Coberturas Anteriores

cannes-balance2
67º Festival de Cannes

67º Festival de Cannes – Balance

El festival de cine más importante del mundo. Una frase hecha a la hora de referirse a Cannes, pero hay que estar allí para comprobar la verdadera dimensión de ese concepto. Y A Sala Llena pudo comprobarlo por quinto año consecutivo, en la 67 edición de este Mundial del séptimo arte.

Más que una ciudad, Cannes es otro planeta. Un planeta de playa, glamour, celebridades, cine, cine en cantidades abundantes, cine para todos los gustos.

Una edición que, en diferentes secciones, reunió a los nombres más prestigiosos, desde leyendas vivientes como Jean-Luc Godard hasta el juvenil Xavier Dolan, pasando por David Cronenberg, Ken Loach, Tommy Lee Jones, Olivier Assayas, Mathieu Amalric, los hermanos Dardenne, Asia Argento y Bertrand Bonello, entre otros. En la mayoría de los casos no resultaron ser sus nuevas obras cumbres, pero siempre es un placer verlas en sus estrenos exclusivos.

Además, como de costumbre, permitió vislumbrar los films que seguirán protagonizando premiaciones como el Oscar, empezando por Foxcatcher, que le permitió a Bennett Miller ganar el premio por Mejor Director, y Mr. Turner, de Mike Leigh, por la que Timothy Spall obtuvo una distinción por Mejor Actor. Y ya que nos referimos a las premiaciones, la tan codiciada Palma de Oro recayó en Winter Sleep, lo nuevo del cineasta turco Nuri Bilge Ceylan; el film más largo de la selección oficial –tres horas y dieciséis minutos-, pero también uno de los favoritos del público y la crítica.

Es cierto que nadie llama la atención tan inmediatamente como los astros Hollywoodenses y europeos. En las conferencias de prensa pasaron figuras de la talla de Nicole Kidman (protagonista de Grace de Mónaco, película de apertura), Tim Roth, Cate Blanchett, John Cusack, Steve Carell, Marion Cotillard, Channing Tatum, Ryan Reynolds, Julianne Moore, Willem Dafoe, Juliette Binoche, Mark Ruffalo, Chlöe Grace Moretz y más. Algunos, pese al protocolo y la seguridad del Palais, accedieron a firmar autógrafos y sacarse fotos estilo selfie.

Hubo eventos especiales, como la proyección de la copia remasterizada de El Loco de la Motosierra, clásico fundacional del cine de terror, a cuarenta años de su estreno. En una sala repleta, los fanáticos festejaron con cada aparición de Leatherface, el asesino de la historia, y aplaudieron sin parar a Tobe Hooper, el director, quien fue presentado por el danés Nicholas Winding Refn. Aunque el homenaje que acaparó las miradas tuvo que ver con Quentin Tarantino y Tiempos Violentos (aunque todos la conocemos mejor por su título original: Pulp Fiction) A veinte años de su paso por el festival, donde ganó la Palma de Oro, hubo una proyección en las funciones de la playa, con la presencia del histriónico director y de John Travolta y Uma Thurman. Enorme y festivo momento para los cinéfilos allí presentes.

Pero sin dudas, el Festival de Cannes 2014 quedará en la historia por tener una importante participación del cine argentino. Relatos Salvajes, el tercer y muy esperado largometraje de Damián Szifrón, fue ovacionado durante diez minutos luego de su proyección en la premiere mundial, y si bien no se llevó premios de la Competencia Oficial, pudo ser vendida a todo el mundo y las estupendas críticas aumentaron las expectativas para su estreno comercial el 14 de agosto. En cuanto a Un Certain Regard, tuvo como presidente del jurado a Pablo Trapero y la participación de Jauja, de Lisandro Alonso. Esta epopeya intimista, protagonizada y producida por Viggo Mortensen, ganó el Premio FIPRESCI de la crítica internacional. No menos destacadas fueron las proyecciones de El Ardor, de Pablo Fendrik (Función Especial Fuera de Competencia), protagonizada por Gael García Bernal; Refugiado, de Diego Lerman (Quincena de Realizadores), y en la sección Blood Window -enfocada en el cine fantástico-, El Día Trajo la Oscuridad, de Martín Desalvo, y Naturaleza Muerta, ópera prima de Gabriel Grieco. La mejor prueba de que la producción cinematográfica nacional pasa por un momento muy interesante, con películas de estilos variados y calidad indiscutible, lo que les permite seguir trascendiendo fronteras.

Por el nivel de las películas y de los realizadores, por su organización e infraestructura, por salas descomunales que magnifican la experiencia de ver un film, por el clima tan especial que genera en esas calles y en todo el mundo (poniendo énfasis en el show, pero sin descuidar las cuestiones artísticas), el Festival de Cannes sigue siendo imbatible. Bien vale, al menos una vez en la vida, aterrizar en este maravilloso planeta y dejarse llevar por la experiencia festivalera cinematográfica definitiva.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

COMPARTIR

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0
Libria-Banner

© A SALA LLENA.