Coberturas Anteriores

04.04.11
Les Avant-Premiere 2011

77 Doronship

 

 77 Doronship (Francia / Argentina 2008) de Pablo Agüero.

Es obra la vi en el BAFICI 2009. Dos años atrás. No tengo un buen recuerdo de ella y admito que quizás debería haberle dado una segunda oportunidad. Aca transcribo mi opinión de entonces:

“La pretenciosidad de ciertos directores argentinos, ultimamente, me esta aburriendo. No son las peliculas en si las que me aburren, sino la intencion y la actitud.

Y lo peor de todo, un sector de la critica, demasiado creida, que defiende a estos “directores” como si fueran no solo el futuro de cineastas, sino el futuro del pais o de la humanidad. 77 Doronship no tiene absolutamente un plano que adular. Pelicula vista demasiadas veces. Un par de planos en el cementerio de París, un viejo desnudo y dos escenas oníricas bastante mal filmadas que tratan de construir algo que no está planteado (pero dejan picando que si esta pensado) es lo que no me cerro del debut de Aguero.

Exiliado, el director cuenta la historia de una mujer embarazada abandonada por un argentino. Un día le cae el supuesto suegro a la casa. Entre ambos no se entienden bien (ella es francesa), no existe vínculo real, el viejo es insoportable y la cría está a punto de salir. El viejo cuenta historias absurdas, es chamuyero, aburrido, y de ella solo tenemos información por medio de una voz en off (supuestamente del hijo en un futuro o del tipo que los abandono) que es redundante y monotona tambien. Previsiblemente la relación entre ambos irá mejorando. Pero como es una película del “Nuevo Cine Nacional” en espíritu y cuerpo, todo terminará de forma ambigua.

El hecho de que los “actores” no tengan estudios, esta vez resta a la verosimilitud, porque las interpretaciones no son muy logradas ni creibles. Algunos apuntes visuales y de montaje, que venden mejor la película, no ayudan a remantar un guión muy flojo, monótono, que al igual que muchos de los directores de su generación, miran más alto de donde está puesto el visor de la cámara”. (Esta última frase la cambié para no ser tan agresivo, se comprende que no me gustó).

 

 

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.