Coberturas Anteriores

19.04.14
Pantalla Pinamar 2014

Pantalla Pinamar 2014 – Día 7

Viernes 14 de marzo.

Pantalla Pinamar se acerca a su fin. Pero el público no deja de sacarle el jugo.

La primera conferencia del día estuvo dedicada a Ulises, Un Alma Desbordada, documental sobre el mítico actor Ulises Dumont, a cargo de su amigo Eduardo Calcagno. Contó de su relación con el intérprete de clásicos como Tiempo de Revancha, sus comienzos como realizador (pasó de ser crítico de cine a director de documentales y avisos publicitarios) y su llegada al largometraje gracias a Fuiste Mía un Verano, con Leonardo Favio. Por supuesto, puso énfasis en su vínculo con Dumont, un amigo al que ponía en cada película: “Con Ulises siempre hablábamos de la vida. Cada charla con él era algo rico”.

A continuación conferencia de Bolishopping, película nacional sobre bolivianos que son explotados en una fábrica textil clandestina. Estuvieron presentes el director Pablo Stigliani, el productor Mariano Mouriño y Juan Carlos Anduviri, el protagonista. Stigliani comentó que la idea surgió de su juventud, cuando estudiaba con compañeros bolivianos y pudo conocer familias de esa nacionalidad. Recalcó que la película está inspirada en hechos reales (contaron con ayuda de una ONG), y hasta fue filmada en un taller clandestino verdadero. El actor dijo que, interesados por la temática, hay mucho interés en Bolivia de que la puedan estrenar pronto allá. Anduviri destacó el apoyo del INCAA a las películas argentinas y que eso no sucede en la industria cinematográfica boliviana, ni siquiera para financiar cortometrajes.

Le siguió la conferencia de la francesa Violette, que estuvo representada por su director, Martin Provost. Contó pormenores de la producción y cómo forman un díptico con su película anterior, Seraphine. Habló de la obra de Simone de Beauvoir que la inspiró y del recorrido de la película. Y adelantó su próximo proyecto: una película de animación para adultos.

Luego llegó la entrega de la Piña de Alpaca a las diez distribuidoras que más contribuyeron con películas para el festival. El reconocimiento estuvo a cargo de Carlos Morelli, quien agradeció a estas empresas por permitir que el festival pudiera seguir creciendo. Destacó, entre otras cosas, que muchos distribuidores -la mayoría independientes- fueron cruciales para adelantar convenios. Tras estas palabras introductorias, se procedió a distinguir a empresas como Sony, CDI Films y Zeta Films.

Por último, conferencia de Fermín. Los directores Hernán Findling y Oliver Kolker respondieron preguntas sobre esta producción nacional ambientada en las oscuras épocas de 1976, que incluye tango y judaísmo. Hablaron del trabajo con Gastón Pauls, Héctor Alterio y Emilio Disi, quienes le agregaron mucho a sus personajes. Un servidor le preguntó a Findling por sus largometrajes anteriores, que pertenecían al género de terror para el mercado extranjero, y cómo fue pasar del terror al drama. El director contó que la idea de Fermín surgió en el rodaje de una de aquellas películas y que no importa el género sino contra historias que uno sienta: “El punto es hacer cine y emocionar a la gente”.

 

Joven y Bonita (Jeune et Jolie, François Ozon, 2013)

Puede gustar o no, pero no caben dudas de que Francóis Ozon sigue siendo uno de los más importantes autores del cine europeo actual.

En esta oportunidad nos presenta a Isabelle (Marine Vacth) una adolescente de familia acomodada que encontró la manera de ganarse su propio dinero: prostituyéndose para hombres igual de poderosos e influyentes. Un secreto que permanece a salvo, hasta que unos de los clientes muere y queda al descubierto. A partir de allí, la joven deberá lidiar no sólo con la ley sino con el punto de vista de su familia y quienes la rodean.

Para no perder la costumbre, Ozon vuelve a mostrar el lado más oculto de ese festín de sonrisas e hipocresía que es la burguesía francesa, donde la basura es escondida debajo de la alfombra. Y una vez más, explora tabúes relacionados con la sexualidad. Isabelle es ardiente, pero también lo son sus amigos y hasta su hermano preadolescente. Por supuesto, las escenas de alcoba están a la altura de lo que prometen, y al servicio de guión llevado por el lado del drama familiar con elementos de thriller.

Joven y Bonita, otra joyita para los Ozonófilos.

 

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.