Coberturas Anteriores

20.04.10
BAFICI 12º Edición

Función de Clausura

 

 

Los Condenados de Isaki Lacuesta (Argentina – España / 2009) por Rodolfo Weisskirch

La elección para el cierre del Festival no podía ser más propicia. Porque así como Secuestro y Muerte era cine político sin explicaciones ni obviedades, Los Condenados retrata el tema de “desaparecidos” durante la última dictadura militar con una óptica distinta, y también con más preguntas que respuestas.

Filmada por el catalán Lacuesta se trata de una película intensa y atrapante, un drama llevado con pulso firme, buenos personajes y excelentes interpretaciones.

Los protagonistas son Martín (extraordinario Daniel Fanego) y Raúl (Arturo Goetz, confirmando que es uno de los actores más versátiles argentinos surgidos en los últimos años), dos amigos, que algún momento fueron miembros de un grupo “revolucionario” y pudieron escapar de una prisión militar en medio de la selva (misionera se supone, aunque fue filmada en Perú). Hoy en día, Raúl es antropólogo, y con la excusa de encontrar cadáveres de desaparecidos, en realidad busca a Ezequiel, el tercer amigo, del que nunca se encontró el cuerpo. Raúl le pide a Martín, que vive en España que regrese y lo ayude en la búsqueda. En medio de la selva se reencontrarán con Andrea (Leonor Manso), viuda de Ezequiel, que mantiene una relación tensa con Martín, y jóvenes antropólogos que empezarán aprender la diferencia entre la vida y la muerte.

Oscura, tensionante, se trata de una película especial, cuyo fin no es tanto tomar una posición política o juzgar el accionar de los protagonistas 40 años atrás, sino hablar del presente y las nuevas generaciones.  Reflexión y memoria. La excelente fotografía ayuda a mantener este clima ominoso, donde la tensión entre los personajes va in crescendo. Al fin, todos los secretos quedan revelados, pero un final abierto cierra este cuento, que da pie a la discusión.

Lacuesta no es el típico director que se mete en un tema ajeno, ya que uno podría leer la película como un simbolismo del conflicto de la ETA, o acerca de la búsqueda de cadáveres del franquismos. Es un película inteligente, con buen ritmo y buenas interpretaciones, sin discursos ni subrayados, que al menos deja un mejor sabor, que los ambiguos resultados que dejo el film de Filippelli. 

 

 

Los Condenados, de Isaki Lacuesta (Argentina – España, 2009), por Jose Luis De Lorenzo

 

Un grupo reducido de personas en la selva busca restos fósiles de otros integrantes del movimiento guerrillero al cual pertenecieron. Luego de varios años, los militantes se reencuentran con quien habría exiliado y factiblemente abandonado la causa. El regreso es tan festejado como controversial, hay heridas que no han cerrado, sucesos que no han sido develados, comprensión por unos, odio y recriminación por otros.

El regreso no es fortuito, el hombre  (Daniel Fanego) viene a cerrar una historia.

La lucha entre hombres por un ideal, suficiente y respetuosa en términos, transgresora al abarcar un tema complicado y de heridas que no cierran a través de generaciones.

Isaki Lacuesta, director español, se interesa por un tema acahecido en Argentina, sin dar nombres, describir lugares, un caso hipotético.

Una opción mucho màs coherente que Secuestro y Muerte, inexplicablemente elegida como film de apertura del festival.

 

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.