo a la situación económica que atraviesa
Europa en estos momentos, de ahí que la necesidad de proteger a sus propias
producciones no sería una idea del todo descabellada. Es así como la presencia
latinoamericana en el festival considerado “número 1” en materia
cinematográfica es casi nula y las propuestas europeas ocupan casi todos los
casilleros disponibles en los listados de selección. Cannes funciona como un
gran mercado, la vidriera cinematográfica del mundo y, si vamos a vender,
“mejor ofrezcamos lo que tenemos”, parece haber sido el lema.

No
faltará la presencia de estrellas, ¿divas?, espectadores haciendo largas colas
por día para ver quiénes salen de las limusinas que se acercan al Gran Teatro
Lumiere, una constante en Cannes.

Como
cobertura por cuarto año consecutivo para el medio A SALA LLENA, el relax y
disfrute será el objetivo en esta ocasión. El interrogante de seguir
minuciosamente La Competencia Oficial y Un Certain Regard o elegir las
paralelas Semana de la Crítica y Quincena de Realizadores ha devenido
justamente en mi pequeño aprendizaje de que no hay que quedarse con el impacto
de los flashes sino tratar de hacer una búsqueda como espectador. Si no lo
hubiera hecho, años atrás me habría perdido de ver una película como Take Shelter, frente al pirata
interpretado por Johnny Depp, o frente ver a Nicole Kidman por la pasarela
antes de una conferencia de prensa.


SELECCIÓN
OFICIAL:

Film de
Apertura:

El Gran
Gatsby (3D) (The Great Gatsby)
, de Baz Luhrmann (Fuera de Competencia)

El Menor
Gatsby…

Este año,
la selección del film de apertura en el Festival de Cannes recayó sobre la obra
de F. Scott Fitzgerald, una versión neo pop sin mucho atractivo dirigida por el
australiano Baz Luhrmann, aquel que presentara años atrás (también como
apertura) la ecléctica Moulin Rouge!
La presencia de un actor de la talla de Leonardo DiCaprio en el elenco, al
final de cuentas, suma mucho y genera atención y expectativa.

El Gran Gatsby ha sido revisitada
innecesariamente, de manera aburrida y despojada del carácter dramático con el
que una novela como esta podría contarse. Luhrmann se vale de elementos ya
utilizados en sus films anteriores. Podemos recordar a Christian, el escritor
melancólico de Moulin Rouge!,
interpretado por Ewan Mc Gregor, con voz en off relatando por completo lo que
estábamos a punto de ver, con grandes similitudes con el Nick Carraway de Tobey
Maguire; las idas y vueltas de un amor no correspondido; el celo del millonario
de turno (el Tom Buchanan de Joel Edgerton vs. El Duque de Richard Roxburgh);
las fiestas grandilocuentemente atractivas pero sin sentido de Romeo+Julieta donde todo era lujuria
frente a las divertidas competencias de baile de salón de Strictly Ballroom; los decorados despojados de sencillez; el
glamour en demasía.

Poco se
sabe de Gatsby, de sus comienzos, ya que se quiere presentarlo como el “hombre
incógnita”, una especie de Orson Welles que entra en escena tardíamente para
cautivar el corazón de la simplona Daisy (Carey Mulligan). El recelo conduce a
un desenlace por demás estúpido, en el que un incidente cobra vida (o muerte)
para hacer entrar en escena al hombre sucio (marido de la víctima muerta a
manos de los dos amantes), casi de manera increíble, en una mansión impoluta,
como si se tratase de un acto operístico.

En otro
orden, el efecto tridimensional solo sirve para exaltar los minutos de títulos
iniciales. Después, brilla por su ausencia.


Link a
conferencia de prensa de presentación de El Gran Gatsby:

http://www.festival-cannes.fr/es/mediaPlayer/12794.html

delorenzo@asalallenaonline.com.ar

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.