Coberturas Anteriores

23.05.13
66° Festival de Cannes

66° Festival de Cannes – Diario N°3

alt

Cobertura
exclusiva desde Cannes por Jose Luis De Lorenzo

Domingo
19 de mayo

SELECCIÓN
OFICIAL:

Inside Llewyn Davis, de Ethan y Joel Coen

El cine
de los hermanos Coen suma a su filmografía una película con similitudes con Sweet
and Lowdown
de Allen, correcta en su concepción. Los Coen se valen de diálogos
y situaciones cómicas para hacer llevadera la artificial biografía de Llewyn
Davis, un músico residente en Nueva York a quien el costo de vivir en la gran
ciudad le resulta demasiado caro. La relación con su ex (Karey Mulligan) se
reduce z tocarle el timbre a cualquier hora para seguir pidiéndole cualquier
cosa, principalmente alojamiento, dinero y comida. Inside Llewyn Davis presenta la vida de los pequeños nightclubs
alternativos, donde el folk predomina y, independientemente del talento, se
aplaude hasta a una ama de casa ejecutando un instrumento autóctono. Sin ir más
lejos, se subraya la presencia de una mínima aparición de un tal “Dylan”.

Llewyn es
asediado a la salida de sus presentaciones por un personaje que constantemente
lo golpea, al igual que la vida, y le marca, una y otra vez, que no nació para
esto.

Dentro de
la filmografía de los directores, éste es un film menor, apoyado en pequeñas
participaciones de popes actorales como John Goodman y F. Murray Abraham.


Like
Father, Like Son
, de Kore-Eda Hirokazu

Kore-Eda
vuelve a retratar una historia familiar, como hiciera con Nobody Knows o Still Walking.
En esta ocasión, la trama se centra en dos parejas a las que se les avisa que
sus hijos han sido involuntariamente intercambiados en el hospital al nacer. Se
plantean así las notables diferencias entre una familia adinerada y una más humilde,
los distintos tipos de crianza, de involucramiento y exigencia frente a los
niños. Mediante un litigio judicial, se busca la mejor manera de restituir cada
niño a su familia original, cuestión sobre la que Kore-Eda se detiene
meticulosamente. También se desliza el hecho de que los genes pueden determinar
las conductas futuras como el desempeño profesional, lo que se pone en
evidencia del lado de la pareja más fría, constituida por el empresario exitoso
que traslada asuntos de su propia infancia a su hijo.

Sin caer
en golpes bajos ni resoluciones abruptas, el film deambula por la nueva
estructura familiar por la que deberán transitar ambos niños, y el hecho de tener
que contar con dos familias sin cortar los lazos afectivos.


alt

Shield of
Straw
, de Takashi Miike

Dentro de
la filmografía de Miike podemos encontrar las propuestas más variadas, desde el
gore extremo hasta un musical, una historia romántica o incluso una historia
policial con moralina. Aquí se retrata algo ya muchas veces visto y planteado: Shield of Straw o Wara No Tate trata sobre el homicidio de una menor, seguido del
ofrecimiento de recompensa por parte del millonario abuelo para todo aquel que
entregue muerto al captor.

El film
gira alrededor del policía que deberá resguardar al asesino una vez capturado,
enfrentando a toda una sociedad conmocionada por la exposición en noticieros y
la abundante suma de dinero ofrecida. La doble moral juega en cada minuto de
metraje, planteando hasta dónde llegará el personaje principal para no
quebrantar su palabra. El film tiene muchos puntos de conexión con obras como El Fugitivo, Money Train y varias del fallecido y admirado Tony Scott.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.