Coberturas Anteriores

14.03.13
Pantalla Pinamar 2013

Pantalla Pinamar 2013 – Diario Día 4

alt

Martes 12. Estamos casi en la mitad de la muestra, y es justo cuando mejor se pone. 

Por la mañana, conferencia de prensa de Alejandro Malowicki, director especializado en cine para chicos, que habló del libro que está preparando: Una Historia del Cine Infantil en la Argentina. Hizo un breve repaso de contenidos del material: los films argentinos sobre niños (no necesariamente infantiles),  pelis para niños y la autoría en estas obras, donde parece no notarse la visión del cineasta, y entrevistas a responsables de estos films.  Junto al libro presenta el documental. El libro será publicado en octubre y Malowicki promete presentarlo en la próxima edición de Pantalla Pinamar.  Además, habló del panorama del cine para chicos que se hace ahora.

Un rato después, conferencia de Rosa Vergués, realizadora española y representante de ESCAC, escuela de cine de Cataluña. Habló de cómo la institución brinda apoyo a los alumnos para hacer su primer largometraje. Se centró en Eva, producida por alumnos. Un hermoso film de ciencia-ficción. Contó sobre los cineastas que egresaron y triunfan como Juan Antonio Bayona, director de Lo Imposible. Para ella, los premios Goya ganado por ellos es como un Goya para la escuela. Contó brevemente el mecanismo de la escuela y la manera en que contribuye al desarrollo de los jóvenes realizadores.

Luego, conferencia de Silent City, donde la directora holandesa Trees Anna, con un estilo ameno y divertido, habló sobre los elementos autobiográficos de su film. De joven fue a Tokio a aprender a filitear pescado. Contó pormenores de la producción y, por supuesto, sobre el fileteo, los maestros y los discípulos y los choques culturales. Y reveló que la pelïcula no se rodó en Japón (salvo exteriores) sino en Luxemburgo debido a facilidades financieras. De hecho, el casting de actores orientales se hizo en Europa.

Una de las más esperadas fue la conferencia de Puerta de Hierro, en la que Vìctor Laplace vuelve a interpretar al General. Junto a su codirector y Victoria Carreras (interpreta a Isabel Perón) y Javier Lombardo (hace de Jorge Antonio), dio detalles del enfoque que se le dio a la historia y a la figura de Perón. El actor sostuvo que es muy complejo el personaje, ya que genera muchas cosas a favor y muchas en contra.

En cuanto a las proyecciones, esta jornada también incluye las películas que más expectativas vienen generando, especialmente las nuevas de Ken Loach y de Álex de la Iglesia. 

Puzzled Love
(Varios directores, España, 2011), por Matías Orta

Una joven pareja y sus idas y venidas durante un año. Una premisa sencilla, pero ejecutada de una manera poco usual: cada mes es contado en un cortometraje dirigido por un director distinto, y cada historia corta tiene un tono y una búsqueda estética diferente. Un corto parece una sitcom, otro es más inocente y tierno, otro tiene pantalla dividida… y casi todos incluyen sexo.
Se trata de un interesante experimento de estudiantes de la ESCAC, que no fue planeado más que para mostrar en la escuela. La buena respuesta posibilitó su recorrido por festivales.
Algunos cortos son mejores que otros, el resultado final es positivo y sirve para ir conociendo a las nuevas promesas del cine español.

alt

Tabu (Miguel Gomes, Portugal, 2012) Por Tomás M. Luzzani

Aurora es el eje de una película en dos partes, Paraíso y Paraíso Perdido, que transcurren en dos momentos distintos de la vida de ella. La primera parte narra sus últimos días, la segunda, es sobre su juventud, contada en tercera persona por la última persona que Aurora pidió ver. Ahora bien, el encanto del film no pasa por su historia, aunque es por demás interesante, sino por sus formas. Rodada en blanco y negro, y en 4:3, con grandes reminiscencias al cine silencioso de décadas pasadas, la película pasa por distintos géneros y estilos, sin perder una identidad propia, pues todo depende de la mirada de quién esté narrando en ese momento la historia.

La primera parte va y viene entre Aurora y su vecina, Pilar. El espectador conoce y acompaña a Pilar, una mujer cuya sencillez representa casi un opuesto a Aurora, y quién de a poco, se irá convirtiendo en el representante del espectador en la diégesis. La segunda parte es la narración de Gianluca. Nos encontramos con una historia casi silenciosa, acompañada por música, una sonorización ambiental y dramática, pero ausente de diálogos, los cuales son suplidos por la voz del narrador.

La variedad de recursos, la intensidad del relato, vuelven a Tabu una película que sorprende hasta el último momento, y es capaz de emocionar y hacer reír al mismo tiempo.

La Chispa de la Vida (Álex de la Iglesia, España, 2012), por Matías Orta

Roberto (José Mota) supo ser un creativo publicitario exitoso, pero ahora está desempleado y debe mantener a su familia. Luego de una fallida entrevista laboral, decide volver al hotel en donde pasó la luna de miel con Luisa (Salma Hayek), su esposa. Grave error. Primero, descubre que donde estaba el edificio ahora hay un museo. Segundo, dentro del lugar tiene un accidente en el que termina  con una vara de hierro clavada en la cabeza. Nadie se atreve a sacarlo, ya que podria ser mortal. Pronto tendrá a su alrededor periodistas, curiosos y empresarios inescrupulosos, con quienes Roberto tiene en mente sacar provecho de la situación para ganar algo de dinero.

Álex de la Iglesia vuelve a demostrar que es uno de los directores (de España, de Europa, del mundo) más personales, cinematográficos y audaces. Su nueva comedia negra y satírica se mete con la situación actual de la sociedad española, afectada por la crisis económica y la falta de trabajo.  Están las situaciones desopilantes y la incorrección política de siempre, aunque en un nivel más bajo que en otras de sus obras.

José Mota lleva muy bien el rol, que lo obliga a permanecer casi toda la película acostado en una posición incómoda. Salma Hayek cumple como la sufrida Luisa, pero, como en todos los films de realizador, son los personajes secundarios quienes se roban muchas escenas. 
Sin llegar a ser genial, La Chispa de la Vida sigue mostrando a un Álex de la Iglesia en buena forma y, de paso, sirve para conocer un poco más la problemática de los españoles.

La Parte de los Angeles (The Angel’s Share, Ken Loach, 2012) por Tomás M. Luzzani

Loach nos transporta a Glasgow, para que conozcamos a Robbie, un joven que está tratando de salir adelante y reestablecer su vida, después de haber tenido varios problemas con la ley. Luego de un incidente, es condenado a trabajo comunitario, mientras, se prepara para ser padre, sin embargo los fantasmas de su pasado, lo vienen a buscar de forma constante, y tratará de encontrar la forma de poder hacerse cargo de su familia y llevar adelante una vida normal.

Lo que podría ser con total facilidad un melodrama, Loach lo toma como una comedia ligera, con algunos momentos de tristeza. La belleza de su cine está en que no juzga a sus personajes, sino que los acepta como son. Ken es la clase de director admira a los personajes por sus virtudes, pero los ama por sus defectos, y en La Parte de los Angeles se percibe claramente.

La sencillez de los personajes y las pequeñas, pero originales, vueltas de tuerca, hacen que La Parte de los Angeles se vuelva encantadora. Tal vez esté lejos del Loach más grandilocuente y efectivo, pero esta obra lo muestra capaz de adaptarse y acercarse a una generación que tal vez no lo conozca, pero que debería escucharlo, puesto que Ken los plasma en la pantalla mejor, incluso, que algunos cineastas más jóvenes de renombre.

alt

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.