Coberturas Anteriores

24.04.10
MARFICI: 6ª Edición

PRESENTACION

 

 

 

A Modo de Presentación

 

Tomando en consideración que no pude asistir a la ceremonia donde se anunció la programación oficial de la 6º Edición del Festival de Cine Independiente de Mar del Plata, me tomo la libertad de hacer una breve introducción de la historia e importancia del Marfici.

El Marfici empezó hace 7 años atrás cuando el crítico cinematográfico Quintín decidió por motivos personales alejarse del Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires (BAFICI) y fundar su propio festival de cine independiente en la localidad marplatense.

La iniciativa fue mucho más interesante de lo que uno podía preveer. Más tarde, Quintin se alejaría también del MARFICI, y quedarían a cargo José Luis Jacobo (director general) y Miguel Monforte (productor ejecutivo), quiénes le darían la verdadera identidad marplatense al festival (el Internacional no pertenece, en sí, a Mar del Plata, aunque ahora se haya hecho responsable el Gobierno de Buenos Aires y la Intendencia del Municipio de Gral. Pueyrredon)

El festival empezó a traer aquel cine independiente que el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata y el BAFICI rechazaban, y dando a conocer a realizadores mucho más personales y desconocidos de lo que traían ambos festivales.

Se considera al Marfici, un festival “oveja negra”, lo cuál no es desprestigioso teniendo en cuenta que quizás sea el único festival importante que realmente prioriza un cine hecho a pulmón.

En su programación se pueden encontrar muchas secciones “malditas”, convive el culto con lo experimental, se da lugar a video clips, documentales y cortometrajes principalmente (de hecho no tiene una sección de que incluya competencia de ficción).

A lo largo de los años, dicho festival tuvo que enfrentar contratiempos: primero que el Internacional de Mar del Plata sea corrido en fecha. Se paso de Marzo a Noviembre, lo cuál ocasionó que el MARFICI no pueda celebrarse durante el año 2008 y tenga que ser movido a Mayo, y lo segundo, el hecho de quedar muy “pegado” al BAFICI (menos de un mes de diferencia).

¿En que sentido gana terreno el MARFICI? La programación: no solamente le da prioridad al cine nacional, sino al cine marplatense, del interior del país, y al que pertenece a cineastas cuya independencia es incluso desdeñada en el BAFICI. Mientras que este festival, apenas considera a Raúl Perrone, un cineasta más, el MARFICI le da un lugar especial. Y de eso se trata este festival: dar un lugar especial a un cine “marginalizado”. José Celestino Campusano, por ejemplo, empezó su camino en el MARFICI y después pudo despegar en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

Este año nos trae propuestas variadas, como por ejemplo la sección Cine Inusual, una muestra a cargo de Fabián Sancho y Silvia Romero, dedicado definitivamente a cineastas “malditos” contemporáneos. Si les gusta la sección recomiendo asistir al Festival de Cine Inusual del mes de Octubre.

O una muestra de cine argentino de horror: de Enrique Carreras a Narciso Ibáñez Menta.

Se podrán apreciar documentales de Taiwán, Chile y México (todavía la programación de estos, no se encuentra en la web oficial)

Se destaca dentro de la programación, la Sección Cine e Integridad, donde se exhibirán los documentales Diversidades I y II, de Marcos Janna y Sabrina Aguilera, donde se entrevista a personas con diferentes discapacidades, y se informa como viven el día a día, superan obstáculos diarios, los prejuicios y la discriminación.  También se muestran las películas El Último Día de Jonas Ferreyra y Nocturno, ambas dirigidas a la comunidad no vidente (y el público en general) realizadas por los tucumanos Martín Giner y Pablo Gigena como parte del proyecto “Una Película Sonora”.

También se dará una muestra de películas dedicadas a próceres de la historia latinoamericana, de San Martín a O Higgins. Se llama Cine del Bicentenario y estará a cargo del “crítico” uruguayo Alejandro Ferrari.

Guardo un grato recuerdo de una edición del MARFICI donde fui invitado, y todos los programadores e invitados se mostraron muy amables conmigo. Se trata de un festival íntimo, donde se nota el trabajo a pulmón, donde se cree en un cine independiente, cultural, con fines no comerciales.

Un Festival Independiente donde se pasan películas Independientes.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.